| Artículos | 15 MAR 2006

Tecnología y medio ambiente: un tandem con futuro

Tags: Histórico
El canal de distribución jugará un papel importante en el reciclaje de productos electrónicos
Bárbara Madariaga.
¿No se han preguntado nunca el daño que puede hacer la tecnología en el medio ambiente? Lo cierto es que el hardware está compuesto de elementos altamente contaminantes, como puede ser el cadmio, el plomo o, incluso el plástico. Ante la capacidad de contaminar el único planeta que tenemos, el año pasado se aprobó el Real Decreto 208/2005, mediante el cual se trata de incentivar el reciclaje. En este proceso tiene mucho que decir el canal de distribución.

Ordenadores, impresoras, faxes… Son muchos las soluciones de hardware que facilitan la vida tanto a los usuarios domésticos como a los entornos corporativos. Según diferentes estudios, el ciclo de vida de estos productos oscila entre los cuatro y los siete años, y, una vez que se dejan de utilizar van directamente a la basura, contaminando, de esta forma, el medio ambiente.
Pues bien, según el Real Decreto 208/2005 del 25 de febrero del año pasado, ninguno de estos aparatos eléctricos o electrónicos debería verse en un contenedor de residuos sólidos. Éste, además, afirma que se deben organizar sistemas que permitan a sus poseedores finales poder devolverlos a los fabricantes para su reciclaje, ya sea directamente, en puntos de recogida que establezca el municipio o en los comercios donde se compre el nuevo electrodoméstico que reemplace al nuevo.
Pues bien, a pesar que hace casi un año que entró en vigor este Real Decreto, parece que en España no reciclamos. Pero esta vez, parece que la culpa no es del todo de la industria. Según los expertos, en esta ocasión el retraso en hacer cumplir este decreto se debe, entre otros factores, a que primero hay que cerrar lo que en el sector denominan Sistema Integrado de Gestión, que consiste en que vayan surgiendo empresas paralelas que se encarguen del reciclado y reutilización de los componentes de estos aparatos.

ECOTIC, una de las fundaciones
Una de las fundaciones que tiene por objeto la defensa del medio ambiente y, para ello, el establecimiento y la gestión de sistemas integrados de recogida, tratamiento y control de equipos electrónicos, de tecnologías de la información y telecomunicaciones al final de su vida útil, es ECOTIC.
“ECOTIC fue fundada por las empresas del sector de la electrónica de consumo y Tecnología de la Información y la Comunicación. Posteriormente hemos ampliado el ámbito de actuación, debido a que las empresas del sector de la electrónica de consumo manifestaron su interés por adentrarse en otros mercados en expansión, como pueden ser el aire acondicionado, electrónica profesional, electromedicina o juguetes electrónicos. En estos momentos ECOTIC está formado por cuatro SIG: electrónica de consumo, clima, juguetes y profesionales; está implantada en toda España y estamos en período de autorización con las Comunidades Autónomas”, destacó Joan Riba, presidente de la Fundación ECOTIC.

Pero, ¿cómo se realiza el proceso de recogida?
Aunque existen algunas empresas que sí que “recogen” sus propias soluciones, “tales como Alcatel, Siemens o IBM”, por regla general el proceso de recogida se realiza a través de algunas empresas que forman el canal de distribución.
De esta forma, ECOTIC tiene firmados “acuerdos con distribuidores como El Corte Inglés, Macro o Leroy Merlín, y, en la actualidad, estamos en negociación con otras grandes figuras”. Y es que, y según el Real Decreto, en un futuro muy próximo, el canal de distribución va a jugar un papel fundamental a la hora de cumplir la normativa.
Pero, ¿en qué consiste esta labor? Básicamente, y según palabras de Joan Riba, estas empresas también son importadores “con lo que, primeramente, se han de dar de alta como tal”. Además, el Real Decreto afirma que un usuario, “al ir a comprar un producto puede depositar el viejo en el mismo centro comercial donde lo ha comprado, siempre que adquiera una solución igual o similar. Es decir, la Ley obliga a estas empresas a quedarse con los antiguos con el fin de reciclarlos”. Por su parte, ECOTIC los recoge, “con el fin de depositarlos en nuestros centros de almacenamiento temporal, y, posteriormente, tratarlos en las plantas de reciclaje que se encuentran en Zaragoza, Barcelona, Bilbao, Sevilla y Madrid”.

Problemas gubernamentales
Como suele ocurrir, los grandes problemas surgen con las Administraciones Públicas, ya que, a pesar de que éstas sí que muestran su apoyo a este tipo de iniciativas, la burocracia es lenta. En el caso, por ejemplo, de establecer puntos limpios, es necesario contar con la aprobación de los Ayuntamientos y con las Comunidades Autónomas. Eso sí, en algunas regiones existen acuerdos de palabra, “ya que la urgencia de depositar los productos en algún lugar es mayor que la burocracia”, puntualizó Joan Riba.
Lo cierto es que en opinión del presidente de la fundación ECOTIC, las diferentes administraciones sí que apoyan la labor que realizan entidades como la suya, aunque creen que el Real Decreto “está hablando de una serie de detalles que nosotros no estamos plenamente de acuerdo con ellos, como puede ser el tema de la financiación. Ellos nos piden garantía financiera y nosotros les intentamos hacer ver que son las empresas las que financian esta recogida, con lo que esa garantía está asegurada. El tema de recogida única es otro escollo, ya que poner de acuerdo a los diferentes SIG es complicado”.

Previsiones y beneficios
En cuanto a las previsiones de recogida, para este año ECOTIC se ha propuesto recoger unas 20.000 toneladas de residuos, “lo que supondría un 20 por ciento del total”. Aunque esta cifra puede parecer a priori escasa, lo cierto es que es más elevada de lo que se podría esperar, “y ésta está creciendo a un ritmo del 10 por ciento anualmente, con lo que en tres o cuatro años podemos llegar a recoger el 80 por ciento de los materiales”, puntualizó Joan Riba.
Si ya nos centramos en los beneficios de la recogida de residuos, estos son obvios. Se evita que elementos altamente contaminantes, “como el plomo, el cadmio, el cromo, los TCDC, los PCBD o los almacenados, acaben en los vertederos y vayan al subsuelo”. Incluso hay elementos que la normativa prohíbe, “y nosotros tratamos de evitar que éstas lleguen al medio ambiente, y además ponerlo otra vez en el canal de re-uso”. Así, el hierro, el aluminio, el cobre, el oro o la plata se pueden volver a utilizar en la fabricación de nuevos productos.
En estos momentos, de los materiales que se recogen, se está reutilizando, “casi el 70 por ciento, ya que, además, hay materiales que no se pueden reutilizar, y otros que han empezado hace muy poco tiempo, como es el caso del plástico”.
Eso sí, según Joan Riba, parece que la industria sí que está concienciada, aunque el objetivo es llegar al gran público.


Reciclaje en cifras
--------------------------
- Este año ECOTIC espera recoger 20.000 toneladas de residuos.
- El 70 por ciento de lo que se recoge se recicla.


Concienciación: primer paso
----------------------------------------
- El papel de las Comunidades Autónomas es fundamental para acercar las técnicas de reciclado a los usuarios
- Parece que la industria ya está concienciada


El respeto al medio ambiente se ha c

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información