| Artículos | 01 MAR 2000

Servidores de bases de datos

Tags: Histórico
Grandes proveedores de información para todo tipo de usuarios
José L. Hevia.

En la actualidad, la información se ha convertido en un bien precioso para las empresas. Un bien que debe ser gestionado de la manera más segura posible, que dé acceso a tantos consumidores como sea necesario en el menor tiempo posible y, además, independientemente del lugar en el que se encuentre.

Los servidores de bases de datos surgen con motivo de la necesidad de las empresas de manejar grandes y complejos volúmenes de datos, al tiempo que requieren compartir la información con un conjunto de clientes (que pueden ser tanto aplicaciones como usuarios) de una manera segura. Ante este enfoque, un sistema gestor de bases de datos (SGBD, a partir de ahora) deberá ofrecer soluciones de forma fiable, rentable y de alto rendimiento. A estas tres características, le debemos añadir una más: debe proporcionar servicios de forma global y, en la medida de lo posible, independientemente de la plataforma. Internet se ha convertido en nuestros días en la mayor plataforma de comunicaciones jamás vista. Esto hace que las empresas tiendan a presentar su información a través de la Web en forma de contenidos, que después los clientes consultarán para establecer relaciones con dichas empresas.
Una de las funciones que se empieza a exigir a los SGBD, puesto que sobre ellos recae el peso del almacén y proceso de la información, es la de proporcionar herramientas de apoyo a toma de decisiones (datawarehouse) al tiempo que proporciona una plataforma de transacciones on-line (OLTP) que hacen que la información esté siempre actualizada y consistente. A lo largo del artículo iremos comentando las prestaciones de ambas implementaciones y cómo influye el SGBD en el proceso de las mismas.
Aunque parece clara la función de un SGBD, en la actualidad cada vez más filosofías y tecnologías tienden a confluir en un mismo punto. Ya se está hablando acerca de las posibilidades de los nuevos SGBD de poder almacenar contenidos multimedia, objetos, documentos complejos... La explosión de nuevos servicios ha hecho que cada vez más aplicaciones dependan de estos servidores de datos, delegando la responsabilidad de la gestión y almacenamiento de la información a aquellos que mejor están preparados para su tratamiento.
Para poder lograr estos objetivos, es un punto muy importante el que los SGBD proporcionen herramientas de administración completas (que simplifiquen la tarea de la configuración, seguridad, creación y gestión de bases de datos al tiempo que proporcionan mecanismos de integración con otros sistemas y políticas de copias de seguridad) y herramientas que permitan su programación (tanto a nivel de diseño como a nivel de reglas y procedimientos que encapsulen la arquitectura de la base de datos, de tal manera que, a través de conectores a datos, las aplicaciones sólo tengan que pedir la información que necesitan sin preocuparse de cómo se encuentra almacenada).
Por último, puesto que los datos deben estar por encima de la plataforma, los SGBD deben proporcionar mecanismos de comunicación con otras plataformas que actúen también como clientes o servidores de datos. Lo que nos lleva al último punto que consideraremos: la posibilidad de la replicación de la información, posibilidad que permitirá que la información pueda estar almacenada en múltiples servidores de datos y accesible desde cualquier punto como si se tratase de un único volumen de información.
En la comparativa analizaremos 3 de los productos más representativos de la gama de servidores de datos: Oracle 8i Enterprise, IBM DB-2 Universal Database y Microsoft SQL Server 7.0.

Servidores de bases de datos relacionales
Antes de comenzar a comentar las características a analizar de los SGBD, el primer paso es el de definir qué es un servidor de bases de datos relacionales y sus cometidos principales. Un servidor de bases de datos relacionales es un sistema bajo arquitectura cliente/servidor que proporciona servicios de gestión, administración y protección de la información (datos) a través de conexiones de red, gobernadas por unos protocolos definidos y a los que acceden los usuarios, de modo concurrente, a través de aplicaciones clientes (bien sean herramientas del propio sistema como aplicaciones de terceros). Dichos servidores solucionan los problemas de las empresas al manejar grandes volúmenes de información de una manera estable, fiable, coherente y segura en un entorno heterogéneo de trabajo y de necesidades de información.
La información se almacenará de modo lógico de una manera relacional, en la que un conjunto de almacenamientos que llamaremos tablas (y que se componen de un conjunto de campos que describen su contenido, y a los cuales denominaremos columnas) se relacionan entre sí a través de un conjunto definido de claves. Una de las responsabilidades del sistema y del diseño de la base de datos, será el que sea posible mostrar aquella información requerida a través de conjuntos de datos planos (que llamaremos cursores), independizando las relaciones establecidas y la arquitectura de la base de datos de la necesidad de información del usuario. Para proteger la información el sistema contará con mecanismos de control de transacciones basados en reglas que denominaremos triggers o disparadores, rules o reglas de definición del tipo de entrada de datos y cheks o reglas de validación de las entradas de datos. Mediante complejos sistemas de indexación, estos sistemas serán capaces de ordenar y acelerar las consultas a la información requerida. Cuanto mejor se indexen los datos, más rápidas serán realizadas las consultas. Por último, y como un factor muy importante de cara al diseño de bases de datos, los sistemas deben proporcionar la posibilidad de automatizar operaciones de acceso, filtrado y control de los datos, a través de los procedimientos almacenados.
Todo ello se podrá realizar a través del lenguaje SQL (Structured query Language, lenguaje estructurado de consulta) que se ha convertido en el estándar de interfaz de estos sistemas para su diseño, desarrollo y consultas de información. Desarrollado por IBM, se ha convertido en un estándar para el manejo de estos sistemas y queda recogido en la norma ANSI SQL?92, en la cual quedan registradas aquellas sentencias SQL que deben estar presentes en todo sistema gestor de bases de datos. En este apartado, que es donde los SGBD demuestran sus propios dones, es donde ya nos separamos del estándar, pues cada fabricante añadirá sus propias extensiones al lenguaje para aprovechar, como es lógico, las ventajas de sus propios motores.
De lo indicado en los párrafos anteriores podremos obtener algunos de los parámetros que emplearemos en la comparativa: capacidad del servidor de conexión con el exterior; capacidad de atender peticiones concurrentes de clientes; seguridad del sistema; herramientas de administración disponibles; herramientas de administración y automatización de tareas que reduzcan el TCO (Total Cost Owner) y, por último, la cantidad de plataformas en la que se puede integrar el sistema.

La seguridad
En todo sistema abierto, debe proporcionarse un potente mecanismo de seguridad que garantice que ningún intruso pueda acceder o corromper la integridad del sistema. Si este concepto ya es crítico en los sistemas operativos actuales, hay que imaginarse cuánto más es de importante este concepto cuando ya no hablamos de recursos del sistema (como puedan ser archivos o correos, más o menos importantes) sino de información crítica para la empresa, en la que se almacenan datos de contabilidad, gestión, personal, o estratégicos de la cual depende para su existencia.
En servidores de bases de datos hablaremos de la seguridad a 4 niveles básicos: seguridad de acceso al sistema, seguridad a nivel de objetos de datos, seguridad a nivel de datos y seguridad en cuanto a protección de los almacenamientos físicos de los datos.
La seguridad de acceso se implementará de dos maneras po

Compartir

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información