DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 ABR 2003

El canal debe poner más atención en formación sobre seguridad, según IDC

La seguridad, a examen de la mano de IDC
Mª Luisa Melo.
Ésta es una de las principales conclusiones del seminario “Hacia una seguridad global” que, sobre esta materia, ha celebrado la consultora IDC en Madrid con el patrocinio de firmas como CA, EMC, HP, Nokia y Trend Micro, entre otras.
“Si la seguridad tan sólo se interpreta desde el punto de vista de la protección o la defensa, se convierte en un mero coste, no en una inversión”. Con esta afirmación abría la jornada de conferencias Jaime García Cantero, director de análisis de IDC España. Y es que el concepto de ROSI (retorno de la inversión específico en seguridad) comienza a barajarse últimamente con mayor asiduidad.
Por otro lado, Antón Tato, analista de la consultora especializado en temas de seguridad, ha remarcado las “expectativas no cumplidas en el mercado español”. Y es que, entre las causas que así lo ratifican, destacan no sólo la crisis económica, sino que también ha sido relevante el clima de confusión por parte de los usuarios y la cuantificación relativa del riesgo en función de las necesidades de las compañías.
Lo cierto es que, tras los ataques acaecidos el 11 de septiembre de 2001, se produjo un “auténtico punto de inflexión en el mercado que propició un crecimiento reactivo”, según Tato. Sin embargo, la evolución de dicha tendencia se ha relajado, dado “que las inversiones en TI se están haciendo con lupa”. El resultado ha sido que el mercado no ha crecido al ritmo esperado. Asimismo, la consultora llama la atención al canal, al que aconseja: “debe poner más atención en la formación sobre seguridad”.

Potenciadores e inhibidores del mercado
Por otro lado, los factores que están estimulando el mercado de seguridad son, entre otros, la fuerte publicidad de las brechas de seguridad en grandes compañías, los “sustos” fruto de los ataques indiscriminados sufridos últimamente por virus, así como el incremento de la atención a la privacidad y la protección de datos.
Frente a este abanico de estímulos, el mercado también se está enfrentando a otros factores inhibidores de su evolución. Antón Tato destaca que “mientras que en 2000 la tónica dominante era la falta de conocimientos, a lo largo del pasado año y en lo que resta de éste, el denominador común va a ser la mala comprensión del riesgo y la complejidad de las soluciones, así como la interoperabilidad entre las mismas”.
Los analistas de la consultora han aprovechado el foro para exponer la situación actual y las previsiones de evolución del mercado. En este aspecto, Tato considera que las tendencias en el mercado de software de seguridad serán la convergencia de software y dispositivos de seguridad, así como la importancia del mercado de las 3A (Autentificación, Autorización y Administración). Asimismo, el mercado de antivirus, filtrado de páginas Web o escaneado de correo electrónico se erige como el segmento más importante.
En lo que respecta al hardware de seguridad, Tato ha destacado que “será el segmento que más crecerá”. Los principales elementos que servirán de estímulo serán el auge de los sistemas biométricos, así como la relevancia de las tarjetas inteligentes que liderarán este segmento del mercado.
Finalmente, la consultora estima que se producirá un incremento en los servicios de seguridad, especialmente enfocados al segmento de la pequeña y mediana empresa.
En conclusión, la consultora ha expuesto su confianza en que las empresas españolas sigan invirtiendo en seguridad, especialmente en servicios y dispositivos, pese a la existencia de un mercado que reconoce como “disgregado”, lo que contribuye a generar confusión.

Fuertes perspectivas de crecimiento en el
mercado mundial de seguridad en tres años
Por otro lado, la consultora IDC también ha elaborado un estudio sobre la situación del mercado de seguridad a nivel mundial. Pese a la debilidad económica del sector de Tecnologías de la Información, el mercado de hardware, software y servicios de seguridad mantendrá la línea de crecimiento ascendente protagonizada hasta el momento, pudiendo llegar a alcanzar unos ingresos de 45.000 millones de dólares en 2006, según IDC, frente a los 17.000 millones de dólares registrados en 2001 a nivel mundial.
La consultora considera que el mayor crecimiento procederá del mercado de hardware de seguridad, con un incremento anual compuesto del 25 por ciento entre 2001 y 2006. Por su parte, el mercado de servicios de seguridad crecerá, según IDC, un 24 por ciento anual compuesto entre 2001 y 2006, mientras que el software de seguridad registrará un crecimiento anual compuesto del 16 por ciento durante el mismo período.
Las mayores inversiones en seguridad tendrán lugar, según esta consultora, cuando las empresas comiencen el proceso de integración de componentes de seguridad dispersos en un único sistema que les permita proteger todas sus redes.
Otro de los factores que influirá será la limitación de las responsabilidades legales derivadas de la inseguridad de la información. Finalmente, la continua expansión de los servicios Web y de gestión de identidad será el motor de la demanda de software que proporcione administración, autentificación y autorización de usuarios, según IDC.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios