| Artículos | 15 ENE 2003

Tecnología IP, una de las protagonistas de 2003

Tags: Histórico
Arantxa Herranz.
La tecnología IP, en cualquiera de sus aplicaciones, parece que va a tener un empuje especial durante 2003. Aunque el término IP tan sólo hace referencia a la utilización de Internet como base del sistema, algunos de los resultados de la conjunción del nuevo medio con tecnologías tradicionales han resultado muy positivos. ¿Un ejemplo?: la Voz sobre IP (VoIP), todo un mercado en expansión.

Según la consultora IDC, la Voz sobre IP (VoIP) representará entre un 40 y un 45 por ciento del tráfico telefónico en los años 2004 y 2005. Esto recalca que el despliegue definitivo todavía no se ha puesto en marcha por parte de las empresas más representativas, que, en la mayoría de los casos, siguen optando por una incipiente migración deudora de los recursos de red ya instalados anteriormente. Pero hay muchos más datos esclarecedores. En cuanto a volumen de negocio, podemos destacar que, según la propia consultora, el mercado mundial de VoIP movió el año pasado alrededor de 1.700 millones de euros.
Todos los fabricantes implicados en este mercado defienden que la voz sobre IP está claramente en alza, sin embargo, todavía no ha registrado la explosión definitiva. Valgan unas cifras de referencia. Del tráfico de llamadas internacionales que se generó el año pasado en Europa, tan sólo el 4 por ciento, lo que supone 6.200 millones de minutos, se gestionó a través de redes IP, aunque la perspectiva para 2005 pasa por registrar un incremento hasta llegar al 15 por ciento.
Pero ni el tráfico de voz es la única aplicación del protocolo IP ni es la única que va a crecer en un futuro cercado. En este artículo hablaremos de la entrada del término IP en distintas áreas de la tecnología tradicional y, en plena euforia, intentaremos vislumbrar cuáles son algunas de sus limitaciones y cuál es su público ideal.

Ni un crecimiento homogéneo ni completamente generalizado
Si antes se insistía fundamentalmente en los costes como el principal beneficio de converger, tecnológicamente, a IP ahora ya se habla de otras ventajas añadidas, ya que no siempre se garantizan mejores costes. A fin de cuentas, el coste de la red sólo representa una pequeña parte del coste total del servicio, tan pequeña que algunos entendidos en la materia la sitúan en torno al 20 por ciento.
Aunque las expectativas para este tipo de tecnología son muy optimistas, sí es cierto que cada vez nos alejamos más de las opiniones que auguraban un futuro cien por cien IP.
Como en otros muchos casos, parece que en la tecnología IP se han volcado demasiadas expectativas y hoy en día, con mayor perspectiva, se ha llegado a la conclusión de que existirán infraestructuras de este tipo, pero no será el único paisaje del futuro. Desde el principio, muchos expertos han coincido en identificar a IP como la piedra clave de la convergencia, pero tampoco han faltado quienes no tenían tan claro que IP, una tecnología creada hace más de 30 años con fines más modestos, se convierta en el único elemento que, finalmente, haga posible la convergencia.
Además, las medidas sobre el incremento de las tasas tomadas por varios gobiernos limitan el tráfico VoIP y primarán el uso público de Internet por lo que la voz sobre IP pasará a ser utilizada por conmutadores y por trabajadores de acceso remoto, primordialmente. Ésta es una de las conclusiones que han sacado los directivos de las principales compañías de comunicaciones, que temen que iniciativas como ésta desalienten la transición de las redes tradicionales a las IP, con lo que el futuro desarrollo de este sector no seguirá el camino previsto en un primer momento.
Así, directivos de las principales compañías del sector de las telecomunicaciones criticaron la adopción de medidas de este tipo durante la celebración de la conferencia de la Asociación de Directivos de Comunicaciones.

IP VPN, la aplicación en el mundo de la seguridad
En plena “fiebre” IP es importante dar una nota de realismo y rigurosidad. Si bien es cierto que la tendencia parece continuar de manera ascendente, no todo el mundo de las VPN van a migrar al protocolo IP. En contra de lo que promulgan muchos seguidores, las IP VPN son sistemas que mejorarán las comunicaciones de las empresas, pero no son para todo ni para todos.
Entre las aplicaciones que están surgiendo en base a la tecnología IP destacan las relacionadas con la seguridad tecnológica. Hablamos, en este caso, de las redes privadas virtuales basadas en IP (IP VPN) que ya han cosechado una amplia confianza en el mundo empresarial durante el año 2002 y que parece que terminará por despegar durante 2003.
Poco a poco, los responsables de TI han empezado a mostrar interés sobre las nuevas oportunidades que se abren con la implementación de las IP VPN, especialmente en los nuevos planteamientos y organizaciones empresariales, como las derivadas del teletrabajo.
De todos modos, el primer reto al que se enfrenta una compañía dispuesta a adoptar esta tecnología es determinar cuál es la mejor alternativa que se adapta a sus necesidades. Para ello, ha de establecer de antemano el grado de seguridad, de rendimiento, rentabilidad, escalabilidad o necesidad de servicios de valor añadido, entre otros aspectos.
Una guía completa de cuestiones a tener en cuenta a la hora de adoptar una IP VPN puede ser muy extensa y reflejará distintas cuestiones en función de la empresa de la que se trate en concreto, pero hay algunos aspectos que se deben valorar de manera especial. Así, las IP VPN deben ser, al menos, tan seguras como las soluciones WAN a las que reemplacen. Todo ello incluye una VPN segura que deberá contar con una arquitectura en capas, soporte total de protocolos de seguridad, defensa inherente contra ataques y facilidad de uso para el cliente.
En cuanto a los servicios de calidad, uno de los inhibidores más importantes para la adopción de un servicio de IP VPN por parte de las empresas es la supuesta incapacidad de ofrecer servicios de calidad. Para los usuarios de una VPN, tan importante como la seguridad, o más, es la disponibilidad y capacidad de controlar la calidad del servicio.
El equipamiento del cliente de las redes IP VPN utilizará Internet para el transporte, y una solución de calidad en este punto incluye capacidades contables, QoS (Quality of Service) o funciones de gestión del ancho de banda y servicios de control de acceso.
Finalmente, de cara a la protección de la inversión, una solución IP VPN bien diseñada debe interoperar con los servicios WAN y el hardware del futuro usuario. Además, ha de ofrecer caminos de migración claros que sean adaptables a los planes y actividades de la empresa.

IP también para el almacenamiento
Las aplicaciones de la tecnología IP son muchas y muy variadas y, por supuesto, el almacenamiento también ha sabido sacar partido de este nuevo protocolo. Un ejemplo de ello es que a finales del año pasado, las compañías IP Sistemas y Sun Microsystems firmaron un acuerdo de colaboración para ofrecer a los usuarios un servicio de planificación e instalación de sistemas de almacenamiento.
Los intereses que les han llevado a firmar esta alianza son distintos en cada caso. Así, IP Sistemas tiene como prioridad ayudar a optimizar los recursos en la instalación de sistemas de almacenamiento valorando aspectos como el retorno de la inversió
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios