| Artículos | 01 NOV 2001

Windows XP aterriza para abrir nuevas oportunidades de negocio

Tags: Histórico
Miguel A. Gómez.
Cumpliendo con el horario, o más bien calendario, previsto, el que Bill Gates, presidente y jefe de arquitectura de software de Microsoft, definió como un gran hito para su compañía, el nuevo sistema operativo Windows XP, hizo su llegada al mercado informático, coincidiendo con unos augurios un tanto negativos para el mercado en general. Por este motivo, el producto nace con un objetivo no buscado en un principio: contribuir a la reactivación del mercado informático, que sigue un tanto convaleciente. Desde Dealer World, como publicación colaboradora en el lanzamiento del producto, nos hemos ido haciendo eco de información técnica de Microsoft con el fin de preparar al canal para la llegada del producto. Ahora que su aterrizaje es una realidad queremos repasar cómo transcurrió la presentación.

El sistema operativo Windows XP está ya a la venta en el mercado informático internacional. Como no podía ser de otra manera, y tras muchas noticias generadas a su alrededor, el nuevo sistema operativo de la compañía que dirige Bill Gates, centró la atención mundial el pasado 25 de octubre, fecha en que fue presentado de forma oficial en diferentes ciudades a lo largo del Mundo.
En el caso español, Madrid fue la ciudad elegida por Microsoft para poner en marcha la vida comercial de Windows XP, un producto que el propio Gates ha definido como “un gran hito para Microsoft”, y “un gran avance para la plataforma Windows”.
Siguiendo la estela de presentaciones, iniciada unas horas antes en Nueva Zelanda, los responsables de Microsoft en nuestro país quisieron reunir a un gran número de personas alrededor de su gran anuncio. Por ese motivo, en el Pabellón Raimundo Saporta de la capital de España, y a imagen y semejanza de un modelo de presentación iniciado con Windows 98, la compañía estableció una serie de escenarios donde intentaba mostrar todas las novedades y posibilidades que ofrece la nueva plataforma.
Recordar ahora todas y cada una de las características nuevas o renovadas del sistema operativo no sería una tarea breve. Como hemos ido adelantándoles a lo largo de estos meses, como publicación colaboradora en el lanzamiento, Windows XP presenta muchas y significativas novedades con respecto a sus antecesores. Pero, quizá la más destacada sea la adopción del kernel de Windows NT, lo que le permite incrementar sus niveles de fiabilidad, estabilidad y seguridad.

Culminación de trece años de trabajo
Unos días antes de la presentación del producto, Francisco Román, consejero delegado de Microsoft en España comentó ante la prensa que se sentía optimista, pese a “sensación de que la situación económica es difícil”, porque Windows XP, junto con Pentium 4, son “una gran oportunidad de negocio”. El optimismo del máximo responsable de la firma en nuestro país se basaba, como el mismo confirmó, en la expectación levantada alrededor de este nuevo sistema operativo. “¿Cómo no voy a ser optimista con la expectación despertada por Windows XP?”, se preguntaba en voz alta el mandatario de Microsoft.
Dejando a un lado las curiosidades que rodean este lanzamiento, y es que cuando Microsoft va a realizar cualquier anuncio surgen todo tipo de noticias fuera de lo propiamente técnico, Francisco Román compareció en el escenario de la presentación para mostrar su satisfacción por el nuevo sistema operativo, un producto que invitó a probar, “porque lo que podamos decir de él no es nada comparado con verlo”.
Según explicó a los asistentes, Windows XP “culmina trece años de esfuerzos” de Microsoft alrededor de los sistemas operativos. En su opinión, “si alguien nos hubiera dicho hace 20 años que el PC sería el centro de nuestra empresa, habríamos alucinado”, pero es en este entorno “en el que se presenta Windows XP”.
Refiriéndose a las posibilidades de la “nueva criatura, Román señaló que no estaba “hablando de futuro, hablamos de lo que está disponible hoy”, y quiso recordar a Bill Gates en la presentación de Windows 95, cuando calificó de mediocre a Windows 3.1. En esta ocasión, Román comentó que en este momento, “podemos decir lo mismo de Windows 95. No importa que en su momento fuera toda una revolución. Seis años después, podemos decir que todo aquello era mediocre”, al hilo de lo que hoy ofrece Windows XP.
Los responsables de Microsoft no han hecho pública ninguna cifra alrededor de la inversión realizada en Windows XP, pero Francisco Román quiso destacar que desde Microsoft “se invierte mucho dinero en satisfacer las necesidades de los clientes”.
Para terminar su presentación, Francisco Román volvió a mostrarse optimista, tal y como se desprende de sus palabras. “La ilusión que ponemos en este producto está equilibrada con el esfuerzo que hemos realizado, está equilibrada con el trabajo de nuestros partners. Pero, lo que es más importante, se corresponde con la expectación de los clientes”.

Apoyo de los partners
En el lanzamiento de Windows XP, Microsoft ha contado, como viene siendo habitual, con el apoyo, en mayor o menor medida, de algunos de sus partners más destacados. En este sentido, y coincidiendo con el propio anuncio, Compaq Computer, Hewlett-Packard, Telefónica, Inves e iBanesto.com han anunciado acuerdos de colaboración con Microsoft alrededor del nuevo sistema operativo.
Pero la presencia más destacada fue la de Intel, dado que Antonio Caloto, director general de la firma en nuestro país, participó en la presentación a la prensa. Tal y como destacó el propio Caloto, “tanto Microsoft como Intel hemos ido presentando plataformas mejores, más potentes y llamativas”. Asimimo, el dirigente de Intel destacó que, tanto con este anuncio como con el de Pentium 4 a 2 GHz que la propia Intel realizó hace unas semanas, “estamos en otro punto de inflexión en la industria informática a nivel mundial. Estamos ante una plataforma que nos asegura la posibilidad de crecimiento en el futuro”.

Una inflexión en el mercado
Y hablando de puntos de inflexión, además del tecnológico, los responsables de Microsoft esperan uno comercial. Tal y como explicó Francisco Román, “hay cierta tendencia a acumular comentarios pesimistas, pero ésta es una industria vigorosa. Pero lo más espectacular es que se trata de una industria que evoluciona, que se extiende”.

Múltiples presentaciones
Como ya hemos señalado al principio de estas líneas, el anuncio de Microsoft en España fue casi simultáneo en otros 50 países. De hecho, la compañía organizó 62 eventos a nivel mundial, donde Microsoft pretendía contar con unos 480.000 asistentes. Pero los anuncios principales fueron el de Nueva York, realizado por el propio Bill Gates, y el europeo, organizado en Londres, donde Steve Ballmer, presidente y CEO de la compañía, compartió protagonismo con el intento de batir el record Guiness de la edición más rápida del mundo de un vídeo musical.
Pero quizá la iniciativa más llamativa y diferente fue la de Sudáfrica, donde la firma decidió crear la figura “Niño Windows XP”, por la que se compromete a invertir 50.000 ZAR en la educación del primer niño nacido
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios