DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 ABR 2009

Una ayuda necesaria

Partimos en nuestra cita mensual en esta columna de una serie de axiomas ampliamente aceptados: la tecnología es la clave para salir de la crisis; las pequeñas y medianas empresas, al igual que las de mayor tamaño, deben invertir en TI para asegurarse el futuro en base a la mejora de su productividad; la financiación es uno de los problemas que ha traído esta crisis; las PYMES sufren más que las grandes empresas por la falta de recursos económicos a la hora de realizar inversiones; las administraciones públicas deben poner su granito de arena para ayudar a las empresas a ser más competitivas mediante la implementación de las TIC en sus estructuras y estrategias…
Podríamos seguir indefinidamente recordando verdades que todos sabemos y asumimos, pero este mes hemos querido poner nuestro granito de arena para ayudar. Evidentemente, no somos una entidad bancaria que pueda hacer llegar fondos a las empresas, ni somos parte de la Administración Pública como para generar ayudas y programas marco alrededor de la tecnología, ni, evidentemente, tenemos la capacidad para ofrecer a las empresas líneas estratégicas para reducir sus costes incrementando su productividad, pero sí somos una herramienta de comunicación, y ahí sí podemos aportar, en lograr que los mensajes del punto A lleguen claros y lo suficientemente altos al punto B.
Por tanto, la idea inicial era trasladar la información sobre subvenciones oficiales para la compra de tecnología, por una parte, a las empresas que pueden beneficiarse de ella, pero, especialmente, a aquellas que tienen que aconsejar y orientar a éstas, que pueden incorporarlo como otro servicio de valor añadido en su relación con sus clientes. El canal, por tanto, puede ser un beneficiario directo de estas ayudas, y no sólo porque puede optar a ellas, sino porque puede ayudar a su cliente a encontrar la financiación necesaria para acometer una parte más o menos grande del proyecto que se traen entre manos.
El problema, como suele ocurrir en estos casos, suele ser la cantidad de información existente y la necesidad de trasladar la esencial. De ahí que quisiéramos empezar nuestro repaso de fuera hacia dentro, esto es, desde las subvenciones de la Unión Europea hasta las de las comunidades autónomas, pasando, cómo no, por las ministeriales. Sabemos que nos dejamos en este repaso las ayudas locales y comarcales, pero tradicionalmente la labor informativa de las entidades públicas, cuanto más pequeñas, más efectiva es, porque los interesados tienen con ellos un contacto más directo.
Nuestra intención con estas páginas no es sacar a todo el mundo de la crisis, ya nos gustaría, sino poner un granito de arena para ayudarles a que la situación no sea tan negativa. Además de las ayudas y propuestas que les detallamos, les incluimos algunos enlaces para que puedan ampliar la información si lo consideran necesario, lo que nos permite recordarles también nuestra página web, www.dealerworld.es. donde podrán ampliar todos los contenidos que les ofrecemos en este número.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios