| Artículos | 15 ABR 2002

Virus informáticos

Tags: Histórico
Antivirus domésticos o cómo evitar al enemigo en casa
Arantxa Herranz.
Que los virus no entienden de edad, sexo o religión es algo que parece evidente. Pero, ¿entienden de perfil de usuario? ¿Es el mercado doméstico un negocio en auge? ¿Qué argumentos ha de dar el canal para la venta de estas aplicaciones? Aunque las opiniones son diversas, los principales actores de esta industria han señalado a Dealer World 15 las tendencias que marcarán este mercado en un futuro inmediato.

El mercado de antivirus doméstico está en auge. Así al menos lo han manifestado algunos de los principales fabricantes de esta industria en nuestro país. Desde José Carlos Jimeno, responsable de retail de McAfee, quien tiene unas previsiones para este año de crecimientos cercanos al 25 y 30 por ciento (anunciando, además, que este fabricante está “estrechando lazos más fuertes con nuestro canal, lo cual nos permitirá llegar de una forma más contundente a los usuarios finales”), hasta Panda Software, en boca de su responsable de producto, María Sánchez de Ron, quien considera que “es precisamente la aparición constante de nuevos virus en la Red lo que va a hacer que siga creciendo la demanda de este tipo de software”, pasando por David Díaz, responsable de retail de Symantec, quien espera “una mayor sensibilización del usuario domestico respecto a los problemas derivados de virus y hackers y, por lo tanto, un importante crecimiento sostenido de las ventas, con las nuevas versiones cada vez más eficaces, y en la medida que la tecnología de detección avance”, sin olvidarnos de Mario Velarde, director general de Trend Micro en España, quien entiende que el crecimiento estará más en la distribución electrónica más que de caja; todos auguran un buen futuro a este mercado.

¿Un blanco fácil?
Sin embargo, en lo que ya no se ponen tan de acuerdo nuestros entrevistados es en si los usuarios domésticos son más vulnerables que los corporativos en cuanto a los ataques de los virus. El máximo responsable de Trend Micro mantiene que el usuario doméstico “es muy consciente ya del problema de los virus, puesto que recibe información constantemente y porque también ha sufrido ataques”, por lo que entiende que no son menos conscientes, “incluso puede que lo sean más que uno corporativo por el sentimiento de propiedad y afectividad del sistema”. En el lado opuesto se sitúa el responsable de retail de Symantec, quien asegura que, “desde luego, éste es el segmento más desprotegido ante la amenaza de los virus”. Según los datos que maneja este fabricante, tan solo un 30 por ciento de los usuarios de Internet disponen realmente de un sistema eficaz y actualizado contra los virus. “El resto, posiblemente desde el día en que adquirieron su ordenador, no se han preocupado de este asunto y siguen equivocados pensando que con una versión instalada hace un año todo irá bien... Ahí es cuando vienen los problemas y existe aún cierta confusión en este aspecto”.
En términos intermedios se manifestaba el homólogo en McAffe, quien asegura que el blanco más fácil “es aquel que no está protegido. Por lo tanto, no se trata del blanco más fácil si no del menos concienciado, ya sea usuario final o empresa”. Desde Panda, mientras tanto, no se descarta la posibilidad de que el usuario doméstico tenga esta característica, aunque se asegura que los programadores de virus “no tienen siempre la última tecnología ni utilizan siempre las últimas vulnerabilidades descubiertas, sino que aprovechan precisamente la curiosidad de los usuarios para engatusarlos y hacer que estos ejecuten los códigos maliciosos. En un campo tan grande como el doméstico siempre puede "picar" alguien y abrir el archivo adjunto, desatando una cadena interminable de infecciones, si es que no está protegido con un buen antivirus actualizado a diario”.

Argumentos para estar protegidos
Sea como fuere, lo cierto es que, dado que el correo electrónico está siendo desde hace unos años la principal vía de infección (en detrimento de los disquetes) y que, cada vez más, los usuarios adquieren un PC para poder navegar por Internet, la presencia de una aplicación que proteja al sistema parece indispensable. Pero como no todos los usuarios, especialmente domésticos, parecen estar concienciados de esta necesidad, hemos querido conocer los argumentos que, según los fabricantes, han de dar los distribuidores a sus clientes. David Díaz señala que las razones podrían contarse por centenas, pero que, desde luego, “han de entender que el PC doméstico cada día tiene más información privada e importante, datos del banco, contraseñas, trabajos de todo tipo... Al igual que nos preocupamos de que en casa no pueda entrar nadie con alarmas y puertas blindadas, lo mismo se ha de aplicar a los PC. El 80 por ciento de los PC conectados a la Red ha sufrido algún tipo de ataque alguna vez, sobre todo cuando hablamos de conexiones de banda ancha ADSL o cable”.
Mientras, José Carlos Jimeno entiende que el canal debe de argumentar la venta de un antivirus “de la misma forma que vende una chip o una tarjeta grafica de uno u otro fabricante. Es decir, es muy importante que los argumentos de venta de un antivirus se centren en la propia seguridad de los usuarios y no en lo barato, sino en una solución que de verdad resuelva los problemas de posibles infecciones y de la respuesta del fabricante a la hora de ofrecer una vacuna rápida en tiempo real y sencilla de descargar y sobretodo de confianza”. Semejante línea argumental mostraba Mario Velarde al señalar que la razón más importante “es que los sistemas se han de proteger, porque los virus son cada vez más potentes. Hay dos aspectos básicos: los antivirus se tienen que actualizar constantemente, por lo que se tiene que tener una copia original, y el precio cada vez es menor y bajarán más, por lo que el beneficio que se obtiene en materia de seguridad compensa la inversión que hay que realizar”.
Por su parte, María Sánchez de Ron considera que, más que argumentos, “las recomendaciones al usuario doméstico se basan en la precaución a la hora de manejar información no conocida y contar con una protección adecuada para los peligros que pueden enmascararse en infinidad de formas”.

La pelea por el margen
Pero, ¿es rentable para el dealer vender un antivirus para un usuario doméstico? En mayor o menor medida, todos nuestros interlocutores están de acuerdo en que sí. Hay quien cree, como José Carlos Jimeno, responsable de retail de McAfee, que el negocio que ofrece su compañía “es muy amplio y rentable” por lo que, en lo que afecta al margen, éste “depende de la involucración de cada dealer con nuestros productos”.
Por su parte, David Díaz, homólogo de Jimeno en Symantec, considera que este tipo de soluciones “genera un más que jugoso margen para el canal en comparación con otros productos y el hardware, cercano al 40 por ciento”. Además, entiende que el mercado “está en creciente demanda y no resulta difícil de vender”, ejemplificando esta afirmación en que “sólo hay que recordarlo cuando se efectúa una compra, y en la mayoría de los casos el resultado es un pedido con el que no contábamos”.
Sin embargo, Mario Velarde se

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información