| Artículos | 01 FEB 1999

Sistemas de alimentación ininterrumpida

Tags: Histórico
Eva Mª García.

El suministro de energía eléctrica, tanto a nivel doméstico como industrial dista mucho de ser perfecto . Además de los típicos problemas causados por aparatos situados en nuestro entorno, sufrimos una gran cantidad de alteraciones eléctricas provocadas por problemas en el transporte de la electricidad desde las centrales hasta nosotros .

Una bombilla normal puede delatar estos problemas . ¿ Quién no ha visto alguna vez como cambia de intensidad su luz o se apaga durante un instante ? Si somos capaces de ver este tipo de alteraciones a simple vista, es sencillo imaginar cómo pueden afectar a los ordenadores, que tienen unos requerimientos de alimentación mucho más exigentes que una simple bombilla .

Además de las variaciones de iluminación de la bombilla, que podemos ver, hay gran cantidad de trastornos que no vemos a simple vista, pero que están ahí . Desde el simple pico, provocado por la conexión o desconexión de otros equipos, hasta el corte total en el suministro eléctrico, hay un gran rosario de incidencias que tienen distintos efectos en los ordenadores, desde provocar que se cuelgue el equipo, hasta averías en alguno de sus componentes . Podemos perder los cambios que hayamos realizado en un fichero desde la última vez que lo grabamos hasta tener que mandar a reparar todos los equipos que se encontrasen conectados en ese momento, incluso, aunque no estuviesen encendidos .

Afortunadamente, hoy en día existen los medios para evitar todos estos problemas afecten a nuestros preciados equipos informáticos, los Sistemas de Alimentación Ininterrumpida, más conocidos por sus siglas SAI o las inglesas UPS ( Uninterruptible Power System ) , se encargan de filtrar y estabilizar la corriente que llega al enchufe, y entregársela al ordenador en perfectas condiciones . También pueden incorporar baterías que se encarguen de alimentar a los equipos en casos de corte total del suministro eléctrico .

Nociones básicas de electricidad

Para poder comprender un poco mejor cómo son las alteraciones en el suministro eléctrico, vamos a explicar de una manera muy básica como es ?la electricidad que sale por el enchufe? .

Existen dos tipos de corrientes eléctricas, la corriente continua y la corriente alterna . Cada tipo tiene sus ventajas e inconvenientes, así como sus campos de aplicación .

La corriente continua es la que siempre mantiene su sentido, desde el polo positivo del generador hacia el polo negativo . En realidad el sentido de la corriente es al contrario, de negativo a positivo, pero por convenio se utiliza el anterior, para simplificar los circuitos y los cálculos . El generador puede ser, una batería, una fuente de alimentación, o una dinamo conectada a algún tipo de motor . En el Circuito 1 podemos ver en la parte superior una batería, y en la inferior una resistencia, que podría ser una bombilla . La corriente sale del polo positivo de la batería hacia la resistencia, atraviesa la misma y vuelve a la batería por el polo negativo . Un ejemplo de instalaciones de corriente continua es un coche . En éste hay una batería encargada de alimentar todos los dispositivos eléctricos del mismo, incluidas partes del motor en determinados vehículos . Para recuperar la energía perdida, cuentan con un generador movido por el motor del vehículo, que recarga la batería y además alimenta los dispositivos cuando el vehículo está circulando .

La corriente alterna, a nivel básico, no es mucho más complicada, aunque a nivel técnico si lo es, puesto que los cálculos son más complicados y requieren tener en cuenta una gran cantidad de factores que no influyen para nada en la corriente continua .

En la corriente alterna su sentido está cambiando constantemente . Si observamos el Circuito 2, encontramos casi los mismos elementos, pero en la parte superior hemos cambiado la batería por un generador de corriente alterna . Primero, la corriente sale del generador por el hilo de la derecha, atraviesa la resistencia y llega por el hilo de la izquierda al generador . A continuación, sale por el hilo de la izquierda, atraviesa otra vez la resistencia, pero en sentido contrario y vuelve al generador por la derecha, para volver a empezar otro ciclo . La corriente alterna más común es la que distribuyen las compañías eléctricas que acaba llegando hasta los enchufes de nuestra casa o nuestra oficina . Su tensión eficaz es, o debería ser, de 220 voltios, con una frecuencia de 50 Hz . Esto quiere decir que la corriente cambia de sentido 50 veces por segundo . Si hemos dicho que la tensión es bastante variable por una gran cantidad de factores, la frecuencia es extremadamente precisa y estable, y multitud de aparatos la utilizan como referencia de tiempos . La forma que tiene la corriente alterna es una onda senoidal, que debe ser lo más perfecta posible . La tensión que suministran las compañías eléctricas tiene una tolerancia del 5 por ciento, es decir, que puede variar desde los 209 hasta los 231 voltios .

Existen otras tensiones comerciales, como los 125 voltios que tienden a desaparecer y los 380 voltios de las instalaciones industriales .

Antes de describir los problemas más comunes vamos a profundizar en algunos parámetros de la corriente alterna, que más adelante nos ayudarán a comprenderlos .

Un osciloscopio es un instrumento electrónico que representa gráficamente en una pantalla la señal que conectamos a su entrada a lo largo del tiempo . Si esta entrada la conectamos en un enchufe veremos algo similar a la Figura 1 . En esta gráfica el eje horizontal representa el tiempo, mientras que el eje vertical muestra la tensión ( o voltaje ) . La línea roja es el cero, o la ausencia de tensión . La línea amarilla es la onda senoidal de la que hemos hablado antes . Si seguimos su recorrido vemos que va subiendo poco a poco hasta alcanzar el valor de pico, para empezar a bajar hasta alcanzar el pico inferior, y volver al cero para empezar otro ciclo .

En la Figura 2 hemos conectado el osciloscopio a un circuito de corriente continua . Como vemos, la señal no varía de tensión a lo largo del tiempo .

Volviendo a la Figura 1, podemos ver las distintas partes de la onda, el semiciclo positivo, en el que la corriente circula en un sentido, y el semiciclo negativo, en el que circula en el sentido contrario . La tensión efectiva serían los 220 voltios que deberíamos tener, que yo personalmente no he sido capaz de medir en ningún enchufe, y que los SAI sí son capaces de obtener . La tensión de pico es el punto más alto que puede alcanzar la onda senoidal, y es igual a la mitad de la tensión eficaz multiplicado por la raíz cuadrada de dos, en nuestro caso 155 voltios, aproximadamente . La tensión pico a pico es la máxima amplitud de la onda, que se obtiene sumando las dos de pico .

Cada alteración que sufra esta onda, afectará directamente a nuestros equipos, en mayor o menor medida, dependiendo de su naturaleza, duración e intensidad .

Problemas más comunes en el suministro eléctrico

La electricidad, desde que se genera en las centrales eléctricas hasta que llega al punto de consumo, tiene que recorrer un largo camino, en el que sufre varias transformaciones y se ve afectada por multitud de alteraciones provocadas por la propia línea, y por los aparatos que se encuentran conectados a ellas .

Diferencias de tensión . La corriente que sale de las centrales tiene tensiones del orden de cientos de miles de voltios, para reducir al mínimo las pérdidas de energía que se producen al atravesar los cables del tendido eléctrico . Progresivamente se va reduciendo a medida que se acerca al consumidor, hasta llegar a los 220 voltios . Estas reducciones se realizan en transformadores, que tienen una relación fija, si la tensión en

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información