| Noticias | 18 JUN 2003

SCO retira la licencia AIX a IBM

Tags: Histórico
A pesar de que SCO recuerda que cada uso de AIX será denunciado por su “ilegalidad”, tal y como ya anunció hace algunas semanas, IBM ha garantizado a sus usuarios de su sistema operativo Unix que la licencia es a perpetuidad y que no hay nada que temer.
Yolanda Sánchez
Continuando la estrategia que comenzó con la demanda a IBM por un total de 1.000 millones de dólares, SCO acaba de afirmar que da por finalizados los derechos de distribución de IBM de los sistemas operativos AIX que eran, hasta la fecha, una parte de los beneficios de este fabricante en su área Unix.
Así, además de los 1.000 millones de dólares que SCO está reclamando, la compañía está también buscando una compensación por el uso de AIX tanto en hardware o software como en servicios. “A partir del pasado viernes 13, vamos a pedir compensaciones por el uso de AIX por parte de IBM basándonos en el beneficio que obtengan del uso de éste. Nuestro argumento se basa en que no cuentan con la actualización necesaria de la licencia para hacer este uso de una manera legítima”, tal y como señaló Darl McBride, CEO de SCO.
En la base del conflicto se encuentra la acusación lanzada por SCO a IBM por el uso de su Unix, no sólo para el desarrollo de AIX, como se contemplaba en el contrato de venta de licencia firmado por ambas empresas, sino también para su plataforma Linux y por el hecho de, según SCO, intentar dañar a Unix para beneficiar su negocio basado en el sistema operativo de código abierto. En marzo, SCO dio a IBM un plazo de 100 días, durante el cual debería proponer algún acuerdo y que finalizó el pasado viernes.
Durante todo este tiempo, el gigante de la informática ha negado cualquier uso indebido de la tecnología de SCO y ha puesto en duda el derecho de SCO a revocar su licencia AIX.
Pero, desde luego, toda esta lluvia de acusaciones y demandas no han quedado sin respuesta por parte de IBM. Tal y como ha comunicado esta compañía de manera oficial, “desde hace varias semanas, el Grupo SCO ha hecho públicas declaraciones y acusaciones sobre la licencia Unix de IBM y sobre Linux con la intención aparentemente de crear temor, incertidumbre y duda entre los clientes de IBM y la comunidad de código abierto”.
Desde el principio, la posición de IBM en este pleito ha sido la misma. La compañía argumenta que la licencia Unix que tiene actualmente es irrevocable, perpetua y su pago se ha abonado en su totalidad. Por lo tanto, y en contra de lo que defiende SCO, no se puede cancelar. “Nos defenderemos de manera muy enérgica y este asunto se tendrá que resolver en el transcurso del proceso legal”.
Así, IBM continuará dando soporte y desarrollando AIX, que representa años de innovación de IBM, cientos de millones de dólares de inversión y numerosas patentes.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios