DISTRIBUCIÓN | Noticias | 14 MAR 2014

PYME, oportunidad de negocio por explotar

Hace más de 15 años que las empresas tecnológicas empezaron a hacer foco en la oportunidad de negocio que representa la pequeña y mediana empresa para el canal de distribución. Ya entonces empezaron a desarrollar estrategias orientadas al tejido empresarial más importante de España. Pero, ¿sigue siendo la PYME una oportunidad? Fabricantes y mayoristas opinan al respecto.
PYME
Bárbara Madariaga

 

Como quien dice, acabamos de empezar 2014, un año que ha comenzado con un optimismo generalizado sobre la situación económica de España. Y es que, para muchos éste va a ser el año de la recuperación, un hecho que también influirá en la inversión que realicen las pequeñas y medianas empresas españolas. Así lo considera Miquel Santamarta, director de ventas de Ingram Micro, al asegurar que “diferentes indicativos macro y micro económicos así lo muestran. Esta recuperación, ya se ha visto reflejada durante el último trimestre del pasado y año y este 2014, está continuando con una tendencia alcista. La PYME está empezando a valorar herramientas financieras alternativas como los rentings tecnológicos, los cuales permiten a las empresas acceder a la tecnología más actualizada, no disponer del material en sus balances como inmovilizado con las ventajas fiscales que supone. El crecimiento evidenciado del empleo en los últimos meses debido entre otros factores a la moderación salarial también puede ayudar a que las PYME vuelvan a invertir en productos TI”.

En este mismo sentido se muestra Juan Chinchilla, director general y responsable de canal de Lenovo Iberia, que a la hora de mostrar su optimismo cita algunos datos. “Un estudio de Hibu Census afirma que el 75 por ciento de las PYMES considera que este año va a ser mejor para su negocio que 2013, lo que aumenta el nivel de confianza”. Juna Chinchilla, además, hace un llamamiento al sector tecnológico para “crear soluciones que se adapten a las necesidades de este colectivo”, ya que “es un mercado importante al ser la base de la economía española. Creemos que parte de su crecimiento este año va a estar condicionado por su capacidad de adoptar nuevas tecnologías para ser más eficientes y competitivas”.

Pero esta recuperación, según Javier García Garzón, director de canal de HP, pasa por “revitalizar el crédito a las pymes. El Gobierno anunció el pasado año la puesta en marcha de distintas estrategias para incentivar especialmente el crédito a las PYMES. Este sería sin duda un paso positivo y un alivio para las PYMES españolas”.

En este sentido, José María García, director de ventas de Esprinet, destaca que “durante este año, el Gobierno creará una figura de la entidad de capital riego PYME, que serán aquellas gestoras de capital riesgo que dediquen al menos el 70 por ciento de su inversión en las PYMES, a la que también deberán aportar asesoramiento y gestión. Este punto seguro que ayudará a la recuperación”.

 

Áreas tecnológicas

Isabel de las Heras, SMB Sales Manager de Tech Data España, considera que la nube concentrará la inversión de las PYMES este año, ya que “permite reducir costes notablemente y un menor requerimiento técnico”. Asimismo, destaca otras áreas como el área de PC o el segmento de los dispositivos móviles.

Beatriz Ordoñez, directora de marketing de canal de Dell, va más allá al asegurar que este año habrá avances en “las áreas de almacenamiento de datos, dispositivos móviles, como tablets y PC híbridos, así como en la compra de servidores y networking para implantar servicios cloud. Además, hay algunas áreas en las que se puede concentrar la inversión como son la conectividad y la movilidad, en todo lo que se refiere a habilitación de empleados conectados en cualquier momento, desde cualquier lugar y con cualquier dispositivo, la adopción de BYOD, así como la seguridad y la protección de datos. Por último, y quizá en menor medida en el caso de las PYMES, deberíamos destacar, la adopción de la virtualización, la convergencia y la flexibilidad en el Data Center, así como tendencias como Big Data”.

No obstante, y tal y como recuerda Ignacio Garicano, director de preventa y jefe de producto de Fujitsu “a día de hoy, aún son muchas las PYMES españolas que no utilizan la tecnología tan intensamente como podrían. Creo que en muchos casos esto es debido a que siguen sin saber muy bien cómo sacarle partido. Desde mi punto de vista, la diferencia en este momento es que muchas de las tecnologías disponibles se han simplificado enormemente, han aparecido muchos nuevos servicios basados en pago por uso y los precios han bajado lo suficiente como para resultar asequibles incluso para las pequeñas organizaciones. En consecuencia, es previsible que muchas PYMES inicien procesos de valoración de inversión en infraestructuras y servicios TI”.

 

Otras áreas de inversión

Los sectores de servicios y de valor añadido, y en general todos aquellos que faciliten la transformación y simplificación de los procesos de negocio, son, según Javier García Garzón, las áreas en las que las PYMES invertirán en caso de que no destinen sus fondos a las nuevas tendencias tecnológicas.

No en vano, no hay que olvidar que “un gran porcentaje de la inversión en TI por parte de las PYMES suele ser siempre para innovar, son mucho más dinámicas en este sentido que las grandes organizaciones, pero si tuviera que pensar en ámbitos de referencia hablaría, por ejemplo, de la seguridad, que es un aspecto clave”, recuerda Isabel de las Heras.

“Entre las PYMES que no hacen un uso intensivo de las TI, es probable que las más pequeñas centren su atención en aumentar su movilidad, equipándose con soluciones que les ayuden a reducir los costes derivados de la misma. A medida que el tamaño de la PYME aumenta, las oportunidades que las TI les ofrecen actualmente son mucho más amplias. El desarrollo de la famosa nube, el abaratamiento de las infraestructuras ligadas a ella, sobre todo servidores y almacenamiento, la mejora continua del ratio precio/prestaciones de las comunicaciones y la simplificación y mejora de las herramientas de medición y facturación de consumos, han facilitado la proliferación de servicios en modo pago por uso”, puntualiza Ignacio Garicano.

José María García, además, destaca el perfil de distribuidor que se orienta a la pequeña y mediana empresa, el cual se caracteriza por la cercanía geográfica y por la cercanía en la solución de problemas del día a día. “Esto hace que el abanico de negocio TI sea muy variado y vaya desde servidores hasta PC pasando por portátiles, tablets, periféricos y software”. José María García, además, añade que “el área de componentes también será un foco de inversión, de cara a las reparaciones de parques que seguro que necesitarán las PYMES. Todo ello va ligado a servicios de instalación y mantenimiento”. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información