| Artículos | 01 MAR 1999

Todo lo que siempre quiso saber sobre redes de área local y nunca se atrevió a preguntar

Tags: Histórico
Gabriel Contreras.

Precios cada vez más bajos, nuevas tecnologías y un nuevo estilo de trabajo en grupo, obligan a cualquier empresa a montar una red de área local, y si ya tenía una, estará obligada a modernizarla .

Para aprender a configurar la red de área local perfecta para cualquier empresa, vamos a desarrollar una serie de artículos que explicarán paso a paso cómo conectar los ordenadores, cómo configurar el sistema operativo y cómo elegir las tarjetas y otros elementos necesarios .

Aprenderemos a montar una red de área local básica, para cinco usuarios . También estudiaremos cómo montar una red de área local compleja, con concentradores, routers y switches, con un servidor de impresión, para imprimir, y con un servidor proxy, para compartir el acceso a Internet .

Compararemos material de distintos fabricantes y aconsejaremos cómo combinar el hardware para obtener el mejor resultado posible . Además, veremos si es posible conservar el material que se utilizaba en una red local antigua cuando decidamos cambiar de tecnología .

Precios bajos y muchas posibilidades de crecimiento

El mercado de las comunicaciones es tremendamente competitivo . Nos encontramos con unos precios realmente bajos, cuando se trata de elementos estándares del mercado, lo cual facilita la renovación o nueva adquisición por parte de las empresas, de redes de área local de última generación . Es un mercado en crecimiento y con un futuro muy prometedor, ya que se atisba un campo muy amplio en cuanto a necesidades de comunicación por parte de los usuarios .

Para empezar, no es necesario adquirir ningún sistema operativo de red, ya que Windows 95 o Windows 98, que se incluye en todas las nuevas configuraciones, ofrece las funciones de comunicaciones necesarias . Se permite compartir impresoras y otros dispositivos, e incluso el sistema de ficheros .

Para continuar, las nuevas tarjetas de 100 Mbits se pueden adquirir por un precio ligeramente superior a las de 10 Mbits, por lo que actualmente se han convertido en el estándar .

Los concentradores, segmentadores y otros dispositivos más sofisticados, aumentan considerablemente el coste de la red, por lo que sólo se suelen adquirir en determinadas circunstancias, cuando la topología de la red lo demanda .

Lo más llamativo de las redes de área local es la capacidad de comunicación que permite a un usuario final, trabajar con nuevos sistemas de información, que hasta ahora eran impensables, como compartir agendas electrónicas, un sistema de correo y de gestión de mensajes, que permiten sustituir toda la gestión interna de una empresa, e incluso permite la posibilidad de utilizar la infraestructura de la red local para la comunicación interna por vídeo-conferencia .

Las posibilidades son grandes, los precios bajos y el mercado con muchas posibilidades de crecimiento .

Paso a paso, para no perder el paso

En una serie de seis artículos cubriremos todos los aspectos de una red de área local . El objetivo principal es enseñar, paso a paso, cómo tenemos que conectar los ordenadores, indicar cuales son los elementos que necesitamos en cada caso y cómo tenemos que configurarlos con el sistema operativo .

Como objetivo secundario, compararemos los distintos elementos que utilicemos para diseñar nuestras ?perfectas? redes de área local, y ofreceremos un consejo o preferencia sobre qué elementos son los que presentan una mejor relación calidad/precio .

En el primer artículo mostraremos paso a paso, qué tenemos que hacer para configurar una red de área local de una oficina pequeña, con una configuración de tres a ocho usuarios .

En el segundo artículo presentaremos elementos más complejos, necesarios para montar una red de área local más grande, como concentradores apilables, segmentadores de red y enrutadores . Veremos qué posibilidades tiene una empresa grande para conectar distintas oficinas a la misma red, sin perder prestaciones .

En el tercer artículo veremos cómo podemos configurar un servidor de impresión, conectando varias impresoras a un único ordenador, y utilizando unos dispositivos hardware que presentan una conexión serie o paralelo, y que permiten independizar la impresora del servidor .

El cuarto artículo servirá para analizar la forma de configurar un servidor de comunicaciones multiprocesador . Estudiaremos la configuración más óptima, analizando varios equipos y seleccionando la tarjeta de red de mayores prestaciones .

En el quinto artículo comprobaremos cómo conectar una red local a Internet utilizando un módem compartido, y veremos las posibilidades que aporta la conexión con RDSI .

Por último, en el sexto artículo, cuando ya tengamos montada la red local que mejor se ajusta a nuestras necesidades, veremos cómo sacarle el mayor partido con programas groupware y con sistemas de bases de datos .

Cómo montar una red de área local, y cuál elegir

Conectar varios ordenadores de una oficina es una de las tareas más fáciles aparentemente, aunque pueden surgir problemas si utilizamos equipos antiguos, o tenemos elementos singulares, que no permiten el uso compartido en la red .

La configuración de una red de área local de ?igual a igual? es una tarea sencilla, ya que no se tiene que configurar un único ordenador servidor . No se utiliza ningún programa nuevo, sólo será necesario configurar Windows 98 en cada uno de los ordenadores que forman la red, para compartir el disco y la impresora .

La configuración del hardware también es sencilla . Utilizaremos tarjetas 10/100 Mbits conectadas a un concentrador 10/100 . Las conexiones son sencillas, y aunque en el caso de que exista un fallo de cableado, la red funcionará correctamente en todos los segmentos correctamente conectados . Recordemos que con las redes BNC, con cable coaxial, cuando uno de los conectores estaba mal conectado, se perdía la conexión de todo el segmento .

En este artículo vamos a estudiar las soluciones que aportan los principales fabricantes de tarjetas de red, para ofrecer kits de conexión . Lo más normal serán configuraciones para 3 ó 5 usuarios . Se incluye un concentrador y el cableado necesario, y los precios suelen ser bastante razonables .

Pero otra cuestión muy importante a la hora de montar una red de área local de oficina, es la posibilidad de aprovechar el hardware existente . Muchas empresas ya tenían tarjetas Ethernet en muchos PC y querrían utilizarlas, por lo que deberían coexistir las tarjetas de 10 Mbits con las de 100 Mbits .

El problema suele ser más importante, al intentar configurar tarjetas no Plug and Play, con Windows 95 ó 98, utilizando un programa de configuración en MS-DOS . Esto, que puede parecer un caso puntual, es algo muy común, que también veremos cómo se soluciona en el primer artículo .

La comparativa será de los diferentes kits de conexión, es decir, compararemos tarjetas de red y concentradores de tipo 10/100 Mbits .

Una compleja red local, para optimizar las prestaciones del servidor

Una red local, que aparentemente está bien dimensionada, puede tener caídas importantes de prestaciones, debido a que el tráfico está mal repartido . Pueden existir cuellos de botella en el servidor o en cualquier otro elemento de la red .

Para solucionar un problema de saturación de red se suele ampliar el servidor, incrementando la memoria, el procesador y el disco . Otra alternativa que se suele utilizar es tirar todas las tarjetas de 10 Mbits a la basura y sustituirlas por tarjetas de 100 Mbits .

La mayoría de los problemas de red se pueden solucionar analizando el tráfico de la red, estudiando qué se estaba haciendo antes de colapsar la red, revisando

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información