DISTRIBUCIÓN | Noticias | 02 OCT 2009

Microsoft pone en marcha la segunda fase de Office Combat

A la luz de los resultados obtenidos en la fase 1, los responsables de Microsoft ponen en marcha desde el próximo 5 de octubre la segunda fase de Office Combat, un programa destinado a ayudar al canal que se dirige a la PYME, sobre todo a la más pequeña, a argumentar y, por tanto, incrementar la venta de Office.
Miguel Ángel Gómez

Si tenemos en cuenta que en la primera mitad del año la venta de PC en la pequeña y mediana empresa ha descendido, teniendo en cuenta los datos de las consultoras, en torno a un 30 por ciento, y que sólo 1 de cada 5 Office instalado en una PYME cuenta con una licencia legal, nos encontramos con un panorama que dibuja una gran oportunidad de negocio, tanto para el canal como para la propia Microsoft, y más teniendo en cuenta que entre este tipo de cliente el 70 por ciento de la adquisición de software se realiza con la compra del hardware.

Microsoft Office Professional¿El problema? Transmitir a este cliente el valor del software legal y las ventajas de contar con una herramienta de productividad como Office. De ahí que desde Microsoft pusieran en marcha el pasado mes de diciembre el programa Office Combat, una iniciativa que buscaba llegar a unos 1.500 distribuidores para ayudarles a argumentar y a posicionar Office en sus ventas a la pequeña y mediana empresa, sobre todo las firmas de menos de 50 empleados. En seis meses se registraron 1.800 distribuidores, de los cuales 475 registraron alguna venta de Office, y cerca de la mitad duplicaron sus ventas de esta herramienta de productividad, alcanzando así los incentivos planteados en las bases del programa. Además, alcanzar estos objetivos capacitaba para participar en una competición que tenía como premio final un coche, en concreto un Mini Cooper, que fue a parar a Aviralia Tecnología, un partner dedicado al análisis y desarrollo de aplicaciones.

A la vista de estos resultados, el próximo día 5 arranca la fase dos con objetivos renovados, que se traducen en la intención de llegar a 5.000 registrados de los que esperan que unos 1.500 sean activos. Con una duración de un año desde el momento en que el partner se registra, el programa busca nuevamente duplicar las ventas de Office, además de mejorar la sinergia con otros programas de Microsoft.

Al tratarse de distribuidores que no contaban con una relación directa con Microsoft, “el papel del mayorista en estas iniciativas es fundamental”, tal y como recordaba Ángel Mañas, director de negocio OEM de Microsoft, que espera la implicación de los miembros de este canal en la comunicación de una iniciativa que, en palabras de Diego San Román, responsable de negocio transaccional de Office de Microsoft Ibérica, “es buena tanto para el cliente, como para el canal”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios