| Noticias | 28 ABR 2008

Yahoo dice no a Microsoft

Tags: Histórico
El viernes pasado nos hacíamos eco desde esta misma web del vencimiento de la fecha límite impuesta por Microsoft a Yahoo para aceptar su oferta. El sábado era el día "D" y la compra finalmente no se ha realizado. Microsoft debe ahora analizar cuál será su siguiente paso en esta carrera de fondo.
Paula Bardera

Finalmente el día llegó y Yahoo rechazó llegar a un acuerdo de compra con Microsoft. Ahora, será éste quien deba decidir si lanzar una oferta hostil para hacerse con la compañía o barajar otras adquisiciones alternativas. En cualquier caso, fuentes de Microsoft han indicado que podrían comprar Yahoo a través de diferentes vías, incluyendo la opción hostil, proponiendo sus propios candidatos para asumir la dirección de Yahoo en su próxima reunión de accionistas. Sin embargo, Steve Ballmer, CEO de Microsoft y el responsable económico de la misma, Chris Liddell han suavizado estas declaraciones afirmando que también contemplan la posibilidad de dejar de lado la adquisición. Ayer domingo, Yahoo declinó hacer ningún comentario sobre el tema.

“A no ser que hagamos algún progreso con Yahoo a lo largo de este fin de semana, reconsideraremos nuestras opciones. Proporcionaremos información al respecto a lo largo de esta semana, pues estas alternativas incluyen desde lanzar la oferta directamente a los accionistas de Yahoo o podríamos barajar otras oportunidades tanto orgánicas como inorgánicas”, ha declarado Liddell.

Según ha publicado The Wall Street Journal citando fuentes anónimas, Microsoft, Yahoo y consejeros de ambas mantuvieron conversaciones las últimas semanas, pero no progresaron lo suficiente como para alcanzar un acuerdo el pasado sábado.

El proceso ha sido muy frustrante para el equipo de gestión de Microsoft, que ha mantenido que su oferta es justa y que no ven ninguna razón para revisarla. Ballmer y su equipo han mostrado signos de impaciencia con el lento progreso del proceso, lo que no sorprende, teniendo en cuenta la premura que muestra la compañía por impulsar su rendimiento en el negocio de Internet y poder ser un mejor competidor de Google, su principal adversario en este terreno.

Si lanzan una oferta hostil, el proceso se podría alargar bastante más y hacerlo más desagradable, pues aunque Microsoft consiguiera su objetivo final, no sería un buen comienzo para lo que se presenta como un proceso de integración arduo y largo.

Mientras tanto, el principal beneficiado es Google, que podría sacar más partido a esta historia, intentando atraer clientes y empleados de alto valor de ambas firmas.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios