| Artículos | 01 FEB 2001

Termómetro del sector TI

Tags: Histórico
Los datos del año 2000 comienzan a consolidarse y ya se pueden sacar las primeras conclusiones
Fernando Muñoz.
La incertidumbre existente en la economía de Estados Unidos conduce a que las empresas y los consumidores frenen su gasto en TI, como hardware, software y servicios. Las ventas de PC disminuyeron en el cuarto trimestre de 2000, según cifras de IDC, en tanto que los fabricantes de equipo para redes, como Cisco Systems y Foundry Networks, también informaron sobre un menor nivel de ventas. Muchas de las compañías del sector, incluyendo importantes nombres como Intel, Hewlett-Packard y Microsoft, ya han advertido que no han podido cumplir sus expectativas iniciales en el último trimestre de 2000.
En opinión de Chuck Hill, director de investigaciones de First Call/Thomson Financial, la economía está avanzando de forma muy lenta. Si los consumidores no gastan, las empresas no pueden destinar una parte razonable del presupuesto a la inversión en capital y, por tanto, la recesión se produce.
Aunque ciertas áreas de TI, como los sectores que conforman el mercado de software, pueden irles mejor, el mal está extendido. La tasa de crecimiento de los ingresos de 83 compañías del sector tecnológico, según Standard & Poor, se mantuvo en un 42 por ciento en el cuarto trimestre de 2000. En opinión de Hill, la tasa de crecimiento se encuentra sólo en el 3 por ciento para el primer trimestre de 2001.
No solamente es la aparente lentitud de la economía del mercado estadounidense lo que afecta a sus propias empresas, sino también las del exterior, afirman los analistas.
El nacimiento de la recuperación en Asia se ha visto comprometido por la rápida y actual caída en Estados Unidos, según Roger Kay, analista de IDC, ya que depende en gran medida de las exportaciones.
Una de las principales estrellas en el mercado de la tecnología europea, el fabricante finlandés Nokia, dio lugar a numerosos comentarios dentro de la industria cuando anunció que no lograría alcanzar los resultados esperados. El precio de las acciones de la empresa cayó temporalmente y arrastró consigo a otros fabricantes de equipos electrónicos.
En muy poco espacio de tiempo la cotización de las acciones de Nokia volvió a subir. Los observadores afirman que las expectativas para la industria son aún fuertes.
Bernt Ostergaard, analista de telecomunicaciones de Giga Information, cree que la tasa de crecimiento, el consumo de celulares y los abonos avanzan a la velocidad esperada.
Obviamente, comenta Bernt, puede haber problemas para cumplir con las expectativas sencillamente porque el mercado en ahora más lento en general, ello significa que posiblemente se demoren las inversiones. También pueden acumularse los stocks y por lo tanto los productos no se traducirán en ventas tan rápidamente. Pero en términos de 2001, esto ocurrirá más en el mercado de los empresarios que en el mercado al consumidor. No hay, de acuerdo con Ostergaard, lentitud en el gasto del consumidor, y Europa cuenta con niveles muy altos de empleo.
Otros resultados analizados fueron los de Microsoft. Según un informe de J.P. Morgan Securities, las ventas del sistema operativo de Windows de Microsoft pueden caer un poco a consecuencia del efecto de las menores ventas de PC. A mediados de diciembre, la compañía bajó su perspectiva financiera para el segundo trimestre fiscal de 2001. Afirmó que le habían afectado las débiles ventas en PC, el gasto de TI empresarial y los servicios y la publicidad on-line para los consumidores.
Las menores ventas de PC afectaron a Gateway, Compaq, Dell y otros fabricantes de PC. El presidente y CEO de Gateway, Jeffery Weitzen, comentó que no hay forma de endulzar los próximos meses dado que las ventas de PC serán débiles durante los seis primeros meses de 2001. Esto ha provocado una guerra de precios entre los fabricantes y ha reducido los márgenes, en opinión de Weitzen.
También esto ha tenido un impacto sobre los fabricantes de microprocesadores, como Intel. El 7 de diciembre, la compañía advirtió que sus ingresos, para el cuarto trimestre, caerían por debajo de las expectativas debido a una mayor lentitud de la economía mundial que produciría un fuerte impacto en la demanda de PC dando lugar a la cancelación de productos por parte de los clientes.
Consecuencia de los negativos resultados obtenidos por los fabricantes de PC durante el pasado año, Andrew Neff, analista de Bear Stearms, ha hecho público un informe en el cual se insta a los fabricantes a tomar un conjunto de medidas que ayuden a la reorganización de su industria.
En el estudio, llamado manifiesto, Neff insiste en la necesidad de cambios para hacer frente a la situación actual. Propone una estrategia radical a través de adquisiciones y fusiones entre los principales agentes del mercado de PC.
La industria de PC se encuentra atravesando una crítica coyuntura, señaló Neff. Dirigentes e inversores necesitan reconocer que el problema no radica en el fin del PC sino en un lento crecimiento y en una excesiva capacidad.
En opinión de Rita Sfeir, analista de IDC, el impacto sufrido por el sector de los PC no ha sido el mismo en Europa que EE.UU. debido a las cifras negativas en las ventas registradas en el Viejo Continente, durante las fechas navideñas.
En cuanto a los diferentes efectos sufridos por cada una de las regiones europeas, Sfeir señaló, que los países del sur de Europa se encuentran todavía en una tendencia ascendente en la venta de PC, incluso existen países como Reino Unido, Francia y Alemania en los que el ciclo de vida del PC. Si bien en Europa el crecimiento es lento, todavía no alcanza los niveles de EE.UU., ya que existe un mercado potencial de consumidores que adquieren su primer PC.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios