| Artículos | 01 NOV 1995

Subnotebooks de altas prestaciones:¿A qué precio la portabilidad?

Tags: Histórico
Analizamos cuatro equipos "ultra portátiles", con las máximas prestaciones de la gama
Gabriel Contreras.

No se siente demasiado atado a la mesa de trabajo?, ¿no le apetecería trabajar sentado cómodamente en su sillón preferido del salón?, ¿siente que desperdicia el tiempo en el autobús o en el avión? La verdad es que los subnotebooks son la panacea para los ejecutivos más agresivos, y la ruina para los que desean utilizar su tiempo libre en otras actividades más ociosas.

Para bien o para mal, los subnotebooks son "el no va más", "el estado del arte" de la tecnología empaquetada en una caja, con un tamaño no superior a una hoja DIN A4 y con un peso aproximado de dos kilos.

¿A la segunda va la vencida?

Hasta ahora, los subnotebooks han gastado más dinero en publicidad que el que se ha obtenido por sus ventas. Los equipos presentados con esta filosofía no han tenido muy buena aceptación y se han ganado una imagen de equipos mediocres. Equipos como el Compaq Aero o el NEC Versa S, no ofrecían suficientes prestaciones para el usuario medio que prefería cargar con un par de kilos de más, a cambio de poder trabajar cómodamente.

A partir de la presentación del ThinkPad 701C de IBM, se ha empezado a valorar seriamente esta alternativa, ya que los nuevos equipos presentan la misma potencia y versatilidad que los portátiles convencionales pero con un peso más reducido.

En este artículo comparamos una nueva generación de subnotebooks. Equipos con procesadores rápidos que en algunos casos sustituyen a equipos sobremesa por prestaciones e incluso por nitidez de pantalla y ergonomía. Algo impensable hace unos meses.

El equipo más rápido y tecnológicamente más avanzado de los cuatro es el Toshiba Portégé, ya que incorpora un Pentium a 90MHz y un disco de 700MB, mientras que los equipos de IBM, de Hewlett-Packard y de Digital utilizan un 486 DX4/75. Sin embargo el ThinkPad de IBM destaca por su ergonomía y facilidad de uso.

¿Cuàles son las tendencias?

Aunque la primera tendencia de los subnotebooks o "ultra portátiles", era conseguir el ordenador portátil con el tamaño y el peso más reducido, los fabricantes han optado por pararse en un tamaño que permita tener una pantalla de 10 pulgadas, pero intentando reducir el peso al máximo. De esta forma el equipo que podemos encontrar actualmente en la calle viene a ser un portátil "slim". Es decir, con un grosor muy reducido, que no suele incorporar lectores de disquetes ni de CD-ROM, con un pointing-stick al estilo IBM en lugar del clásico e incómodo trackball, sin el habitual espacio para apoyar las muñecas al escribir, con pantallas de matriz activa TFT para obtener mayor contraste y nitidez, con baterías de litio para conseguir mayor autonomía con menor peso, equipados con discos duros superiores a los 540MB, permiten la utilización de tarjetas PCMCIA de tipo II y de tipo III y suelen permitir la conexión a estaciones de ampliación docking station para poder utilizar los periféricos convencionales.

Actualmente se están comercializando dos tipos de configuraciones:

- La configuración básica suele utilizar procesadores Intel 486 DX2/50, con pantalla Dual Scan en color (los equipos con pantallas de blanco y negro se liquidan), discos duros de 170 a 250MB, con trackball, 4MB de RAM y baterías de Niquel-Cadmio o alguna variación de Niquel-metal.

- La configuración avanzada, a la que corresponden los equipos de esta comparativa, incorporan procesadores Intel 486 DX4/100 o Pentium 75 ó 90, pantalla de matriz activa, 8MB de RAM, discos duros de 350MB hasta 1GB y puntero de tipo pointing stick o touch pad. La batería suele ser de Litio.

El handicap fundamental de estos equipos es el precio que está disparado con respecto a equipos de sobremesa equivalentes. El precio de las pantallas de matriz activa tiende a aproximarse a las de Dual Scan, y aunque el nuevo procesador Pentium a 90 MHz con tecnología VTR acaba de empezar a comercializarse, se rumorea que pronto (primer trimestre de 1996) aparecerán versiones a 100 y 120MHz que propiciarán una bajada de precios. En tres o cuatro meses veremos como los equipos estándar serán los que utilicen Pentium 90 y TFT, por un precio entre 400.000 y 500.000 pesetas. Y para ir todavía un poco más lejos en nuestras divagaciones, podríamos afirmar que en un plazo de 12 a 18 meses los equipos portátiles, entre los que se incluyen los subnotebooks, empezarán a considerarse una alternativa seria a los ordenadores "profesionales" de sobremesa.

El ordenador de sobremesa que conocemos hoy será el que llamamos "profesional", ya que el ordenador de consumo, que compran los usuarios para utilizar en casa, va a cambiar drásticamente, incorporando más capacidades multimedia, integrando un receptor de televisión, radio, reproductor de discos CD y mejorando el diseño exterior.

Por otra parte, el nuevo procesador de Intel que sustituirá al Pentium se llamará "Pentium Pro Processor" en vez de P6, y se presentará a finales de año, por lo que durante la primera mitad de 1996 comenzará la comercialización de equipos con este procesador. Estos equipos también incorporarán un chipset más avanzado al "Tritón II" y estarán destinados a servidores de redes.

Una guía de compras de subnotebooks

Aunque pueda parecer que a mayor integración y mismas prestaciones, mayor precio, no suele ocurrir. Lo que sí que ocurre es que sin importar la integración y el peso, a mayor número de funciones, mayor precio. Esto se traduce en que los usuarios prefieren un portátil que permita integrar un lector de CD-ROM, una unidad de disquetes, un par de baterías, aunque el equipo acabe pesando un par de kilos más.

Los subnotebooks están destinados a los usuarios que realmente tienen que llevarlo encima durante mucho tiempo, que no necesitan unidades de almacenamiento obsoletas como el disco de 3,5, y que ya disponen del lector de CD-ROM en otro equipo. La ventaja es que son más económicos que los portátiles convencionales.

Nuestro consejo es que si no tenemos límite de precio, debemos optar por el Toshiba Portégé 610CT, ya que aunque tiene un precio aproximado de 870.000 pesetas, también ofrece prestaciones y tecnología superiores a la mayoría de portátiles del mercado.

Si queremos comodidad, si no vamos a utilizar varios programas simultáneamente (Windows 95 con MS Office 95 al completo), y si no somos demasiado exigentes en cuanto a velocidad y tecnología innovadora, entonces el IBM ThinkPad 701C es una buena solución (a un precio bastante elevado).

El equipo de Digital ha demostrado unas prestaciones muy elevadas (el más potente de los 486 DX4/75) y además permite una autonomía de casi cuatro horas (menos diez minutos), lo que le confiere el puesto de equipo indicado para personas con limitaciones de presupuesto pero con necesidad de prestaciones.

Por último, el equipo de Hewlett-Packard destaca sobre todo por el super reducido grosor del equipo, el poco peso y una autonomía importante (más de tres horas y media).

Pero cuando reúna la cantidad de dinero necesario para comprar un subnotebook, no espere recibir a cambio un equipo equivalente en prestaciones a las de un sobremesa. Suele faltar el bus local, la memoria caché de segundo nivel, utilización de memoria EDO, y la posibilidad de actualizarlo con el último chip del mercado (hoy sería un Pentium 150, en vez de el Pentium 90 VRT). Confórmese con una buena pantalla, un buen disco y la máxima libertad de movimientos.

¿Cómo se realizaron las pruebas?

Si ya ha comprado un subnotebook, o está interesado en alguno, considerará muy importante la autonomía de la batería y las prestaciones del equipo. Pero existen otros factores a tener en cuenta, que sin ser fácilmente cuantificables, resultan incluso más determinantes en la elección del equipo, como son el peso y tamaño del sistema, la facilidad de uso del teclado y la nitidez de la pantalla. Lo c

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información