DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 FEB 2001

Diode se sale del grupo Getronics, pero asegura su futuro como mayorista

Mediante un proceso de management buy out y la aportación de un grupo inversor
Juan R. Melara.
Hemos asistido en los últimos meses a un incremento exagerado de los rumores que apuntaban a que un mayorista de los conocidos estaba metido en un proceso de reorganización. Pues dicho y hecho, el pasado día 25 de enero se hacía oficial la salida de Diode del Grupo Getronics mediante un proceso de management buy out por el cual los directivos de Diode en España asumen un 35 por ciento de la compañía, mientras que un grupo inversor, denominado TechPartners, apuesta por el mundo del mayoreo. El resultado final es que Diode se asegura su futuro como mayorista de forma que "no cambiamos ni un ápice nuestra filosofía como mayorista, y apostamos por un crecimiento del 20 por ciento para este año 2001 hasta alcanzar una facturación de 22.500 millones de pesetas", según Agustín Alarcón, consejero delegado de Diode.

Un mar de cifras
Como indicábamos en las primeras líneas de estas páginas, el mayorista español Diode, hasta ahora parte del grupo Getronics, ha dejado de pertenecer a éste gracias a una operación de management buy out, con lo que el destino de la compañía queda en manos del que hasta ahora era su equipo directivo local.
La operación ha corrido a cargo de este equipo directivo, que se ha quedado con un 37 por ciento de las acciones de la compañía, y el grupo inversor TechPartners, que ha aportado el resto del capital.
Esta salida sirve al grupo para completar el programa de desinversiones planteado hace un año, con el que quería ingresar 970 millones de euros, es decir, la nada despreciable cifra de 161.394 millones de pesetas. Así, en este último paso del programa, Getronics deja de controlar unas operaciones que en el último ejercicio supusieron unos ingresos de 18.792 millones de pesetas con 147 empleados. Estos resultados supusieron un incremento con respecto al pasado año del 23 por ciento, mientras que las previsiones para este nuevo año se sitúan en 22.500 millones, es decir, se espera que se incremente en un 20 por ciento.
El programa de desinversiones fue dado a conocer hace un año por Getronics. En palabras de su presidente y CEO, Cess van Luijk, "hace un año, la dirección de Getronics comenzó un ejercicio estratégico que nos va a llevar a refocalizar nuestras actividades principales de negocio. Desprendiéndonos de, aproximadamente, el 25 por ciento de la actividad marginal, no estratégica, estamos ahora mejor posicionados para enfocar el negocio hacia la oferta para nuestros clientes de soluciones e-business avanzadas e independientes".

La compra de Wang Global, detonante de esta situación
La razón que llevó a Getronics a tomar esta decisión hay que buscarla remontándose hasta el verano de 1999. En esa época, Getronics finalizaba la operación de compra de Wang Global, con lo que una firma, que hasta la fecha tenía una facturación de 1.554 millones de euros (258.560 millones de pesetas), paso a incrementar esta cifra hasta los 4.300 millones, unos 716.000 millones de pesetas.
Para soportar el peso de la compra y equilibrar la compañía, los rectores de Getronics decidieron emprender una serie de medidas financieras, entre las que se encontraba esta operación de desinversión, con lo que, además, podían centrarse en los negocios que la compañía considera claves, es decir, las soluciones de e-business.
Ahora parece que el proceso se ha dado por concluido, pero el dinero recibido por Diode no afecta a los resultados ofrecidos por el grupo holandés recientemente, que presentaban una facturación de 4.000 millones de euros con un crecimiento del 6 por ciento antes de impuestos.

Las razones de la desinversión de Getronics
Agustín Alarcón, consejero delegado de Diode, explicó a Dealer World las razones del proceso de desinversión puesto en marcha por Getronics. "Todo se inicia a principios del año pasado, cuando Getronics, después de la compra de Wang, decide que se ha hecho demasiado grande, al tener más de 35.000 empleados, y que quiere reorientar su estrategia a su negocio principal que son los servicios en Tecnologías de la Información, dejando todas aquellas actividades complementarias que habían contribuido de forma importante a su desarrollo, pero que quizá ahora no iban a poder ser soportadas de manera adecuada". El negocio en el que, por tanto, quiere centrarse Getronics a partir de ahora son los servicios que giran en torno a las Tecnologías de la Información, con un perfil de clientes que se concentra en las corporaciones, y abarcando aspectos como la consultoría, integración de sistemas, y redes".
Esta estrategia se comunica a todas las empresas del grupo afectadas, entre las que se encuentra Diode, a principios del año pasado y desde ese momento, según Alarcón, "iniciamos un proceso de búsqueda de un inversor que asegurará no sólo la continuidad de Diode, sino también su espíritu y su forma de trabajo, además, evidentemente, de los puestos de trabajo que en España ya son 150. Estuve, por tanto, todo el año 2000 en conversaciones para ver cuál podía ser ese inversor adecuado, y en ese apartado el comportamiento de Getronics ha sido excepcional ya que en todo momento ha dejado que fuéramos los directivos españoles los que decidiéramos que figura podía ser la mejor y más interesante para los intereses de Diode".
A lo largo del pasado año, según Alarcón, "lo que más nos encontramos fue con empresas que querían entrar en el mercado español de una forma rápida y a través de una estructura ya consolidada como la que ofrecía Diode, pero que tenían una estrategia muy diferente a la nuestra ya que su objetivo de negocio era el volumen, y a competir de la misma forma que la mayoría de los mayoristas que están en el mercado español, y ya sabemos lo que eso significa, Compaq, HP, precios bajos y luego a llorar. Y ése no es nuestro negocio. Llevamos 20 años como compañía, ésa no ha sido nunca nuestra forma de trabajar y no iba a empezar a serlo ahora, por lo que desestimamos a todo ese tipo de inversores ya que queremos seguir siendo un mayorista especializado, con un buen mix de productos, y con una estrategia muy clara, que es dar un buen servicio a nuestro cliente, pero con un énfasis claro en productos de valor añadido y de mayor tecnología".
Con la intención de mantener su forma de operar, y según nos cuenta Agustín Alarcón, "sabemos que la informática para que funcione necesita todo tipo de productos, y procuramos que la oferta de Diode contenga todo lo necesario; pero eso son dos marcas de ordenadores, no siete como otros, y eso es tener los productos del fabricante líder en software, Microsoft, pero no siete contratos más de software que poco aportan. Entendemos que tener todo de todo significa convertirnos en un zoco en el que lo único que vale es elija usted lo que quiera. Como ése no era el rumbo que queríamos tomar en Diode, decidimos seguir buscando un inversor que quisiera entrar en la compañía tal como somos. Ahí es donde aparece TechPartners, que es el socio que nos va a acompañar en esta aventura. Se trata de un fondo de inversión que está orientado hacia el mercado de la tecnología".

Mismo futuro, nuevos proyectos
Según nos cuenta este directivo, la entrada de TechPartners en el negocio del mayoreo no va a afectar a la forma de trabajar de Diode, po
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios