| Artículos | 15 NOV 2004

Un sector rebosante de dinamismo

Tags: Histórico
Impresoras láser color
Angel Fernández.
El dinamismo que acompaña al sector de las impresoras láser se evidencia con sólo observar el cada día más numeroso número de fabricantes implicados en la comercialización de este tipo de impresoras. De este modo, la elevada diversidad de modelos obliga a prestar una especial atención a la oferta del mercado con objeto de conocer con suficiente claridad cuál de ellas se adapta de un modo más preciso a las necesidades de cada usuario. Para el dealer, constantemente obligado a seguir con atención las evoluciones del mercado, el análisis de productos que ofrecemos a continuación será, sin duda, una buena base para optimizar la estrategia a seguir en la comercialización de este tipo de soluciones.


Brother HL-2700CN
Comenzamos nuestra andadura por el mercado de las impresoras láser color con el análisis de la HL-2700CN de Brother, uno de sus modelos más básicos aunque dotado de unas excelentes prestaciones. En concreto, esta impresora se rige por la tecnología de láser electrofotográfico de 4 ciclos, consiguiendo una velocidad de impresión, según los datos aportados por el fabricante, de 8 páginas por minuto en color y 31 en monocromo. En nuestras pruebas tuvo ocasión de mostrar esta buena disposición, tanto en lo que se refiere a la calidad como a la velocidad, en la impresión de documentos de texto. También resultó ser una de las impresoras más rápidas en la impresión de documentos a todo color, aunque se mostró menos precisa a la hora de representar fotografías a tamaño A-4. En concreto, en esta modalidad y en su configuración estándar mostró un ligero efecto de dentado así como una tenue saturación de los colores. No obstante, este extremo puede corregirse perfectamente mediante los excelentes controladores entregados, que permiten una precisa configuración de todos los aspectos de la imagen, como el brillo, el contraste o la saturación de los colores tanto general como independientemente.
Entre sus componentes internos se incluye un procesador MIPS TMPR4955 con una velocidad de reloj de 300 MHz además de 64 MB de memoria RAM en módulos So-DIMM que puede ser ampliada hasta los 576 MB. No obstante, esta impresora cuenta con tecnología de compresión de datos mediante la que comprime internamente los datos recibidos haciendo posible imprimir trabajos complejos sin necesidad de añadir memoria adicional. En cuanto al sistema de impresión propiamente dicho, todo el proceso se realiza mediante el concurso de un cartucho OPC que puede procesar un total de 60.000 páginas monocromo o 15.000 en color durante toda su vida útil. Asimismo, los cartuchos de tóner cuentan con una amplia capacidad, permitiendo la impresión de hasta 10.000 páginas en blanco y negro y 6.600 en color, siendo éste uno de los puntos más favorables de esta impresora.
Otro de los puntos a resaltar en esta impresora son sus posibilidades de administración, gracias a la eficaz colección de software de red entregado el cual permite una sencilla configuración y un total control sobre el dispositivo en caso de utilizar la interfaz Fast Ethernet integrada. Así, mediante las aplicaciones Web BRAdmin y BRAdmin Profesional para Windows se garantiza una eficaz gestión de la impresora. Esta última cuenta con un asistente de despliegue del controlador que permite al administrador crear una aplicación de configuración que puede ser enviada a través de la red para que cada usuario pueda configurar su equipo cliente de forma rápida y efectiva.
La conexión física a la red se realiza mediante la tarjeta de red instalada que permite su integración en los entornos de red más extendidos como TCP/IP, IPX/SPX, AppleTalk, DLC/LLC o NetBEUI. Además, la impresora puede ser conectada mediante los conectores de interfaz USB 2.0 o paralelo presentes en la misma, admitiendo la conexión simultánea a más de un sistema gracias a su capacidad para seleccionar automáticamente el puerto por el que recibe los datos en cada momento. Asimismo, cuenta con se­lección automática de emulación, pudiendo interpretar simultáneamente comandos de los distintos lenguajes de descripción de páginas soportados, PCL 5C, PCL 6, BR-Script3, trazador HP-GL, Epson FX-850 e IBM Proprinter XL.
Por último, cuenta con funciones de ahorro energético y de tóner así como un lector de tarjetas Com­pact­Flash mediante el que se pueden añadir diversos tipos de fuentes a las ya incluidas por el sistema.

Lo mejor: Posibilidades de administración.
Lo peor: No se incluyen controladores para Linux.


Epson AcuLaser C1900
Dirigida a prestar principalmente sus servicios en cualquier entorno profesional en el que la comunicación se lleve a cabo mediante una instalación de red, la AcuLa­ser C1900 cuenta con una serie de características que la capacitan para desenvolverse con soltura en todo tipo de escenarios. A pesar de ser uno de los dispositivos más modestos en cuanto a prestaciones de los analizados en la presente comparativa, nos sorprendieron gratamente los resultados obtenidos en nuestras pruebas, en las que se mostró muy eficaz en todos los apartados. De hecho, fue únicamente en la impresión de documentos de gran extensión en los que se hizo patente su menor velocidad de impresión. Sin embargo, en cuanto a la calidad de los trabajos, tanto de texto como gráficos y fotografías a todo color, superó con amplitud a la mayoría de sus rivales.
Esta elevada calidad de impresión se debe sin duda a la tecnología RITech empleada por Epson en todas sus impresoras, mediante la cual la resolución nativa se multiplica para conseguir una calidad de impresión equivalente a los 2.400 puntos por pulgada. Además, los controladores son muy completos, permitiendo un total control sobre el resultado de los trabajos, incluyendo modos predefinidos, utilización de varios perfiles de color, así como ajustes personalizados que permiten optimizar la calidad de impresión para los distintos tipos de documentos en color.
Por otra parte, además de la conectividad de red a través de la interfaz Fast Ethernet integrada, dispone de un puerto paralelo y otro USB, aunque este último se rige por su anticuada revisión USB 1.1, lo cual limita su capacidad de recepción de datos en caso de optar por esta interfaz de comunicación. En el caso de optar por la conexión a través de la LAN corporativa, el fabricante ofrece una completa serie de aplicaciones (EpsonNet WinAssist, EpsonNet WebManager y EpsonNet Direct Print) para la gestión remota de la impresora, mediante las cuales es posible llevar a cabo una eficaz y completa configuración y explotación del dispositivo. No obstante, la compleja labor de la instalación de protocolos así como la configuración en el servidor y clientes hacen necesario para esta labor el concurso de un experimentado administrador de red.
También resulta un tanto escasa la memoria RAM integrada que se limita a 32 MB, si bien es cierto que esta cantidad puede ampliarse enormemente hasta alcanzar un total de 1 GB, suficiente para almacenar trabajos de gran extensión. Además, cuenta con la posibilidad de añadir distintos componentes adicionales co­mo una unidad de disco duro, una unidad para impresión dúplex automática o un módulo ROM para fuentes PostScript 3.
Por último, entre la documentación aportada encontramos una guía de instalaci

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información