| Artículos | 01 DIC 2001

Snap Appliances amplía su gama y continúa su expansión empresarial

Tags: Histórico
Sus expectativas pasan por incluir distribuidores especializados en NAS
Yolanda Sánchez.
Snap Server se define a sí misma como una empresa ambiciosa y parece que los datos le dan la razón ya que cuenta con una base instalada de más de 70.000 unidades desde su introducción en el mercado, allá por el año 1998. Pero es también prudente ya que se niega a creer a “pies juntillas” esos estudios de mercado que aseguraran que el sector del almacenamiento será el menos perjudicado en la crisis económica.

Snap Appliances, una subsidiaria de total propiedad de Quantum, es la encargada de desarrollar Snap Server, solución estándar en el mercado de almacenamiento en red (NAS) para grupos de trabajo. La empresa, especialista en la categoría de mercado NAS para grupos de trabajo, ha anunciado la ampliación de su catálogo de soluciones con Snap Server 12000, ocasión que aprovechó para comentarnos sus novedades dentro de la estrategia empresarial.
Según, Bart Nollet, director de ventas en el Sur de Europa de la división NAS, “uno de los objetivos que nos planteamos como prioridad es llegar a nuestro mercado potencial y explicar, de una manera real y clara, para qué sirven nuestras soluciones. Esto es fundamental, especialmente si tenemos en cuenta que, según Dataquest, el 40 ó 60 por ciento de servidores para fines generales son utilizados únicamente para la compartición de archivos”.
Así, y dentro de la línea estratégica de la compañía, se han planteado como objetivos esenciales el desarrollo extensivo de Linux y continuar la construcción de soluciones a medida para segmentos de mercado específicos.

Por y para el mercado NAS
La línea estratégica Snap Applicances está centrada primordialmente en el mercado NAS. Este tipo de sistemas continúan con su crecimiento sostenido y parece ser que, según datos de la propia compañía, continuará así en un futuro próximo. “Esta previsión no debería extrañar a nadie, ya que entre las fuerzas que impulsan el cambio hacia NAS se encuentran la propia facilidad de despliegue de la compañía o el desarrollo de las aplicaciones B2B basadas en Internet”, aclaró Nollet.
Entre los beneficios del almacenamiento en red destaca el bajo coste total de propiedad (TCO). Así, en comparación con el almacenamiento conectado directamente (DAS), y según datos de Gartner Group, el ahorro puede llegar a representar el 93 por ciento por el tiempo de inactividad reducido. Respecto a la red de almacenamiento (SAN), el coste es un 77 por ciento inferior para NAS que para SAN (coste por GB). “Además, es importante señalar que el dispositivo se mantiene de manera independiente, lleva el software incorporado y permite la gestión remota”.

Perfil del público general de las soluciones Snap
“Desde un primer momento, hemos decidido dirigirnos, de manera especial, al segmento de entrada, es decir, a los grupos de trabajo, y apostar por la gama media del mercado”, comentó el portavoz.
Así, según el catálogo de soluciones del fabricante, podemos dividir el mercado objetivo de la familia Snap Server en función de sus modelos de productos. Así, el modelo de sobremesa está dirigido a organizaciones pequeñas y medianas con unos 50 o más usuarios en un grupo de trabajo, y para oficinas remotas o sucursales de una misma empresa.
En cuanto a los modelos para montaje en bastidor, se dirigen a aquellos que pueden utilizar un modelo de sobremesa y, además, a grandes grupos de trabajo corporativos con más de 250 usuarios. Esta opción es igualmente apta para grupos de trabajo y departamentos corporativos con grandes necesidades de almacenamiento, incluyendo características de redundancia. Finalmente, se señala como cliente potencial de este modelo a las empresas con grandes cantidades de datos críticos para el negocio, así como gráficos, vídeo o empresas que necesitan alta accesibilidad.

Canal de distribución
Los miembros del canal de distribución son una parte imprescindible dentro de las expectativas de la compañía, ya que serán los encargados de proporcionar todo el soporte para mantener los equipos y serán los que acudan a solucionar cualquier incidencia. “Para asegurarnos de que nuestros clientes encuentran toda la atención que necesitan, hemos desarrollo un programa de asistencia que se implantará paralelamente con el que mantenemos, y que estará a su servicio en cualquier momento del día y cualquier día del año”, destacó Bart Nollet.
En cuanto a las novedades dentro del canal de distribución propiamente dicho, Susana Aróstegui, directora de canal para España de SNAP Server, ha destacado que ya “no se van a buscar más distribuidores certificados como se ha venido haciendo hasta ahora, ya que hemos dado el proceso como finalizado”. Este canal certificado cuenta con unos 50 miembros, y ahora la prioridad de la compañía se centra en “buscar a unos partners especializados que conozcan las soluciones NAS y que tengan conocimientos en el campo de la venta de estas soluciones”. En principio, y coincidiendo con el lanzamiento y comercialización del modelo Snap Server 12000, se busca a un número cercano a los cinco miembros para tener una cobertura total de la geografía española y una verdadera especialización de conocimiento. “Aunque para nosotros es muy importante que cuenten con tablas dentro del mercado NAS, contarán, sin lugar a dudas, con ayuda de nuestra empresa tanto en formación como en materia de marketing y ventas”.
En la actualidad, Snap Applicances trabaja con Ingram Micro y Dakel, que le posibilitan trabajar con unos 50 distribuidores. Según ha confirmado la responsable de canal, “esta iniciativa no debe entenderse, en ningún caso, como un cambio de estrategia en nuestro canal de distribución por tener algún problema con el actual planteamiento. Esta decisión es la respuesta a la necesidad de adaptar nuestra estrategia empresarial a las soluciones que comercializamos”.


Snap Appliances lanza al mercado Snap Server 12000
-------------------------------------------------------------------------
Con esta solución, la compañía, que ofrece 960 GB de capacidad en una configuración de montaje en bastidor de 3U, ha pensado en el almacenamiento crítico empresarial dirigido a grupos de trabajo y departamentos de grandes corporaciones.
“Snap Server 12000 está diseñado para ofrecer a los clientes una alternativa de más bajo coste que grandes servidores de tipo NT y RAID conectados a SCSI, proporcionando un bajo coste de propiedad, facilidad de uso, el alto rendimiento de la conectividad Gigabit Ethernet, y un sistema operativo robusto y bien establecido optimizado para aplicaciones de servidores de red”, afirmó Bart Nollet.
La compañía asegura que Snap Server 12000 está diseñado para satisfacer la creciente demanda del cliente de soluciones de almacenamiento con un coste total de propiedad bajo. Asimismo, el Snap Server 12000 es el dispositivo NAS de alta capacidad en la creciente línea de producto Snap Server de Snap Appliances-Quantum y ofrece características y servicios de alta accesibilidad no asociados tradicionalmente con servidores NAS de grupos de trabajo, junto con una sencilla puesta en marcha, fácil configuración y escasa administración. El precio sugerido por el fabricante de 3,5 millones de pesetas o un coste por gigabyte de poco más de 3.000 pes

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información