| Artículos | 01 MAY 2007

Samsung innova con un terminal de doble diseño

Tags: Histórico
Pablo Oliveira.
El segmento de proyectores portátiles es un área que comenzó a implantarse en el mercado profesional. Poco a poco, estos dispositivos se han ido haciendo un hueco en este mercado, aunque también empiezan a tener cabida en el entorno de consumo. Hemos querido conocer la opinión de algunos de los principales fabricantes de estos productos, quienes destacan, ante todo, la alta competitividad existente en este mercado y la tendencia hacia la utilización de los proyectores por otro tipo de usuarios.

Si en algo coinciden todos nuestros interlocutores es en la fragmentación del mercado de proyectores. Así lo explica Enrique Robledo, jefe de producto de la división de presentación de Panasonic. “En la actualidad el mercado de proyectores portátiles está muy fragmentado y pocos fabricantes están consiguiendo obtener rentabilidad en el mismo. Los precios continúan bajando y el valor total del mercado es cada vez menor, habiéndose convertido el precio en el principal, cuando no el único, elemento de decisión. Ante esta situación, los fabricantes que quieren mantener una estrategia de producto sostenible deben encontrar nichos de mercado en los que puedan mantener la competitividad y ofrecer rentabilidad a su distribución”.
Acerca de esta tendencia a la bajada de precios, Álvaro Sacristán, jefe de producto display & IPELA de Sony, apunta que “aunque hay una fuerte competitividad, que ha hecho que estos sigan una tendencia a la baja, es un mercado que no disminuye en valor total. Esto, efectivamente, ha provocado que cada vez haya más marcas y que cada una esté buscando, o tratando de reforzar, su hueco, lo que ha ayudado a que algunas compañías sigan presentando al mercado evoluciones tecnológicas”. A este respecto, Juan López Orozco, director regional del Sur de Europa de Viewsonic, señala que “aunque es un mercado que está creciendo y, por lo tanto es interesante económicamente, sí es cierto que los crecimientos son menores de lo esperado, debido a dos razones bien diferentes dependiendo del segmento del que hablemos”. La primera de las dos razones que argumenta este directivo es que “la irrupción de las televisiones de 42” en el mercado corporativo, a precios asequibles, hace que muchas salas de reuniones de reducido tamaño sean abastecidas con este producto”. En cuanto a la segunda razón que aduce este directivo, ésta pasa por el precio de las lámparas en el segmento de consumo, algo que sigue siendo una barrera importante para el crecimiento de este mercado.

Varios tipos de usuarios
A pesar de su entrada en el segmento de consumo, está claro que los proyectores digitales portátiles son “mayoritariamente adquiridos por profesionales que demandan dispositivos fiables y ligeros. Hoy en día son una herramienta imprescindible para la realización de presentaciones comerciales”, afirma Vicente Mayor, jefe de producto de proyectores multimedia de Epson. Así lo comenta también Enrique Robledo, “básicamente, los proyectores portátiles están dirigidos a un público corporativo y a profesionales, así como al entorno educativo, para la realización de presentaciones. En el pasado, e incluso actualmente, se han estado utilizando proyectores portátiles para usos que no son los adecuados, especialmente en pequeñas instalaciones fijas, con un uso intensivo o con condiciones ambientales adversas, lo que ha ocasionado una alta insatisfacción. Es necesario, por parte de la distribución y de los pequeños integradores, un buen conocimiento de producto para prescribir el más adecuado para cada circunstancia”.
Por su parte, Álvaro Sacristán específica que “en primer lugar, y en términos generales, existen los clientes que buscan o necesitan un proyector con un alto brillo para usarlo en salas que no están únicamente destinadas a proyección (por lo que tienen ventanas o iluminación adicional) que, además, hacen un uso mixto, ya que se utiliza más veces para proyectar datos que para vídeo. Este tipo de usuario es muy variado y podemos encontrarnos a todo tipo de empresas, desde las grandes corporaciones hasta las PYMES, todo tipo de centros dedicados a la enseñanza, e incluso usuarios domésticos que buscan adquirir un equipo a buen precio que les sirva como proyector Home Cinema en su hogar”.

Diferentes características para cada tipo de necesidad
Lógicamente, en función de quién vaya a ser el usuario del proyector, varían las características que necesitará. Tal y como explica Juan López Orozco, “en el segmento corporativo y de educación, donde las salas son mayores, la tecnología LCD sigue mostrándose fuerte frente al segmento de consumo, que está dominado por la tecnología DLP. En cuanto a la luminosidad, el segmento corporativo exige siempre por encima de los 2.000 lúmenes, el de educación entre 1.500 y 2.000 y el entorno de consumo no valora tanto este aspecto”.
En cuanto a Vicente Mayor, explica las características más solicitadas asegurando que “la luminosidad es un aspecto especialmente importante en los proyectores profesionales. La posibilidad de realizar con éxito una proyección prescindiendo de la luz ambiental de la sala de reuniones donde se lleve a cabo, resulta un argumento decisivo para este tipo de usuarios. Que sea un dispositivo que pese menos de 2 kg. es igualmente determinante para garantizar una máxima portabilidad. Otro aspecto fundamental es la conectividad con memorias externas”. Asimismo, Enrique Robledo destaca, ante todo, la facilidad de uso y la rápida utilización. “El rápido encendido, reconocimiento por parte del ordenador y conexión sin cables facilitan estas características”.
Por su parte, Álvaro Sacristan remarca que los requisitos de los usuarios no han variado sustancialmente en los últimos tiempos. “Se demandan, cada vez de forma más significativa, proyectores con resolución XGA frente a los SVGA, y empieza a ser más necesaria la compatibilidad con los distintos estándares de alta definición, lo que ha dado lugar al crecimiento en ventas de proyectores con resoluciones panorámicas o superiores a XGA. Otra prestación que se empieza a solicitar con mucha frecuencia es la posibilidad de conectarlos inalámbricamente, dada la fiabilidad y flexibilidad que ofrecen este tipo de proyectores. Asimismo, en el caso de los proyectores de datos para empresas, se busca cada vez más que ofrezcan conexión RJ45 para poder conectarlos a través de la red de la empresa y, por ejemplo, desde un único punto, enviar la presentación de forma remota a otros lugares. Por último, y al ser un producto maduro, con muchos años de presencia en el mercado, el usuario busca también fiabilidad y garantía”.

Un futuro competitivo
Tal y como señalan nuestros interlocutores, las tendencias actuales del mercado de proyectores se seguirán manteniendo, especialmente aquéllas que afectan a la reducción de precios y al crecimiento de los dispositivos inalámbricos. Éste no es un segmento en crecimiento. En el futuro continuará la erosión de precios, aunque de una manera no tan agresiva como durante los últimos años y, por otra parte, ciertas ventas de proyectores portátiles con destino a la instalación, se derivarán hacia proyectores propiamente de este segmento”, afirma Enrique Robledo.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios