DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 OCT 2009

Un entorno profesional

El pasado 22 de septiembre se hacía realidad una promesa realizada por IFEMA el mismo día que daba por suspendida la edición de SIMO correspondiente a 2008: volver con energías renovadas y con una propuesta ferial que diera respuesta a las necesidades del sector y de la industria tecnológica en general. Mucho se escribió entonces y mucho escribiremos ahora sobre el epicentro del mundo tecnológico por unos días, pero ésta ha sido una edición de la feria que se merece algo más que unas cuantas líneas.
Para empezar, SIMO Network no es sólo una segunda parte, sino que es una digna heredera de lo que en su día fue SIMO, un punto de encuentro para el mundo de las TIC, independientemente de las cifras, los números, los metros y otros detalles menores. En ésta, como en cualquier feria, la valoración hay que hacerla en base a los que están, no a los ausentes.
El sector necesita una feria de referencia. Cierto es que existen muchas ferias más o menos específicas de sectores o actividades, que cuentan con más o menos respaldo del mercado, pero lo cierto es que difícilmente podremos convencer a la industria y a las empresas españolas de que inviertan en TI si el sector no es capaz de demostrar que tiene algo que aportar, y para ello nada mejor que una feria.
Pero esta vez ha sido diferente. SIMO Network ha sido una apuesta por el profesional, por el negocio, no por el visitante de consumo. Es una apuesta arriesgada en cuanto a que dentro del mundo de las TIC el mercado profesional es sólo una parte numéricamente más pequeña, pero, eso sí, en momentos como éste, más importante para la industria. El mundo del consumo tiene otros foros y otros espacios, pero el profesional necesita verse arropado en una feria diseñada por y para él, que atienda sus necesidades y que comprenda sus inquietudes.
La pregunta que surge, por tanto, es si SIMO Network hace bien en dar la espalda al consumo, como algunos opinan, pero desde la propia organización se ha contestado a esto diciendo que éste ha sido el primer paso de la refundación de la feria, y que se podrán ir pensando en otras posibilidades en años siguientes. Porque no podemos olvidar que las ferias, como cualquier otro elemento del mercado, no puede ser conservador, tiene que evolucionar y adaptarse al medio y a lo que los integrantes del mismo, ya sean expositores o visitantes necesitan. Desde nuestro punto de vista, el objetivo fijado se ha cumplido. En estos tres días se han establecido contactos que sentarán las bases de proyectos y negocios futuros, algo que SIMO Network ha posibilitado reuniendo profesionales.
En este momento SIMO Network, como el resto de la industria, necesita que rememos todos en la misma dirección. Pero esto no puede ser sólo una frase hecha, sino un compromiso de apoyo a las iniciativas que persiguen el bien común. Por eso IDG Communications decidió apoyar esta propuesta, porque es una forma de apostar por el futuro del sector.
Y por nuestra parte, ¿qué? Pues en esta edición el canal de distribución ha sido protagonista destacado, tanto por la celebración de unos premios otorgados por los distribuidores, como por la serie de conferencias creadas específicamente para los profesionales de la comercialización de tecnología en nuestro país. Esto es, ustedes. Por tanto, Dealer World tenía que estar allí, y estuvimos, aportando nuestro granito de arena, como nos ha gustado hacer siempre, porque preferimos mojarnos con el remo que ver pasar la barca desde la orilla.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios