| Artículos | 15 NOV 2001

Sound Blaster Audigy eX

Tags: Histórico
La tarjeta de sonido del nuevo milenio
Martín M. Hernán.
Sound Blaster vuelve a sorprender con la tarjeta de sonido “doméstica” más evolucionada del mercado. Esta tarjeta supera ampliamente todas las expectativas del usuario doméstico hasta el semi-profesional. El nivel alcanzado, incluso, sobrepasa el límite sensorial humano, tal y como actualmente lo hacen las tarjetas gráficas de última generación.
Al igual que nuestro ojo sólo percibe saltos en la continuidad de la imagen si recibe menos de 25 imágenes por segundo (las últimas tarjetas consiguen más de 100 en los juegos más modernos), el oído tampoco percibe irregularidad alguna en un sonido con resolución de 16 bits a 44,1 kHz. La Sound Blaster Audigy eX llega a los 24 bits y 48 kHz o 96 kHz en el caso de utilizar SP/DIF.
Respecto a este último extremo, anotamos que la salida y entrada digital soportada es de 96 kHz, pero debemos saber que esta tarjeta trabaja internamente a 48 kHz. Además, la grabación de sonido sólo se realiza a 16 bits y 48 kHz.
La excepcional capacidad de trabajo de esta tarjeta se puede resumir en la conversión digital a analógica y viceversa a 24 bits, de lo que resulta una relación de señal-ruido de 100 dB. Valores ciertamente excepcionales que el oído humano, lamentablemente, no diferencia. La verdadera cualidad del trabajo con 24 bits se basa en el trabajo interno, en la edición, ya que al añadir efectos y editar las pistas se perderá menos calidad que trabajando con una resolución de 16 bits.
El DSP que controla la tarjeta es el EMU10K2. Este procesador trabaja a 32 bits y disminuye el trabajo del procesador en un 50 por ciento respecto a su predecesor (montado en la Sound Blaster Live!). Este sistema también es actualizable, con lo que en el futuro se le podrán incorporar nuevos efectos. Por supuesto, soporta Dolby Digital o la especificación 5.1 propia del sonido del DVD.
El número de voces que puede reproducir el sintetizador interno, para la reproducción MIDI es 64, pero su mejor baza consiste en la posibilidad de ocupar hasta 1 GB de memoria RAM para fuentes MIDI, frente a los 32 que MB permitía la Live!
Las API de audio soportadas son Direct Sound, Direct Sound 3D, EAX 1, 2 y 3.0 o EAX Advanced. Esta tarjeta no incluye efectos A3D, pero lo cierto es que EAX 3.0 suple alguna de las carencias de anteriores versiones. Con el nuevo sistema se mejoran los efectos, y la reflexión del sonido en distintos ambientes. Permite la disponibilidad de 4 ambientes acústicos al mismo tiempo y la transformación progresiva de éstos, aspecto este último difícil de emular en la práctica y que no se apreció claramente en nuestras pruebas. Anotamos, por último, que en unos pocos juegos, DS3D es incluso capaz convertir las llamadas de A3D 1.0 a DS3D.
En lo que se refiere a los juegos, el número de fuentes de sonido en 3D pueden ser hasta 32, como lo eran en la Live! y lo cierto es que son del todo suficientes para el oído humano. Ya que con más de 10 fuentes de sonido dando vueltas a nuestro alrededor, obligan al oído a discriminar información.
La tarjeta dispone de 49 efectos de sonido que pueden editarse de forma independiente. Destaca su extenso software del que destacamos las funciones del Audio Clean-up, que elimina el ruido de las reproducciones, y del Creative PlayCenter, capaz de descodificar y codificar ficheros con formato MP3 (incluso a 320 kbps), WMA y CD-Audio. No codifica Dolby Digital, pero sí puede grabar CD mediante su propia interfaz. También podemos editar la orientación del sonido, o incluso, variar su velocidad de reproducción. Destaca también la posibilidad de grabar y reproducir en un Mini-disc (si disponemos de él). Para los usuarios que se dediquen a la grabación profesional de sonido, se incluye el controlador ASIO capaz de conseguir un tiempo de latencia de grabación multicanal (permite la grabación de dos pistas de audio al mismo tiempo) de tan sólo 2 milisegundos. Como extra, incluye mando a distancia que se ocupa básicamente de controlar reproducciones y añadir distintos efectos.
Los requisitos mínimos se establecen con un procesador a 300 MHz, 64 MB de RAM y 600 MB de disco duro para su instalación, un puerto PCI y un zócalo disponible en la torre para la tarjeta de ampliación. En la práctica, las cifras de Audigy consiguen una calidad sobresaliente en el sonido y amplias posibilidades de edición. Lo malo: el precio, la imposibilidad de introducir el módulo en un hueco de 5 1/4 y el gran tamaño cableado necesario. Actualmente existen en el mercado 3 modelos, siendo el modelo comentado el más alto de la gama, y dejando para usuarios domésticos menos interesados en la conectividad el modelo SB Audigy Platinum por 46.500 pesetas (279,47 euros) y el SB Audigy Player por 23.900 pesetas (143,64 euros), este último sin módulo externo.

¿KHz? ¿bits?
Para entendernos, para convertir el sonido de analógico a digital (que es el medio que entiende la tarjeta) y viceversa, se toman muestras de la pista de audio. Con una frecuencia de muestreo de 44.1 kHz (utilizada por el CD-Audio) se toman 44.100 muestras del sonido por segundo, lo que resulta del todo suficiente para no apreciar ninguna distorsión. A 48 kHz se toman 48.000 muestras, un 18 por ciento más. La resolución, expresada en bits, es el dato que indica los niveles que puede elegir el conversor para identificar cada muestra. Con una resolución de 16 bits existen 65.500 niveles a elegir (CD-Audio). Con una resolución de 24 bits existen 17 millones de niveles a elegir.

Los 20 puertos de la Sound Blaster Audigy eX
La tarjeta de sonido dispone internamente de entrada analógica para la señal de audio de un CD-ROM, entrada TAD para módem interno, AUX interno para tarjeta sintonizadora de TV o tarjeta descompresora MPEG interna, puerto 1394 para tarjeta Audigy interna y SP/DIF para entrada digital (CD-ROM o DVD).
Externamente dispone de puerto Firewire (para cámaras DV, discos duros) salida SP/DIF para 6 canales de audio para sistemas de audio digitales 5.1 (también se utiliza para dirigir la señal al subwoofer analógico y satélite central), una entrada de línea para un reproductor (MiniDisc, por ejemplo), un conector de micrófono, LIN_OUT2 para altavoces posteriores, o amplificadores y LIN_OUT1 para altavoces frontales, amplificadores o cascos. En el modelo eX existe una tarjeta adicional se monta internamente y se conecta a la principal. Esta tarjeta, necesita de alimentación adicional y su función es la establecer un puente con el módulo externo de la Audigy y de habilitar un puerto para el joystick.
El módulo externo nos ofrece dos entradas/salidas RCA (SP/DIF) para la conexión a un dispositivo digital, una entrada y una salida óptica para un dispositivo también digital, salida jack de alta calidad para cascos, control de volumen de cascos, entrada compartida para un micrófono de calidad (con control de ajuste) o para un dispositivo digital. Puede utilizarse, por ejemplo, con una guitarra eléctrica. También disponemos de dos entradas analógicas RCA para la conexión a vídeos, televisores o reproductores. Por último, dispone de dos conectores DIN (entrada y salida) para dispositivos MIDI y un conector Firewire, para cámaras digitales o, incluso, para montar una red local con otro equipo que disponga de otra Audigy

LO MEJOR
- Calidad sobresaliente de sonido

LO PEOR
- No incluye efectos A3D; precio


Ficha de producto
-------------------------
Fabricante:
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios