| Artículos | 15 JUL 2001

Software antivirus, nuevas aplicaciones para un mercado en auge

Tags: Histórico
Encarna González.
En los últimos años, y ante la proliferación de los virus informáticos, la seguridad de los sistemas ha sido un tema que se ha ido consolidando como una de las principales preocupaciones, tanto de empresas como de usuarios particulares. No sólo porque pueden comprometer seriamente la integridad de nuestro sistema, sino por el coste que la reparación de las consecuencias de estos ataques externos han venido a ocasionar. Porque está claro que las consecuencias de los virus son, sin duda, económicas. Según la consultora Computer Economics, el gasto a causa de los virus ascendió en 1999 a 12.000 millones de dólares, unos 20 billones de pesetas. Los costes por erradicación del virus y la pérdida de productividad se erigen como las principales razones de tal gasto.

Asimismo, la proliferación de los dispositivos inalámbricos y el uso masivo de Internet, convierte estos medios en un nuevo foco de atracción para los temidos hackers o cualquiera que se disponga a violar nuestro sistema de seguridad, lo que a su vez abre una enorme posibilidad de mercado para los fabricantes de antivirus aún por descubrir. Por ello no es de extrañar que desde fabricantes y diferentes organismos se lance un mensaje a las empresas para que analicen el actual gasto en la protección de sus sistemas informáticos de posibles ataques, algo que en los últimos tiempos ha pasado de ser algo simplemente anecdótico a erigirse en un grave problema. De la actual situación del mercado de antivirus y sus previsiones hasta el año 2004 viene a detallar el informe elaborado por IDC “Worldwide Antivirus Software: It’s not just a consumer product anymore”, en el que se destaca cómo la permanente conexión a Internet y la proliferación de los dispositivos móviles deja entrever una nueva oportunidad de mercado para los fabricantes de antivirus.

Necesidad de protección
Los constantes ataques de los hackers o piratas informáticos y los destrozos que virus tan conocidos como Melissa, I love You o el más reciente Kournikova han provocado en los sistemas informáticos de todo el mundo, han traído consigo un efecto positivo: la concienciación de que la protección contra los virus se ha convertido en un requisito indispensable para cualquier negocio y ha cambiado la manera cómo las compañías ven las estrategias a emplear en materia de seguridad. Como reza el estudio de IDC, “en los últimos años, los virus han cambiado para convertirse en un problema mundial”. Sólo en el año 1999, el mercado del software de antivirus alcanzó los 1.200 millones de dólares y registró un crecimiento del 21 por ciento respecto al año anterior. No obstante, se espera que este sector del mercado experimente un crecimiento del 17 por ciento hasta 2004, año en el que está previsto que el mercado de software de antivirus alcance los 2.700 millones de dólares. Los expertos destacan que este crecimiento va a venir determinado por la cada vez más creciente popularidad de los dispositivos móviles e inalámbricos y la permanente conexión a la Red, lo que a su vez augura una nueva generación de virus informáticos, aún más destructiva si cabe, por el hecho de que cualquier protocolo que facilite la comunicación directa entre los dispositivos inalámbricos puede facilitar la aparición del virus. Según Computer Economics, durante el pasado año, los virus han causado daños valorados en 17.000 millones de dólares a nivel mundial, y la tendencia es que esta cifra aumente ante la cada día mayor proliferación de virus pese a que, últimamente, están experimentando un crecimiento sostenido, calculándose que actualmente existen más de 50.000, con un promedio de 15 a 30 nuevos virus descubiertos a diario. Cada vez más, y más dañinos.
En este sentido, las empresas ya han empezado a preocuparse por esta problemática. Mario Velarde, director general de Trend Micro para España y Portugal, destaca el interés que el fenómeno de la proliferación de dispositivos inalámbricos y la permanente conexión a la Red ha despertado en su empresa así como el crecimiento que este sector del mercado está experimentando. “Ahora mismo existen algunos virus para los dispositivos PDA, por lo que en un futuro podría convertirse en una de las grandes amenazas para la seguridad tanto de usuarios particulares como de las empresas”.
Poco o prácticamente nada difieren las empresas de antivirus de esta opinión compartida por muchos, aunque algunos hacen especial hincapié en el hecho de que uno de los grandes problemas de propagación de los virus lo constituyen los propios usuarios domésticos. Sólo cabe tener en cuenta que uno de los peligros que muchos expertos apuntan hace referencia a las infecciones de virus por parte de los propios empleados de las empresas al descargar páginas Web, o a través de archivos infectados e incluso al ejecutar programas o correos que contienen virus. En este sentido, Ramsés Gallego, responsable de la división de seguridad de venta indirecta de Computer Associates, destaca que “los usuarios domésticos son, quizás, un punto clave en la propagación de los virus y significan un caldo de cultivo importante para esta amenaza. Las descargas descontroladas de Internet, el exceso de confianza en sitios Web desconocidos que pueden ser dañinos y la falta de protección son comunes en este tipo de usuarios”. Toda esta teoría queda claramente reflejada en las cifras expuestas por IDC en las que se constata la primacía del software de antivirus para equipos de sobremesa en el año 1999, con un 75 por ciento del total del mercado, logrando ventas de hasta 908 millones de dólares, mientras que las ventas de este tipo de programas para servidores correspondían al 25 por ciento restante del mercado, alcanzando los 300 millones de dólares. Atendiendo al hecho de que el porcentaje de este software para equipos de sobremesa experimentará un descenso en detrimento del de servidores, IDC pronostica que los beneficios de estos últimos alcanzará una cuota del 31 por ciento del mercado total de software antivirus a nivel mundial, lo que supone un 28 por ciento del índice de crecimiento anual y alcanzará los 10.000 millones de dólares en 2004.
Como puede observarse, el crecimiento esperado para este tipo de software se prevé espectacular pero, aún así, la cuota de mercado para los antivirus de sobremesa continuará siendo ligeramente superior, con un 41 por ciento del mercado auque, eso sí, su crecimiento no se espera tan alto como el de años anteriores, con un índice de crecimiento anual del 4 por ciento.

Cambios en el mercado
El segmento del mercado de software de antivirus está viviendo momentos de cambios profundos. Mario Velarde, de Trend Micro, apunta este cambio hacia modelos de compra de antivirus a través de Internet “con niveles de precios mucho más bajos que los que existían hasta ahora”. Sin embargo, estos no son las únicas variaciones que parecen apreciarse en el panorama actual del mercado de antivirus. Sixto Heredia, director de marketing de Panda Software, apunta que además del hecho de que las empresas están empezando a ver la necesidad de estar protegidos frente a los virus informáticos, “el creciente número de internautas en nuestro país (siete millones) y el cada día más elevado porcentaje de empresas que tiene acceso a I

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información