DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 SEP 2008

Ingram Micro estrena almacén y duplica su espacio

El mayorista mejorará su eficiencia y la calidad de sus operaciones
Juan R. Melara.
“Con una importante inversión económica”, que su consejero delegado, Elías Consuegra, no ha querido concretar, Ingram Micro reunió en Madrid a la prensa especializada para presentar su nuevo almacén en Constantí, Tarragona. Unas instalaciones que casi duplican en metros cuadrados y en ubicaciones de pallets las que hasta ahora tenía en Cornellá. Según Consuegra, “podemos hablar de éxito en el proceso de migración, aunque ha habido un uno por ciento de incidencias en nuestros clientes”.

24.000 metros cuadrados con 11 metros de altura, posibilidad de ubicar hasta 20.000 pallets, un área de picking de 3.000 metros cuadrados, 11 muelles para carga y 12 para descarga, 400 metros cuadrados de área de configuración, 400 metros de cinta transportadora, 2 km. de fibra óptica, y sistemas automáticos de operación y empaquetamiento son las grandes cifras y características de unas nuevas instalaciones en las que, según Elías Consuegra, “hemos hecho una inversión económica importante que no podemos cuantificar con exactitud, pero que va a ser muy importante para nosotros y que demuestra la apuesta convencida de Ingram Micro por el mercado español”.
Para Elías Consuegra, “el cambio de almacén de un mayorista es un proceso crítico para nosotros, ya que no podemos permitirnos estar dos semanas sin facturar para hacer esta mudanza de una forma relajada. Esperábamos ser capaces de conseguir sólo estar en un uno por ciento de incidencias durante el traslado, y a pesar de la complejidad, de mover más de 6.500 pallets y 8.730 referencias, para un total de 500.000 unidades y 1.000.000 de kg, el índice se ha situado en torno al 1,5 por ciento, algo que seguramente ha sido molesto para los clientes que lo han sufrido, pero que habla de un éxito en el traslado, y más cuando sólo hemos estado sin vender la mañana del pasado 14 de julio, el resto de nuestro negocio se ha hecho de forma continuada”.
Preguntado por el momento incierto que vive el mercado y las necesidades reales que ahora mismo se tiene de mejorar un almacén, Consuegra señaló que “son decisiones que se toman mucho tiempo antes y que se ejecutan independientemente de la situación que viva el mercado, pero la realidad es que va a ser muy importante para nosotros, no tanto porque seamos capaces de mover más expediciones al cabo del día, sino sobre todo porque todo lo que hacemos se va a hacer de forma más eficiente, con una reducción importante en el aspecto de los costes, y esto es aún más positivo en un momento de incertidumbre como el que vive el mercado”.

Más calidad y menos costes
Según Consuegra, “hay que justificar este cambio de almacén en aspectos como la búsqueda de una mayor calidad en las operaciones que realizamos, lo que redunda en un mejor servicio a nuestros clientes y en algo que, por lo tanto, nos ayuda a asegurar el trabajo con ellos y a acercarnos a objetivos como ser capaces de entregar en toda España la mayor parte de los pedidos en esa cifra de referencia que son las 24 horas”.
Para Consuegra, “la principal ventaja que nos va a reportar el nuevo almacén es que nos va a ayudar a ser más efectivos y esto siempre se refleja en una reducción de costes. Aspectos como la automatización, las cintas transportadoras o la zona de picking van a hacer que sea el almacén el que vaya a los operarios, y no al revés como era hasta el momento, e insisto que esto es más eficiente porque con un 20 ó 30 por ciento menos de personal vamos a ser capaces de incrementar el número de órdenes que ejecutamos al día, situándonos entre las 1.500 y las 2.000.
Según los datos aportados por el mayorista, la eficiencia se va a notar en aspectos como que van a ser capaces de recibir pedidos hasta más tarde y la eficiencia del almacén permitirá su entrega, con lo que se incrementa las posibilidades de facturación. Otro aspecto será reducir el tiempo de entrega del pedido al distribuidor, así como reducir los errores que se producen en los envíos y con ello la pérdida de los productos.
Un aspecto a tener en cuenta es el precio del suelo. Según Consuegra “hemos mejorado de manera importante porque, aunque el dinero final que pagamos será el mismo que en las anteriores instalaciones de Cornellá, vamos a disponer del doble de espacio”.

Situación del mercado: saturación de stock
“Estamos en una situación de crisis, y el que más lo está pagando es el mercado de consumo que no sólo está sufriendo sino que aún le queda tiempo que sufrir. Algo inevitable cuando el usuario está pensando más en pagar sus deudas y sacar adelante su vida normal, y no en invertir en Tecnologías de la Información”. Con estas palabras definía Antonio Fernández, director de consumo, la situación que vive el mercado, y señalaba que “la situación real la vamos a ver a la vuelta del verano, según como vaya la campaña de vuelta al cole para los fabricantes y según cómo empiece a plantearse la campaña de Navidad”.
Para Elías Consuegra la situación está difícil, y “sería tonto decir que nos está yendo bien, pero vamos, creo que la crisis nos está afectando a todos por igual y que todos vamos a sufrir esta tendencia de mercado. Nosotros somos optimistas, porque aunque la medida con la que nos comparan los fabricantes es con nuestros resultados del año pasado, en los que crecimos un 27 por ciento, y esto es no se puede plantear para este año, la realidad es que no estamos perdiendo cuota de mercado con ellos, lo que demuestra que a pesar de la crisis lo estamos gestionando bien”.
Para Consuegra, “no todo es negativo, es evidente que consumo está sufriendo, pero nuestras áreas de valor, representadas por Areté o Albora, no sólo es que lo estén haciendo bien, sino que están por encima de los presupuestos que habíamos realizado en septiembre del año pasado, con una situación de mercado muy diferente. Áreas como el networking o el software de gama alta también están creciendo, y esto demuestra que las empresas están invirtiendo con el fin de ser más eficientes en sus procesos y con ello ahorrar costes y poder afrontar mejor la crisis. Algo similar a lo que hemos hecho nosotros invirtiendo en nuestro nuevo almacén”:
En cualquier caso, Consuegra señalaba que hay aspectos muy preocupantes en el mercado. “Es difícil pensar en un mercado saneado cuando se está dando la saturación de stock con la que cuenta el canal, todos entendemos que los fabricantes quieren vender y que tienen que cumplir sus cuotas, pero llenar de stock los almacenes de los mayoristas y tener tanto capital inmovilizado es algo muy caro, y más con la situación que se vive en cuanto al precio al que las entidades bancarias prestan el dinero”. La conclusión de todo esto es “un mercado en el que la tensión es muy grande y en el que hay demasiadas figuras y muchos jugadores, con lo que es probable que vivamos nuevos procesos de consolidación o de selección natural, no quizá en el primer escalón de mayoristas, pero sí en el de submayoristas y en el de los propios distribuidores”.
Por último, y para adornar aún más esta difícil situación, “está el tema de la morosidad, que inevitablemente está creciendo. Nosotros

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información