| Artículos | 01 MAY 1997

Tarjetas PC Card, un estándar con futuro

Tags: Histórico
Miguel A. Gómez.

Muchos son los términos tecnológicos que irrumpen con fuerza en el panorama informático. Algunos desaparecen en poco tiempo, pero otros logran hacerse un hueco importante. Este es el caso del estándar PCMCIA, redenominado actualmente como PC Card. Bajo estas siglas se esconde la Asociación Internacional de Tarjetas de Memoria para Ordenadores Personales (Personal Computers Memory Card International Association) y un estándar de conexión, tanto a nivel lógico como físico, que vio la luz por primera vez en junio de 1990.

A comienzos de 1990, el rápido crecimiento de los ordenadores portátiles llevó a los fabricantes a la obligación de desarrollar herramientas y utilidades acordes con lo que el mercado demandaba. Una de ellas fue la tecnología PCMCIA. Se trata de un estándar para las ranuras de expansión de los ordenadores portátiles. Su base es la compatibilidad, lo que supone la necesidad de que cualquier tarjeta sujeta a este estándar pueda trabajar en cualquier ranura de este tipo sin provocar daños ni en la tarjeta ni en la ranura.

Técnicamente, PCMCIA define un estándar de conexión de 68 pines entre una tarjeta y la ranura en la que debe ser insertada. Dentro del mismo existen tres posibilidades: Tipo I, Tipo II y Tipo III. Los tres tipos presentan las mismas dimensiones, diferenciándose sólo por el grosor, aunque las tarjetas pequeñas pueden insertarse en las ranuras grandes, es decir, las tarjetas de Tipo I pueden introducirse en las ranuras Tipo III. En la tabla I se reflejan las especificaciones técnicas establecidas por la norma.

Además, este estándar también se encarga de definir una arquitectura de software Plug and Play, compuesta por los denominados Socket Services y Card Services, para establecer las reglas de las conexiones con los ordenadores.

La asociación

En marcha desde principios de la década, la asociación cuenta en la actualidad con más de 400 miembros que intentan promover la expansión y consolidación de la norma a otros ámbitos como cámaras digitales, TPV, etc. Desde su formación, este organismo ha dado a conocer siete diferentes versiones o actualizaciones de la norma. En junio de 1990 se publicó por primera vez el estándar PCMCIA que incluía las especificaciones eléctricas y físicas de las tarjetas de memoria y el CIS, es decir, la estructura de las tarjetas de información. Un año después, la asociación hizo pública la versión 2.0 de la norma. En ella se aclaraba todo lo referente a la interfaz de entrada y salida, el soporte para la duplicidad de potencia, requerimientos de entorno y métodos de test, y las especificaciones Socket Services y eXecute In Place.

Finales del año 92 fue el momento elegido para publicar una nueva actualización, la 2.01, que incorporaba el formato Tipo III, la especificación Card Services, y una adecuación de la Socket Services para adaptarse a ésta. Además, por primera vez se hablaba de PC Card.

Coincidiendo con el tercer aniversario de la asociación, el mercado informático recibió la norma PCMCIA 2.1 que ampliaba las especificaciones Card y Socket Services, incorporaba novedades en las características físicas y eléctricas e incluía como novedad la interfaz de 32 bits (CardBus), la conexión a 3,3 V, la interfaz del estándar de gestión de energía (APM), soporte para DMA (Direct Memory Access), y las tarjetas multifuncionales.

En mayo de 1995 se incorpora una rectificación en los tiempos de encendido y apagado de las tarjetas, mientras que seis meses después, en noviembre del mismo año, se incorporaban a la norma las interfaces clientes y el direccionamiento indirecto del CIS.

La última actualización dada a conocer hasta la fecha data del mes de julio de 1996. Esta revisión daba paso, entre diferentes aspectos, a la especificación de la interfaz de Zoomed Video (ZV).

La asociación está compuesta por tres tipos diferente de miembros: ejecutivos, asociados y afiliados. Los primeros son los que tienen capacidad para participar en la toma de decisiones. Los segundos poseen derecho de voto en temas técnicos y de marketing, mientras que los terceros se limitan a recibir información sobre los acuerdos de forma instantánea. Dentro del primero de los grupos, destacan fabricantes como AMD, Compaq, IBM, Intel, Kingston, Motorola, Quantum, Texas, y Toshiba, entre otros.

Productos sujetos al estándar PCMCIA

Son diferentes los tipos de tarjetas que se han acogido al estándar PC Card, pero entre los más destacados podemos incluir nueve de ellos.

El primero son las Flash Card, compatibles con las serie I, II, y II+a 3,3, 5 y 12 V de Intel, con las serie C y D de AMD, y con las de HP. Ofrecen capacidades de memoria de entre 256 KB y 32 MB, según la compatibilidad. En la mayoría de los casos se fabrican con atributos para funcionalidades industriales.

Otro producto son las Sram Card, que presentan también atributos de escritura y su rango de capacidad está entre 64 KB y 4 MB. Recientemente se ha incorporado a la lista un nuevo ejemplo, las ATA Flash Disk + IDE, que ofrecen una capacidad que oscila entre 8 y 105 MB.

Más antigüedad en la adopción del estándar presentan las tarjetas fax/módem. Actualmente están trabajando con prestaciones desde 14,4 a 33,6 KB por segundo. Existen algunos modelos que incorporan también la función de tarjeta de red, pero no es una posibilidad muy extendida debido a que todavía presentan ciertos problemas térmicos. Existen versiones para teléfonos móviles que, pese a no estar estandarizadas todavía, presentan una gran proyección. El inconveniente principal es la limitación de los 9.800 bps en los sistemas GSM en Europa. De todas formas, cabe la posibilidad de que a lo largo de este año se estandaricen a nivel mundial las transmisiones a 14.400 bps.

Las tarjetas de red Ethernet también se incluyen. Incorporan los modelos tanto en 10 Base T como en 10 Base 2.

El resto de productos destacables son de reciente aparición. Por una parte las tarjetas Mpeg, que permiten descomprimir por hardware este tipo de ficheros; en segundo lugar, las de TV y radio, que posibilitan a los ordenadores portátiles para sintonizar y recibir la señal de diferentes emisoras de radio y televisión; en tercer lugar, las de videoconferencia, que bien mediante tarjeta fax/módem, de red o conexión RDSI permiten mantener conversaciones audiovisuales en tiempo real; y Ethernet Lan 100 Base-tx, que permiten la conexión a red con una velocidad mayor que las tradicionales.

La tabla II refleja la distribución porcentual de los productos sujetos a la normativa PC Card.

En total, estos productos mueven una facturación total a nivel europeo, según los datos dados a conocer por la consultora Frost & Sullivan, de 360,4 millones de dólares, y se espera alcanzar los 1.800 millones en el año 2001, lo que supone una cifra de unidades vendidas cercana a los 11 millones.

El mercado PC Card

Estos datos de Frost & Sullivan desvelan de forma significativa que nos hallamos ante un mercado importante y en franca progresión. Los principales países europeos mejos situados en el ranking de ventas en productos PC Card son, según dicha fuente, Alemania con un 26,5 por ciento del total continental, Inglaterra con un 20 por ciento, y Francia con un 13,3 por ciento. Los datos del resto de países europeos, incluida España, pierden relevancia comparados con estos.

El mercado mundial y europeo evoluciona con la aparición de nuevos productos que van comiendo terreno a los existentes. En este sentido, cabe destacar el aumento de cuota de mercado de las tarjetas fax/módem. Destaca también la progresiva sustitución de los discos duros por las tarjetas ATA, que presentan mayor velocidad en menor peso y con un menor coste. Las tarjetas Flash incrementan su poder debido a su función dentro de los asistentes personales digitales (PDA).

E

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios