DISTRIBUCIÓN | Noticias | 02 AGO 2013

Tecnología y verano, cómo incentivar las ventas

Los tiempos han cambiado. Quedan atrás los años en que en agosto España se paralizaba. Ahora, la actividad empresarial continúa y los usuarios finales compran dispositivos que les permitan disfrutar mejor de sus vacaciones, con lo que, si se sabe aprovechar, el verano puede representar una oportunidad de negocio. Los principales fabricantes y mayoristas del sector explican cuáles son las mejores maneras de conseguir incentivar las ventas.
Usuario_portátil_viaje_aeropuerto
Bárbara Madariaga

Estamos en verano una época marcada por las vacaciones, la playa o la montaña, y que no suele ser el mejor momento para las ventas del comercio tecnológico. Si a esto unimos la situación que está atravesando el comercio minorista, se podría decir que, ante nosotros, se encuentra un periodo de dificultades, por lo menos en lo que a la parte empresarial se refiere, ¿o no?

 

Salvador Cayón, director de marketing de PPS de HP Iberia, contradice lo que, en un primer momento, puede parecer lógico, al puntualizar que “en verano la actividad empresarial no interrumpe, y menos en un entorno global como en el que nos movemos multinacionales y PYMES. Sin embargo, es cierto que durante los meses de julio y agosto la actividad tiende a ralentizarse, y los CIO suelen posponer para después del verano cualquier decisión de compra o renovación de equipos informáticos”. Este hecho afecta “indiscutiblemente al canal, que tiene que hacer un esfuerzo porque la reducción de ventas impacte de la menor manera posible en su facturación. Sin embargo, es un momento excelente para trabajar en la “vuelta al cole” y diseñar campañas atractivas que impulsen las ventas una vez transcurrido el verano”, resalta Salvador Cayón.

 

De la misma opinión se muestra Antonio Navarro, director de ventas y marketing de D-Link Iberia, quien asegura que a pesar de las dificultades “tradicionales” se debe separar “el impacto del verano según el canal al que nos dirijamos. Si bien es cierto que para la distribución tradicional suele ser el trimestre más flojo, en el mundo del consumo, nos encontramos con la segunda campaña más importante del año, que es la vuelta al Cole, y en el caso del mercado corporativo, muchas de las instalaciones, tanto a nivel privado, como a nivel público, tienden a hacerse en este periodo en el que los cortes y obras no son tan invasivas respecto al día a día de las empresas.

 

Pilar Martín, directora de la división Broadline de Tech Data España, asegura que en estos meses de verano “conviven dos circunstancias. Por un lado, en el terreno empresarial, esta tendencia es más acentuada. Por el otro, en el campo del consumo se mezcla el factor positivo de un mayor tiempo para la compra, con el factor negativo de que es un período en el que se consume menos porque los recursos son utilizados para costear las vacaciones”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios