Contenidos digitales | Artículos | 01 NOV 1995

La piratería en España continúa siendo una práctica masiva

Las pérdidas europeas durante 1994 superaron los 600.000 millones de pesetas

La presentación de los resultados del estudio sobre la piratería en el sector de la informática realizado por la BSA, ha vuelto a poner de relieve el elevado índice de este tipo de actividad ilegal que sufre nuestro país. El mismo, dado a conocer a través del coordinador de las Campañas Antipiratería de la BSA, Federico Richter, se basa en un seguimiento llevado a cabo por Vox Pública entre 400 directivos españoles desde primeros de año.

Según muestra el informe de la BSA, el delito informático es conocido por los empresarios españoles (el 60 por ciento así lo indica), y es la tercera práctica ilegal más frecuente en las empresas españolas (13 por ciento), después del fraude a Hacienda (26 por ciento) y las irregularidades en la contratación del personal (17 por ciento). El delito contra la informática supone, para el 52 por ciento de los encuestados, un delito tan común y grave como el del fraude a Hacienda, Seguridad Social o IVA, y la existencia de estas sanciones por parte de la administración es conocida por el 76 por ciento de los empresarios.

Razones para delinquir

Las razones que siempre se han dado para las prácticas de piratería se basan en los elevados precios de los productos (así lo afirma un 70 por ciento de los encuestados). Sin embargo, este aspecto no es esencial ya que, últimamente, el precio de los productos ha bajado y siempre es posible encontrar ofertas que ayuden a la compra del paquete informático deseado. Además, en estos últimos tiempos, nos encontramos con la venta de paquetes integrados de programas de software con los que, por poco más de lo que antes costaba un sólo programa, se pueden comprar varios.

Pero esta no es la única causa que se baraja a la hora de adquirir programas ilegales. Otras de las que apunta el estudio son la facilidad física para realizar copias (20 por ciento), la costumbre de piratear antes de comprar de forma legal (12 por ciento), la falta de profesionalidad (10 por ciento), la dificultad de controlar y evitar legalmente el uso de programas ilegales (5 por ciento), el desconocimiento o la falta de consideración de que la utilización de software ilegal es delito (3 por ciento), y la constante aparición de nuevas versiones de los programas (2 por ciento).

Aspectos jurídicos

Las leyes indican claramente que el desconocimiento de las mismas no exime de su cumplimiento, pero en este caso no parece que el desconocimiento sea la causa del delito. El 77 por ciento de los empresarios declararon conocer la nueva ley sobre ordenadores e informática; un 76 por ciento está enterado de las sanciones económicas derivadas del delito informático; el 77 por ciento tiene conocimiento de los registros sorpresa en empresas sospechosas de utilizar o comercializar software ilegal; y el 72 por ciento ha visto las campañas informativas en los medios. A pesar de todo ello, resulta difícil terminar con la piratería en el mercado de la informática. Las medidas que por el momento se han mostrado más eficaces, según los empresarios encuestados, son la difusión pública de las intervenciones en empresas por supuesto delito informático, y su correspondiente sanción (53 por ciento), la imposición de sanciones económicas tras los procesos judiciales (51 por ciento), los acuerdos sobre licencias corporativas (43 por ciento), y las campañas informativas (36 por ciento).

Tal y como señalaron fuentes de la BSA, gracias a estas medidas se ha conseguido un número de denuncias que ronda las 450 en lo que va de año, una cifra que, en algunos casos, ha llegado a superar el listón de las cuarenta denuncias por semana.

Pero los números son los que marcan la realidad y el 73 por ciento de los productos informáticos utilizados en nuestro país siguen siendo de origen ilegal, lo que acarrea pérdidas de unos 29.000 millones de pesetas en España. Las principales soluciones que se apuntan son la llegada a una combinación de las medidas de presión, que son las anteriormente mencionadas, con las medidas de negociación, lo que conllevaría una reducción de precios de los programas, además de ofertas de regularización y de acceso al software legal, incluyendo promociones de licencias y precios escalonados.

Ventajas e inconvenientes de la piratería

La principal ventaja en la compra del software original es la garantía, según señalan el 94 por ciento de los encuestados. Pero no debemos olvidar otros hechos como son la calidad, la fiabilidad y el soporte técnico. Todos estos hechos se apoyan sobre otros aspectos, como son la posibilidad de estar bien informados, la obtención de manuales, la actualización de programas, y la consecución de mejores precios de la actualización. Pero toda moneda tiene sus dos lados, y los principales inconvenientes de la piratería son la falta de soporte técnico, la falta de garantía y el miedo al virus, sin olvidar las sanciones económicas, y la mala imagen pública y entre los empleados que conlleva la divulgación de esta práctica.

Además, según el último estudio de la BSA, si la tasa de piratería se redujera de un 52 al 35 por ciento se podrían haber creado en Europa 56.000 nuevos puestos de trabajo en 1994, y las arcas públicas habrían recibido más de 550.000 millones de pesetas al año suplementarias. El sector de software genera en la actualidad más de 171.000 puestos de trabajo directo en toda Europa (19.600 en desarrollo de programas y 152.000 en distribución, abastecimientos, formación, servicio postventa, etc.) con lo que, suponiendo un incremento de la productividad y las economías de escala de la mitad del crecimiento el mercado, significaría la creación de otros 44.600 puestos de trabajo para el año 2000.

Campañas de la BSA

Desde principios del pasado año 1994, la BSA, en colaboración con SEDISI, ha llevado a cabo diversas acciones en todo el territorio nacional encaminadas a disminuir la acción del delito informático. En ellas se incluye una serie de actuaciones en el ámbito educativo y legal dirigidas a sensibilizar a la opinión pública acerca de los problemas económicos y humanos que causa la piratería informática en España. Como acciones concretas se han llevado a cabo cursos y seminarios para la Policía Judicial y Guardia Civil, jornadas informativas a distribuidores, participación en jornadas y congresos de centros universitarios (UNED, ICADE, Universidad Nebrisensis), simposium para magistrados, además de instalar una línea 900 de información y denuncias.

La BSA trabaja también en una campaña regional en las diferentes comunidades autónomas durante el año en curso. Hasta la fecha los mensajes antipiratería han sido presentados, en colaboración con las asociaciones locales de informática, en Las Palmas de Gran Canaria, durante el mes de febrero; Tenerife, Galicia y Extremadura en mayo; Aragón en junio; y País Vasco en septiembre. Posteriormente, la asociación tiene previsto ampliar la campaña hacia Valencia y Cataluña. Según señalaron fuentes de la BSA, este tipo de acciones han supuesto incrementos en el número de demandas de ilegalidad en las distintas regiones.

Denuncias en la línea 900

Según los últimos datos disponibles, referidos a los ocho primeros meses de 1995, la línea 900 ha recibido más de 4.600 llamadas, lo que supone un 400 por ciento de incremento respecto a similar período de 1994. La razón, según fuentes de BSA, puede encontrarse de forma parcial en el programa de recompensas lanzado por esta asociación a principios de año, así como la campaña regional que se lleva a cabo durante 1995 en las distintas comunidades autónomas. Ya en 1994 la BSA presentó este proyecto en Madrid y Barcelona, y durante este año se ha extendido a las Islas Canarias, Galicia, Extremadura, Zaragoza y País Vasco; posteriormente se ampliará a Valencia y, nuevamente, Cataluña.

Del total de llamadas recibidas, un 10 por ciento corr

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información