DISTRIBUCIÓN | Noticias | 27 OCT 2008

Ingram Micro ingresa más de 8.200 millones de dólares en el tercer trimestre del año

"Seguimos funcionando bien pese a la desafiante economía global". Esa es la conclusión que, Greg Spierkel, director ejecutivo de Ingram Micro, extrae de los resultados financieros conseguidos en su tercer trimestre fiscal, en el que las ventas de la compañía alcanzaron los 8.280 millones de dólares, un 4 por ciento menos con respecto a los 8.610 millones de dólares conseguidos en el mismo período del año anterior, descenso que en EMEA alcanza el 10 por ciento. Para el cuarto trimestre, la compañía opta por no emitir previsiones orientativas.
Hilda Gómez
Spierkel reconoce que “nuestros pasos proactivos para distanciarnos de negocios poco rentables y la recuperación de los gastos de transporte, combinados con la reducción de la demanda en nuestras tres grandes regiones, tuvo un impacto negativo sobre las ventas a nivel mundial. En cualquier caso, estas acciones nos han ayudado a mantener un sólido margen bruto y a prepararnos para un futuro mucho más sólido y rentable". "El capital circulante se ha manejado bien, dado el entorno financiero, con una mejoría del ciclo de conversión de capital con respecto al año anterior. El efectivo en caja fue el mayor en cuatro años, superando la deuda en 349 millones de dólares, lo que proporciona una base importante para estos tiempos económicos inciertos. Al mismo tiempo, invertimos 35 millones de dólares en efectivo para la recompra de acciones, ya que consideramos a nuestra empresa como una inversión que vale la pena”, añade Spierkel.

Efectivamente, el margen bruto de la compañía en el tercer trimestre fue del 5,47 por ciento, lo que refleja una disminución de cinco puntos frente al mismo trimestre del año anterior, pero dentro de un estable margen histórico. Los gastos operativos totales fueron de 380 millones de dólares, un 4,59 por ciento de los ingresos, frente a los 364 millones de dólares del pasado año, un incremento que puede atribuirse a las inversiones en iniciativas estratégicas y mejoras de la red, al impacto de la moneda extranjera y a la labor desarrollada por la compañía para aumentar su negocio de pago por servicio.

Los beneficios operativos a nivel mundial ascendieron a 72,5 millones de dólares, el 0,87 por ciento de los ingresos, que incluyen 4,1 millones de dólares en costes de los programas de reducción de gastos. En el mismo período del año anterior, los beneficios operativos fueron de 111 millones de dólares.

Caen las ventas en EMEA

A nivel regional, los ingresos de Ingram en Norteamérica fueron de 3.590 millones de dólares, lo que representa el 43 por ciento de sus ingresos totales. La compañía experimentó un crecimiento del 2 por ciento en la región, frente a los 3.500 millones conseguidos hace un año, gracias al ligero incremento conseguido en el negocio de distribución clásico y, especialmente, al continuo reforzamiento de sus unidades de pago por servicio y captura de datos/puntos de venta. 

Por su parte, las ventas de Ingram en la región de EMEA ascendieron a 2.570 millones de dólares (el 31 por ciento de sus ingresos totales), lo que supone una caída del 10 por ciento frente a los 2.860 millones conseguidos en el mismo trimestre de 2007. La influencia de las relativamente más fuertes monedas europeas tuvo un impacto positivo de siete puntos porcentuales en las finanzas de Ingram en comparación con el año anterior, aunque la caída de la demanda de productos tecnológicos en la región, unida a las acciones deliberadas para abandonar áreas de negocio poco rentables, y a la reacción del mercado a los esfuerzos de la empresa para la recuperación de los gastos de transporte, tuvo un impacto negativo sobre las ventas.

Respecto al resto de regiones, en Asia/Pacífico la compañía obtuvo un total de 1.700 millones de dólares, mostrando un descenso del 8 por ciento en comparación con los 1.866 millones conseguidos el pasado año por las mismas fechas, descenso atribuible a la bajada de la demanda en los tres principales países de la zona, combinada con el abandono de ciertos negocios por parte de la compañía. En cambio, en Latinoamérica se produjo una subida de los ingresos del 13 por ciento, llegando a los 430 millones de dólares, debido a que la demanda se mantuvo fuerte durante el trimestre.

“Creemos que la desaceleración de la economía mundial continuará hasta bien entrado el año próximo, moderando la demanda de productos de tecnología y servicios”, afirma Greg Spierkel, y añade “seguiremos aplicando acciones de mejora de la eficiencia que nos ayudarán a crear una compañía más fuerte y ágil para el futuro, si bien tales acciones podrían tener un impacto negativo en nuestras ventas a corto plazo. En cualquier caso, en línea con la actual incertidumbre de los mercados globales, hemos decidido suspender nuestra emisión de previsiones financieras trimestrales”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información