| Artículos | 15 NOV 2005

Unidades de disco SATA

Tags: Histórico
Colosos del almacenamiento digital
Ramón A. Fernández.
Como colofón final, y una vez que se han repasado las principales características, tecnologías y circunstancias que giran en torno al mundo de las unidades de disco duro, llega el turno de comprobar a pide de campo qué hay de verdadero en todo este mercado. Así, realizaremos un pormenorizado análisis de las diversas unidades llegadas a nuestra redacción, con el fin de recabar datos y resultados, motivo por el cual, las siguientes páginas contienen información de primera mano sobre las posibilidades reales que se tienen hoy en día a la hora de equipar nuestros sistemas informáticos con nuevos discos duros.


Hitachi Deskstar 7K500
La elevada rivalidad entre el reducido grupo de compañías dedicadas a la fabricación de unidades de disco duro genera una situación en la que apenas suele haber grandes diferencias tecnológicas entre los distintos productos que ofertan. No obstante, y en los últimos años, Hitachi viene siendo uno de los referentes a seguir, al menos en la relevante cuestión de la capacidad de almacenamiento.
A este respecto, su nueva unidad Deskstar 7K500 para equipos de escritorio presenta, además de unas notables características técnicas y un adecuado comportamiento general, una notoria capacidad de almacenamiento que supera con creces los valores máximos que acreditan sus más directos rivales. No es de extrañar, por tanto, que el principal reclamo de este modelo sean precisamente los 500 GB para albergar todo tipo de archivos y contenidos digitales. Para lograr esta notoria capacidad de almacenamiento adicional, Hitachi ha aumentado ligeramente la densidad de almacenamiento respecto a su anterior modelo 7K400 manteniendo, al mismo tiempo, una tupida configuración interna formada por 5 platos y 10 cabezales de lectura.
Al igual que el resto de discos analizados, este modelo está provisto de la interfaz de conexión SATA y ofrece una velocidad de giro 7.200 rpm. Sin embargo, Hitachi es uno de los pocos fabricantes que ya implementa la última versión 3 Gbps y, consecuentemente, permite la obtención de un mejor comportamiento en aquellos ordenadores provistos del preceptivo soporte de este estándar. Asimismo, esta característica junto con su gran capacidad de almacenamiento, hacen que sea una alternativa muy interesante a la hora de configurar sistemas de almacenamiento de tipo NAS para entornos de gama baja.
En cuanto a su diseño externo, no hay ninguna característica de especial relevancia, salvo que, además de los conectores propios de la norma SATA, se mantiene también el conector de alimentación eléctrica antiguo.
En otro orden de cosas, para aquellos clientes que sean más sensibles en las cuestiones relacionadas con el medio ambiente, hemos de señalar que este producto de Hitachi cumple con la restrictiva directiva RoHS que genéricamente regula tanto en el proceso de fabricación de los productos como su composición de una amplia gama de equipos eléctricos y electrónicos con el fin de limitar la contaminación debida a la utilización de determinados materiales y generación de residuos peligrosos procedentes de estos productos al final de su vida útil. Pese a que todavía no ha entrado en vigor, (a partir del 1 de julio del 2006 en todos los estados miembros de la Unión), no está de más que los distintos fabricantes se vayan concienciando en estos temas y ofrecer no sólo productos de elevadas prestaciones sino que también sean respetuosos con el medio ambiente. Indudablemente, un significativo elemento de valor añadido ante la ineludible obligación de dejar un planeta habitable para las futuras generaciones.
Aunque el rendimiento general no difiere demasiado de los que han obtenido el resto de unidades analizadas, es modelo ha ofrecido el mejor comportamiento combinado. En concreto, en los tests de lectura y escritura y, también en los tiempos de acceso, los valores obtenidos de 51,1 MBps/ 44,7 MBps de tasa media en operaciones de lectura y escritura, respectivamente, son cifras muy respetables. Obviamente, los 16 MB de búffer de memoria junto con la tecnología NCQ ayudan a la consecución de estos notables guarismos. Además, también pudimos comprobar que es uno de los discos más silencioso de todos los analizados, lo cual hace que resulte muy apropiado para el ámbito doméstico.
Pese a ofrece una razonable relación coste por GB, su principal inconveniente se centra en el elevado precio de este producto. Evidentemente, su enorme capacidad hace que haya que realizar un mayor desembolso para su adquisición. Tanto es así, que por este mismo precio es posible adquirir dos unidades de similares prestaciones con 250 GB e, incluso, tres discos de 200 GB.

Lo Mejor: Capacidad de almacenamiento.
Soporte RoHS.
Lo Peor: Precio.


Maxtor DiamondMax 10
Dirigida al segmento más bajo del mercado, la popular y fecunda saga DiamondMax de Maxtor sufre su décima renovación con la presentación de una prolífera nueva familia compuesta por 22 nuevos modelos con capacidades que van desde los 80 hasta los 300 GB. No obstante, tan nutrido despliegue obedece que este fabricante ofrece modelos homólogos tanto bajo la interfaz SATA como con la más veterana EIDE/ATA133 y, además, en concordancia con las cada vez más restrictivas normativas de medioambientales, cuenta también con unidades compatibles con el estándar RoHS (Restriction od Hazardous Sustances) según la directiva 202/95/EC del Parlamento Europeo en la cual se limita la utilización de determinadas sustancias que la Comisión considera peligrosas en los equipos eléctricos y electrónicos y cuya aplicación obligatoria en todos los estados miembros de la Unión será efectiva a partir del 1 de julio del 2006.
En cualquier caso y como viene siendo tónica habitual, en la presente comparativa hemos optado por evaluar el modelo de mayor capacidad de almacenamiento con interfaz de conexión SATA. En concreto, la unidad analizada, modelo 6B300S0, se caracterizada presentar 300 GB de capacidad y un buffer de 16 MB. No obstante, la capacidad de almacenamiento, aunque elevada para unos requerimientos medios, no está al mismo nivel que el que exhiben actualmente otros rivales.
En principio, y dado que estamos ante una gama de unidades de disco duro para entornos de escritorio no excesivamente exigentes, cabe mencionar que Maxtor no ha dotado a esta serie de los últimos avances en este sector, quedando reservados para productos de mayor nivel tecnológico como la familia MaxLine III. Sin embargo, al incorporar la segunda generación de la interfaz SATA/150 esta unidad soporta la efectiva tecnología NCQ. De este modo, y siempre que contemos con equipo anfitrión compatible con dicha especificación podremos sacar el máximo partido al rendimiento de este producto. De cualquier forma, la familia DiamondMax 10 ofrece otras interesantes características como su velocidad de rotación de 7.200 rpm., un tiempo de latencia rotacional de 4,17 ms. y un tiempo de búsqueda medio de 9,0 ms.
Físicamente, se ajusta al esquema diseño tradicional de las unidades de disco duro de 3,5 pulgadas de tamaño, sin que se ofrezca soporte heredado para el conector eléctrico. Además, la controladora situada en la parte inferior no cuenta ningún elemento adicional o especial disposición que proteja la circuitería impresa de una manipulación poco delicada. No obstante, su carcasa de aluminio favorece una eficiente refrigeración en las condic

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información