DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 NOV 2004

Colaboración: un refuerzo para la tecnología de valor para el canal con sus servidores. Intel y MAXDATA colaboran para llevar a los clientes soluciones eficaces

Ramón A. Fernández.
Los servidores de MAXDATA son un claro ejemplo de la colaboración tecnológica entre el fabricante e Intel, y prueba de ello es el premio Server Leader Award que este último le concedió a MAXDATA. Para conocer detalles de esta relación tecnológica, conversamos con Antonino Albarrán, director técnico de Intel Iberia.

Para comenzar, quisimos conocer, de la mano de Intel, cuáles son las necesidades de las empresas actuales en lo que a tecnología se refiere. Tal y como nos explicaba Albarrán, “todas las empresas, tanto las grandes como las pequeñas, entienden el uso de la tecnología como una ventaja competitiva para ellos, para hacer su negocio más rápido, más eficiente, más beneficioso y con menores costes. Nosotros hablamos de la convergencia entre comunicaciones e informática, porque entendemos que todos los equipos de proceso van a tener comunicación y todos los equipos de comunicación van a tener capacidad de proceso”.

Las necesidades de las empresas
Independientemente del tamaño de la empresa, “tienen que prestar atención a cuatro puntos. Primero, tener servidores cada vez más ágiles, modulares, flexibles y con capacidades de virtualización, pero con menor coste. El segundo punto es el de la seguridad. El tercero es la capacidad de manejar la cantidad de datos que se generan, un elemento que se dobla cada dieciocho meses. Y el cuarto es que deben ser proyectos fáciles de implementar, porque los grandes procesos de implementación son cada vez menos viables”.
Por tanto, “las empresas buscan soluciones de comunicaciones e informática que les permitan resolver estas necesidades de la forma más sencilla posible. Tener una herramienta que les permita mejorar su productividad al mismo tiempo que reducen sus costes de implantación”.
Las necesidades “son las mismas en la gran empresa que en la pequeña. Incluso, en estas pequeñas es más necesario que sean soluciones sencillas de implementar y utilizar. Frente a la reticencia ante la tecnología de hace años, ahora todas las empresas ven en la informática una ventaja competitiva. Una herramienta útil para hacer mejor su trabajo, y resolver los problemas del día a día de la forma más eficiente”.

Una propuesta tecnológica
La propuesta de Intel en este sentido pasa por la colaboración. Para resolver estas necesidades “no podemos pensar en una solución de un solo fabricante. Debe salir de lo que nosotros llamamos el ecosistema, es decir, que todos los proveedores de tecnología y comunicaciones aunemos esfuerzos para dar una respuesta. Nosotros tenemos un papel muy importante como proveedores de tecnología, asegurándonos que seguimos innovando, pero los fabricantes de software también tienen que poner de su parte para que los entornos sean cada vez más robustos y sencillos, y los fabricantes de hardware para crear sistemas que ofrezcan la mayor funcionalidad y sean más sencillos de implementar. Es un trabajo conjunto, tanto en tecnología como en la creación de estándares. Es decir, hacer apuestas conjuntas para resolver las necesidades de los clientes”.
Prueba de esta colaboración es, por ejemplo, “nuestra relación con MAXDATA. Queremos que fabricantes como ellos incorporen nuestra tecnología y estén formados en ella para ser capaces de transmitir estos desarrollos a sus clientes”.

Una relación bidireccional
La colaboración de Intel con MAXDATA les permite “conocer de primera mano la tecnología, formarles, informarles sobre los cambios que se preparan para el futuro. MAXDATA no es el único con el que trabajamos, pero es uno de los principales fabricantes europeos que trabaja con nosotros, y tenemos con ellos una relación muy estrecha”.
A nivel tecnológico, “nosotros les entregamos los productos para que ellos tengan disponibilidad de estas plataformas lo antes posible. Nosotros hacemos un proceso de validación muy importante, pero aún así es necesario integrar estos productos para ver que todo está correcto y luego no va a haber ningún problema. Por eso es necesario que tengan los productos antes, con el fin de que puedan hacer bien su trabajo”.
Es más, se trata de una relación conjunta, “hay una comunicación bidireccional. Nosotros les damos información, pero ellos también nos descubren detalles, con el fin de que cuando el producto llega al cliente se trata de algo con todas las garantías”.

Una tecnología reforzada
Los datos de las consultoras parecen optimistas, pero quisimos conocer la opinión de Intel al respecto. En palabras de Albarrán, “es la pregunta que todos nos hacemos desde el año 2000. Siempre que hay una crisis luego hay un período de recuperación, pero es difícil saber si el mercado se está reactivando lo suficiente, y si las inversiones en tecnología ya están del todo recuperadas. Es difícil, asimimo, saber qué va a pasar en el futuro. Lo que sí es cierto es que estos períodos difíciles han hecho que los fabricantes tengamos productos listos más competitivos, con más prestaciones y con menor coste, con el fin de que en el momento en que se produzca la recuperación, permitir aprovechar el crecimiento de la economía con productos mejores que los que teníamos antes. Por este motivo, ha sido fundamental haber mantenido el nivel de inversión en los momentos duros para poder seguir manteniendo el mismo nivel de innovación e, incluso, incrementándolo. Con esto, se conseguirá salir de la crisis reforzados y con una tecnología mejor”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información