| Artículos | 01 FEB 1997

Telefonía móvil, ¿un negocio rentable para el dealer?

Tags: Histórico

La telefonía móvil ha inundado España. Lo que hace un par de años era algo inusual y hasta chocante, se ha convertido ya en el medio de comunicación habitual para un gran número de personas, que han pasado a depender del teléfono móvil para llevar a cabo gran parte de su trabajo. La introducción de la telefonía celular en el canal de distribución informática, y su adopción como el medio privilegiado para comercializarla ha aportado a los dealers españoles una nueva fuente de ingresos. Sin embargo, las opiniones son contrastadas, mientras que algunos consideran la telefonía celular como un apoyo interesante en los resultados de su empresa, otros, sin embargo, no ven los beneficios en un producto que ha pasado a ser ya considerado de altísima rotación y reducido margen.

En nuestro país, la telefonía móvil se encuentra dominada por las dos operadoras móviles existentes, Telefónica y Airtel, esta segunda viene trabajando desde octubre de 1995, fecha en la que el monopolio de Telefónica dio paso, en este segmento, a la competencia.

Al igual que ocurre en el resto del mundo, la transmisión analógica y la digital se conjugan todavía, aunque esta segunda continúa incrementando sus cifras claramente sobre la primera. Esto es así ya que la tecnología digital permite un mayor número de llamadas que la analógica con la misma frecuencia, aunque en caso de que la señal sea más débil, los terminales digitales pierden con más facilidad la llamada o parte de ella. En este sentido, Europa se sitúa a la delantera en la adopción de la tecnología digital, con su sistema GSM (Groupe Systeme Mobile).

En la actualidad, existen cinco tecnologías de telefonía celular en el mundo: AMPS, TDMA, CDMA, PCS y GSM. Este último sistema cuenta con 156 operadoras de red, y cabe destacar que el 70 por ciento de las ventas de terminales vendidos en 1995 respondían al mismo. Con el estándar GSM los usuarios disponen de un número de teléfono asociado a su país de origen que les permite recibir llamadas sin importar en qué parte del mundo se encuentren. Además, en estos momentos, GSM está siendo modificado para incluir servicios que permitan tanto transmisión de datos como de voz.

La telefonía en España

Hasta la fecha, y dentro de los servicios celulares, tanto la modalidad analógica, representada por MoviLine, como la digital GSM, a cargo de MoviStar y Airtel, se encuentran sujetas a un régimen de competencia restringida a dos operadores: Telefónica Móviles y Airtel. Por el momento, y por lo menos no antes de 1998, el régimen de competencia seguirá siendo similar al actual, y no se prevén nuevos operadores tales como los de telefonía personal, PCN.

Según el último estudio de Price Waterhouse, a finales de 1995 Telefónica Servicios Móviles contaba con un total de 928.955 abonados, de estos 37.000 eran usuarios del servicio digital MoviStar, y el resto, 892.000, de MoviLine. A 1 de mayo, estas cifras habían crecido hasta los 161.750 y 1.126.000 abonados respectivamente.

En cuanto al segundo operador, Airtel, los meses de trabajo durante el año 1995 le aportaron 16.100 abonados, mientras que a primeros de mayo este número había alcanzado ya los 96.800 usuarios. Sin embargo, y a pesar del espectacular crecimiento que ha protagonizado la telefonía móvil en nuestro país, la tasa de penetración de este servicio en España sigue siendo baja con respecto al resto de países europeos. La media española en 1995 era 2,28 abonados por cada cien habitantes, frente a los 2,96 en el resto de Europa. Comparado con otros países como Suecia (25,49), o incluso el Reino Unido (9,90), queda claro el largo camino que aún ha de recorrer la telefonía celular en España (tabla 1).

Para el año 1996, las previsiones de Telefónica se situaron en alcanzar entre 1,6 y 1,7 millones de abonados, mientras que Airtel se establecía en 150.000 usuarios.

Si atendemos al volumen de negocio generado, y de acuerdo con el informe de Price Waterhouse, el principal operador de servicios móviles en España durante 1995 fue Telefónica Servicios Móviles, con unos ingresos de 79.000 millones de pesetas únicamente en telefonía móvil. De estos, un 96 por ciento son derivados del servicio MoviLine. En cuanto a Airtel, en el año fiscal 95, con sólo dos meses de funcionamiento, los ingresos alcanzaron los 1.011 millones de pesetas, lo que arroja un total de mercado de telefonía móvil español equivalente a 80.000 millones de pesetas.

Mirando al año 2000

Aunque hasta 1998, como pronto, no se transformará el régimen establecido de competencia, las expectativas existentes tampoco prevén nuevos operadores antes de esa fecha. En cuanto a tecnología, hasta el año 2000 el avance más fuerte se producirá en la integración en un mismo terminal de tres sistemas: GPS (Global Positioning System), ordenadores personales tipo laptop y asistentes personales. Asimismo, se hará hincapié en la combinación GSM/GPS para aplicaciones en el campo del control de tráfico/localización de vehículos, y en la implantación masiva de soluciones de transmisión de datos.

El cambio de década traerá también consigo la aparición de los sistemas de tercera generación, UMTS (Universal Mobile Telecommunications System) en Europa o IMT (International Mobile Telecommunications) en Estados Unidos. Estos se caracterizan por su elevada eficiencia en el uso del espectro, la capacidad de transmisión de datos a alta velocidad, la cobertura/itinerancia mundial, la integración con redes fijas, la incorporación de servicios avanzados de datos/vídeo, etc.

Destacar también que la evolución vendrá dada de acuerdo a tres variables: el número de clientes, el tráfico por terminal celular y las tarifas. Price prevé que el número de líneas crezca de manera significativa gracias a la rebaja en precios de terminales y tarifas. Asimismo, aumentará el número de bajas como consecuencia de campañas de promoción masivas que regalen terminales y no comprometan al usuario.

El tráfico también aumentará pero fundamentalmente en modalidades de coste reducido, por lo que el reto de los operadores se centrará en generar servicios de valor añadido y aplicaciones que incrementen el tráfico por terminal.

En cuanto a la tasa de penetración de las comunicaciones móviles, la estimación es que pronto supere a las comunicaciones fijas. Se calcula que para finales del milenio, el mercado de telecomunicaciones en la Unión Europea contará con cerca de 40 millones de usuarios, y en el 2010 esta cifra se habrá duplicado.

Iniciativas móviles

Dada la amplia difusión que ha alcanzado la telefonía móvil, algunas empresas se han centrado en aprovechar la resonancia de este medio de comunicación en el ámbito social y cultural. Así, una empresa como Diarphone ha firmado acuerdos con distintas compañías del mundo del deporte y el ocio, así como con proveedores de servicios Internet.

Otra de las iniciativas llevadas a cabo por Diarphone es la firma de un acuerdo con Unicef para la creación de una línea solidaria. De esta forma, parte de la facturación de los abonados a la misma se dona a los proyectos de ayuda de dicha asociación.

Por otra parte, dos compañías como Nokia Mobile Phones y Psion Dacom han llegado a un acuerdo de colaboración para compatibilizar dos de sus líneas de producto: por una parte los terminales telefónicos móviles GSM y PCN de Nokia y, por otra, las tarjetas de transmisión de datos de Psion Dacom, que aparecerán en el mercado durante este año bajo el nombre Psion Gold Card y se actualizarán para permitir su compatibilidad con los terminales Nokia.

Telefónica también dispone de su propia oferta para el canal de distribución, se trata de las tiendas TeleSpacio, una iniciativa que dio comienzo a mediados del año pasado y que espera alcanzar los 300 establecimientos en los próximos dos años, con lo que el número de puntos de vent

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información