DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 NOV 2003

Roberto Espinosa, director de canal de Intel Ibería

"Los fabricantes nacionales tienen un gran entendimiento del mercado local y sus necesidades"
Miguel A. Gómez.
PCI mantiene una relación de largo tiempo con Intel, fruto de la cual todos los ordenadores construidos por la compañía con sede en Vizcaya incorporan diferentes elementos de este fabricante. Asimismo, la empresa española pertenece al programa Intel Premier Provider. Para conocer con más detalle esta relación, así como para analizar algunos aspectos de la actualidad de ambas compañías, conversamos con Roberto Espinosa, director de canal de Intel.

El mercado en estos momentos, según Intel
Como referente en el mercado, Intel marca muchas de las tendencias que los fabricantes e integradores del segmento TI siguen. En este sentido, Roberto Espinosa señala que dentro de su camino hacia la convergencia entre la informática y las comunicaciones, “y teniendo en cuenta su liderazgo en la tecnología de silicio, Intel seguirá satisfaciendo las necesidades de los clientes al incorporar todavía más nuevas características y funciones en dispositivos más pequeños. Hemos dado un primer paso importante en la convergencia presentado una solución a la necesidad de movilidad dentro del mundo de la informática. La tecnología móvil Intel Centrino es la respuesta de Intel a esta necesidad, tanto de los usuarios domésticos como de entornos profesionales de equipos más ligeros, en los que se puedan ejecutar las mismas aplicaciones a las que estamos acostumbrados en los equipos de sobremesa, con una duración más larga de la batería y que integre la conectividad inalámbrica”.
“Por otro lado”, añade, “los usuarios de equipos de sobremesa cada vez utilizan aplicaciones más potentes y, sobre todo, cada vez hacen más cosas a la vez. Los procesadores Intel Pentium 4 con tecnología Hyperthreading son los más adecuados para este entorno en el que se mueven los usuarios hoy en día. Recientemente, hemos anunciado el procesador Intel Pentium 4 HT Extreme Edition, que hará las delicias de los que aún necesitan lo último en rendimiento y, sobre todo, los aficionados a los juegos”.
“Por último”, explica, “en el mundo de los servidores, seguimos ofreciendo dos líneas de producto. Por una parte, el procesador Intel Xeon, con el que tendremos los mejores rendimientos del mercado en aplicaciones 32 bits; y, por otra, el procesador Intel Itanium 2 para aplicaciones de 64 bits, que ofrece escalabilidad, robustez y prestaciones para los grandes servidores empresariales”.
A la hora de configurar una máquina, “es primordial tener en mente las necesidades del usuario: el valor real e importante del fabricante es ofrecerle el equipo adecuado a sus necesidades actuales y a medio plazo. Una vez analizadas dichas necesidades, hay que tener en cuenta factores como el coste de propiedad o el retorno de inversión. Es recomendable ser prudente y no caer en la trampa de montar una máquina que sólo va a cubrir sus necesidades actuales y por ello ser más económica, ya que, en muchos casos, a la larga puede suponer un gasto mayor. El fabricante ha de considerar junto con el cliente qué retorno quiere obtener en el futuro de su inversión actual. No sólo ha de tener en cuenta el coste del equipo en sí, sino el de puesta en marcha, mantenimiento, o tiempos de caída. Nuestra recomendación, para disminuir el coste total de propiedad y aumentar el retorno de la inversión, es configurar y ofrecer equipos con una buena capacidad para crecer y que estén preparados para ejecutar las aplicaciones futuras”.

Integración local
En este sentido, quisimos conocer qué es lo que puede aportar una compañía como Intel en el terreno de la integración local. Según nuestro interlocutor, “los fabricantes nacionales tienen un gran entendimiento del mercado local y de sus necesidades. En un país como España, en el que el tejido empresarial está formado, principalmente, por PYMES, el entender y adaptarse a las necesidades de estas empresas, es un valor muy importante. Estar cerca de todos ellos nos permite ofrecerles una atención más personalizada y un servicio más adecuado”.
En lo que se refiere a la relación con PCI, nos comenta que, como fabricante local, “PCI tiene un gran conocimiento del segmento de mercado al que se dirige y, por ello, uno de sus principales valores es el ser capaz de dar soluciones realmente a medida de las necesidades de sus clientes”.
PCI pertenece al programa Intel Premier Provider (IPP), “que quiere aglutinar a los mejores integradores locales, y pretende asegurar al cliente de un IPP que está tratando con una empresa que incorpora la última tecnología de Intel, que asiste de forma regular a una serie de formaciones y certificaciones, y que mantiene una relación directa con Intel”.
Este año PCI ha comenzado a ensamblar servidores en plataforma Intel. En opinión de Espinosa, “el segmento de mercado de servidores está creciendo y ofrece muchas oportunidades a los integradores locales. Su cercanía y el conocimiento de las necesidades de sus clientes es una gran ventaja y, por ello, están capacitados para realmente ofrecer soluciones a medida. Intel seguirá desarrollando los mejores productos y herramientas para apoyar a los integradores que como PCI se quieran lanzar a este mercado”.

Nuevas tecnologías, nuevas oportunidades
Si en el mercado se habla de dos tecnologías pujantes, éstas son la inalámbrica y los 64 bits. Según nuestro interlocutor, y pensando en la primera de ellas, “estamos asistiendo al comienzo de una revolución, no sólo en entornos profesionales sino también en el mundo de la informática del hogar con la tecnología inalámbrica. Por ejemplo, esta tecnología junto con la tecnología móvil Intel Centrino va, sin lugar a dudas, a aumentar la productividad de las empresas que las adopten, mientras que a sus empleados les va a dotar de una flexibilidad que les ayudará a conseguir un mejor equilibrio entre su vida profesional y laboral. En el entorno de la PYME, la mayoría de ellas, por definición, son empresas móviles, en el sentido de que sus empleados realizan muchas tareas diferentes y normalmente realizan muchos desplazamientos”.
Por último, “Intel lleva ya bastante tiempo hablando de los 64 bits y de hecho en 2001 ha presentado el procesador Itanium, el primero de 64 bits, después de varios años de investigación. Desde entonces, contamos ya con la tercera generación de procesador que se denomina Intel Itanium 2 pensado para los entornos más exigentes de cálculo o de grandes aplicaciones”.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios