DISTRIBUCIÓN | Noticias | 14 MAY 2010

Esprinet incrementa sus ingresos en el primer trimestre del año 2010

Tal y como se desprende de los datos económicos publicados por el mayorista y referidos a las operaciones del primer trimestre de este año, las ventas de Esprinet en los tres primeros meses de este ejercicio han sido un 4 por ciento superiores a las ventas del pasado ejercicio, lo que deja la cifra alcanzada en 594,7 millones de euros.
Miguel Ángel Gómez

A este incremento de ventas han ayudado los datos obtenidos por la filial ibérica del mayorista, que ha visto incrementar su beneficio neto más que el dato global.

Analizando los datos, podemos ver que las ventas alcanzaron los 594,7 millones, un 4 por ciento más que hace un año, situando los niveles de beneficio en 35,1 millones, los ingresos operativos en 16,9 millones y el beneficio neto en 9,6 millones. Con todo, la posición financiera neta al final del primer trimestre es positiva por 24,5 millones de euros.

Por lo que respecta a la filial ibérica, las ventas fueron de 146,7 millones de euros, con un incremento similar al del global del grupo. El beneficio subió un 16 por ciento hasta 6,4 millones de euros, como consecuencia de un incremento del margen hasta el 4,36 por ciento. Los ingresos operativos se situaron en 2,8 millones, aupados tanto por el incremento del negocio como por el ahorro de un millón de euros de gasto.

Además, durante este trimestre ha empezado a funcionar el negocio en Portugal, dependiente de la filial ibérica. Para ello, Esprinet ha iniciado la comercialización a un controlado grupo de retailers y dealers portugueses.

Además, la firma ha recibido en este período los certificados ISO 14001 y OHSAS 18001, de respeto al Medio Ambiente y salud y seguridad, respectivamente.

A la luz de estos resultados, la firma pagó el pasado 6 de mayo un dividendo de 0,175 euros por acción a sus accionistas.

Asimismo, todo parece indicar que este sábado se firmará de firma definitiva la venta de las instalaciones que el mayorista tenía en Derio, lo que reportará a sus arcas, tras el pago de todos los costes y demás, un beneficio neto de 165.000 euros.

Pensando en el resto del ejercicio, el mayorista ha presentado una serie de previsiones, en las que señala que el entorno macroeconómico mundial sigue complicado y errático, salvo en mercados como el estadounidense y el chino. Así, tanto el mercado italiano como el español no muestran claro signos de que tengan capacidad real para salir de la situación actual a corto plazo. En el caso español, la preocupante situación del mercado laboral no se compensa con la leve subida de los niveles de consumo, un 0,4 por ciento, lo que deja una situación no muy clara.

Durante este trimestre, pese a que el incremento del consumo de los usuarios finales ha decrecido un 0,6 por ciento, se han dejado ver algunos síntomas de recuperación. Las mejores cifras las muestran los segmentos de almacenamiento y networking (8,3 y 1 por ciento, respectivamente). Por su parte, las empresas no han detenido totalmente sus inversiones, si bien las han dirigido hacia elementos y soluciones de primera necesidad, como soluciones de virtualización, consolidación de back-up o recuperación ante desastres.

Pensando en todo el año, el gasto TI, incluyendo servicios y software no empaquetado, se incrementará un 4 por ciento anual, tras un ejercicio en que este dato fue negativo.

El mercado mayorista europeo ha mostrado en el primer trimestre un incremento del 10 pro ciento, según el Global Tech Distribution Council, con España e Italia en los primeros puestos con un 14 y un 11 por ciento, respectivamente.

Además, en España, el negocio de VARS y retailers creció un 12 y un 13 por ciento, respectivamente, según datos de Asimelec.

Todo esto, unido a la renovada posición del mayorista en nuestro país, hace que la firma confíe en que una tendencia positiva en los próximos meses, unida con un menor peso de las operaciones logísticas, un nuevo equilibrio de clientes y el foco en fabricantes específicos, como se viene haciendo en los últimos meses, puede permitir un mejor manejo de la situación global que los competidores, estiman desde el mayorista.

Así, de cara a los próximos meses, se espera una mejora de los indicadores financieros, un incremento en los niveles de ventas, una posición más robusta de los resellers corporativos, lo que, unido a la mejora de los costes estructurales, podría incrementar los niveles de margen y favorecer la estabilización tras las turbulencias.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información