Contenidos digitales | Artículos | 01 ABR 2006

Concienciación, nueva clave de la BSA para luchar contra la piratería

Ultima con el Ministerio de Industria un plan de formación para el canal
Miguel A. Gómez.
La lucha contra la piratería y el software ilegal sigue siendo una prioridad para la BSA. El último dato oficial con el que cuenta la asociación sitúa el índice de piratería en el 43 por ciento, y en el canal en un 41 por ciento, si bien algunas otras informaciones afirman que este ratio podría haber superado a la baja la frontera del 40 por ciento. Conscientes del trabajo que queda por hacer, los responsables de esta organización han decidido cambiar la forma de actuar. De la persecución de los infractores a la concienciación. Conozcamos los detalles.

Luis Frutos, presidente del comité español de BSA, comentaba a Dealer World en una reciente entrevista que su organización ha introducido modificaciones en la forma de luchar contra la piratería en el mercado informático. Asimismo, en el último año han ido llegando a acuerdos con diferentes organismos oficiales, como la Agencia Tributaria, con el fin de aunar esfuerzos en la lucha contra el fraude. Tal y como nos explicaba este responsable, “lamentablemente, estamos ante unos datos graves, porque casi uno de cada dos productos que corren sobre nuestros PC siguen siendo ilegales, un 43 por ciento. En el mundo de la PYME, más del 75 por ciento está trabajando en pirata, lo que es todavía un problema mayor. Es necesario que la PYME se incorpore al mundo de la Sociedad de la Información, de las TI, de forma legal, con todos los beneficios que significa trabajar en legal. Por desgracia, este cliente no es consciente del valor que le aporta el software legal”.
La pregunta que surge es si este cliente es consciente o no de su situación. Para Frutos, “la formación y cultura tecnológica, fundamentalmente hablando de PYMES, es muy baja. Hay un dato muy elocuente de AETIC, algo más del 40 por ciento de los responsables de la PYME española no ve beneficios en el uso de las nuevas tecnologías. Esto es terrible. Además, cuando hace uso de ellas, lo hace creyendo que es un gasto, no una inversión. Encima, una parte significativa se cree que el PC funciona por sí mismo, sin necesidad de incorporar el software que hace que realmente funcione. Esta realidad de la cultura tecnológica en España nos lleva, lamentablemente, a esta situación, que es la no valoración de los beneficios que le aporta el uso de software legal. El concepto es que cree que se lo ahorran, que no es una inversión, basándose en la creencia falsa de que el software es caro. Al final, trabaja en ilegal, y ese supuesto ahorro es un Caballo de Troya que se mete en su compañía y que le impide trabajar de forma correcta, rentable y competitiva en el día a día”.
Por tanto, la BSA afronta este problema desde el convencimiento de que se trata de un tema cultural, y “por eso en los últimos años hemos girado casi de forma radical el posicionamiento ante este problema. Antes íbamos con el mazo de la legalidad en la mano, porque esto es un delito, amparados por una legislación comparable a la del entorno europeo. Pero los porcentajes son tan altos que se están enquistando, dado que en el último año hemos reducido sólo un punto porcentual, algo que coincide con que el parque está creciendo, lo que nos aporta más pérdidas, 500 millones de euros en un solo año. Esto nos hace cambiar, y ahora estamos dedicando nuestros esfuerzos a una labor de sensibilización, información, concienciación y formación, en dos campos, a nivel social y, fundamentalmente, a nivel de canal”.

Un doble campo de actuación
El nivel social es hablar de “casi 20 millones de usuarios potenciales”, y a nivel de canal “tenemos datos de que el 41 por ciento del canal está trabajando en ilegal, con la gravedad de que un 38 por ciento trabaja en pirata en todo. Además, con el añadido en una parte significativa el cliente no sabe que le han introducido ese software pirata”.
El canal se encuentra en una situación en la que “la competencia ha crecido mucho y los márgenes han bajado, y además, en vez de incorporar el software como un elemento de ventaja competitiva central en su negocio, para fidelizar a su cliente y que el software sea una puerta abierta a un negocio competitivo, lo que hacen es incorporar el software como un elemento de oferta, de ventaja competitiva con la tienda de la esquina, y esto hace que el canal viva una canibalización y una competencia atroz y esté cayendo el negocio”.
Por eso, “estamos haciendo una labor de formación en el canal. Le estamos diciendo que trabaje en legal y que tendrá un cliente más satisfecho y más fiel, y podrá aportarle en el futuro otro tipo de servicios de valor añadido, lo que les llevará a ganar dinero”.
La pregunta es cómo convencerles de ello si no consideran el software como una posibilidad de valor añadido. En palabras de Luis Frutos, “en el día a día, el árbol les impide ver el bosque. Si conviven en la misma calle con alguien que trabaja en ilegal, a un distribuidor le cuesta mucho trabajar en legal porque el otro se lleva los clientes. Al principio cuesta, pero hay que ser sincero, con uno mismo y con el cliente, porque detrás del software hay mucho trabajo y mucho valor, que el cliente se va a perder si trabaja en ilegal. Los beneficios del software legal deben ser comunicados por el canal, y realmente no lo está haciendo, dado que somos uno de los países con mayor índice de piratería en el canal, y esto se lleva a la sociedad”.


Colaboración en un mensaje positivo
----------------------------------------------------
Este cambio de rumbo les lleva a muchos frentes. En palabras de Frutos, “tenemos que trabajar con el cliente y con el canal. Si el cliente sabe exigir sus derechos, romperá la cadena de la ilegalidad. Otra opción está en la purificación del canal. Éste es consciente, y debe pensar en su futuro, romper la cadena y hablar de beneficios al cliente. Debe hacerle comprender que un ahorro de 200 euros puede suponer muchas horas de trabajo perdidas, con lo que esto supone para una empresa”.
Pero, además, antes trabajaban en solitario y ahora “estamos colaborando con organismos como la Agencia Tributaria. Se han dado cuenta de que el interés del sector es compatible y está en línea con los intereses de la sociedad española, y por eso ha recogido el software como una parte importante de lo que significa el fraude fiscal. El Ministerio de Cultura también ha incorporado el software en su intención de proteger la propiedad intelectual. Asimismo, tenemos acuerdos amplios con el Ministerio de Industria y antes del verano espero que lleguemos a un acuerdo para poner en marcha un plan de formación de canal junto con ellos. Es decir, que nos hemos volcado con todos aquellos que recogen el espíritu, el fondo y las formas de la batalla que estamos llevando a cabo en la BSA por la modernización de la empresa y la sociedad española”.
En esta lista estará ADETI, “dado que estamos pendientes de la primera reunión con ellos y ya nos hemos ido pasando ideas de trabajo, porque es fundamental la colaboración con los diferentes actores de este mercado”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información