| Artículos | 01 OCT 2003

SAIS: salvando todos los obstáculos

Tags: Histórico
Angel Fernández.
Dada la progresiva demanda experimentada hacia los Sistemas de Alimentación Ininterrumpida, debido sin duda a la creciente concienciación de los usuarios en cuanto a la necesidad de proteger sus equipos frente a los fallos en el suministro eléctrico, estos dispositivos cuentan hoy en día con una notable presencia en el mercado. Gracias a esta importante difusión, hemos tenido ocasión de examinar un nutrido grupo de SAI de los fabricantes más representativos, obteniendo una valiosa información de las opciones hoy en día disponibles en el mercado. Sin duda, este exhaustivo análisis cumple con la tarea informativa que este mes nos hemos formulado en el ánimo de ayudar a nuestros lectores a aconsejar en la compra de uno de estos indispensables sistemas de protección.


APC Back-UPS RS 1000
American Power Conversion es una de las primeras compañías a nivel mundial dedicadas a la comercialización de todo tipo de dispositivos destinados a la protección de sistemas electrónicos contra las anomalías en el suministro eléctrico. Su amplio catálogo incluye desde las más sencillas regletas contra sobretensiones para equipos individuales hasta complejas infraestructuras para la protección de las instalaciones de proveedores de acceso o grandes centros de datos.
En cuanto a lo que a nuestro tema de este mes se refiere, APC ofrece una amplia variedad de SAI destinados a la protección de equipos informáticos tanto de uso doméstico como empresarial. En concreto, su serie Back-UPS RS ofrece protección para estaciones de trabajo dentro de las más genuinas redes corporativas, con modelos que van desde los 500 hasta los 1.500 VA de potencia, siendo el modelo de 1.000 VA , valor de referencia en la presente comparativa, el enviado para su análisis.
Naturalmente, todos los modelos de la serie Back-UPS RS presentan una disposición similar en cuanto al diseño y modo de funcionamiento que, por otra parte, es el habitual en este tipo de dispositivos con tecnología Line-Interactive. Entre otras, incluye funciones de autodiagnóstico e incorpora la función AVR (Regulación automática de tensión) que permite absorber fluctuaciones en la tensión de entrada de hasta un 12 por ciento sin la intervención de las baterías, alargando de este modo la vida útil de las mismas, cuya duración se estima entre 3 y 6 años. En caso de desgaste de las mismas, un indicador luminoso nos avisará de la necesidad de su reemplazo, labor que puede ser fácilmente llevada a cabo por el usuario y se encuentra apropiadamente documentada. Para incrementar sus posibilidades de explotación, cuenta con un diseño que permite su instalación tanto en horizontal como en vertical, adaptándose así a las condiciones de cada puesto de trabajo.
El resto de indicadores luminosos dispuestos en el frontal del dispositivo, limitados a un total de cuatro, indican el modo de funcionamiento en que se encuentra el dispositivo así como una posible sobrecarga en los conectores de salida. No obstante, se echan en falta indicaciones precisas sobre la potencia de las cargas conectadas o sobre el nivel de carga de las baterías. También sobre el panel frontal se encuentra el único botón de control de que dispone el SAI destinado al encendido y apagado del dispositivo.
Mucho más nutrido se encuentra el panel posterior, en el que se distribuyen todos los conectores del SAI. En concreto, se incluyen conectores de entrada y salida RJ45 (10/100 Ethernet) y RJ11 (Módem, FAX, DSL) para la protección de las líneas de datos corporativas, el conector de alimentación y ocho conectores de salida del tipo IEC 320 para la conexión de las cargas a proteger. Este último extremo permite conectar al SAI un buen número de dispositivos, aunque dos de ellos ofrecen únicamente funciones de filtrado, estando reservados para la conexión de dispositivos no críticos, como impresoras o escáneres. Por último, encontramos un interruptor automático para protección contra sobrecargas, un conector para la extensión de la autonomía mediante baterías externas y un conector de interfaz USB en formato RJ45 para la comunicación con el ordenador personal, para lo que se incluye además el cable apropiado.
Gracias a esta comunicación, el SAI cuenta con posibilidades de gestión remota para lo cual el fabricante entrega la aplicación PowerChute Personal Edition que incluye funciones de control remoto del dispositivo, cierre de aplicaciones y desconexión ordenada de las cargas conectadas al SAI en caso de agotarse las baterías. En este sentido, en las pruebas realizadas por nuestro laboratorio el dispositivo de APC mantuvo la tensión de las cargas conectadas durante un período próximo a los 18 minutos, reduciendo el riesgo de que este extremo llegue a producirse a su mínima expresión. En cualquier caso, se incluyen en un CD-ROM versiones tanto para sistemas Windows 98 o superior como para MAC OS a partir de la versión 9.2.2 aunque ninguna de ellas se encuentra en español lo cual puede ser un serio inconveniente para aquellos usuarios no versados en otras lenguas.
Como documentación, el Back-UPS RS 1000 de APC incluye una guía de disposiciones de seguridad así como varias guías de usuario muy escuetas, ambas en varios idiomas entre los que se incluye el español. Por último, APC ofrece a todos sus clientes una serie de servicios que incluyen la instalación de los equipos, mantenimiento preventivo, servicios de monitorización remota, o la extensión de la garantía que inicialmente es de dos años. En definitiva, un SAI de que ofrece unas interesantes posibilidades con el respaldo de una gran firma.

Lo mejor: Servicios globales ofrecidos por el fabricante
Lo peor: Software de control en otros idiomas


Cener Powerware 5115 1000i
Embarcados en actividades tan dispares como el desarrollo de aplicaciones para la gestión de la seguridad en edificios o la fabricación de balizas y ayudas para la navegación aérea, el Grupo Cener integra una serie de compañías entre las que se encuentra Powerware, dedicada a la fabricación de una línea de Sistemas de Alimentación Ininterrumpida que incluye dispositivos basados tanto en tecnología Off-Line, Line Interactive así como On-Line o de Doble Conversión.
En lo que se refiere al SAI PW 5115 1000i, cedido para su evaluación, se trata de un dispositivo equipado con tecnología Line Interactive que incorpora las funciones más habituales de este tipo de equipos, ofreciendo protección contra cualquiera de las incidencias que se producen habitualmente en el suministro eléctrico. Entre otras, dispone de un doble regulador de tensión (Double Boost) así como de la tecnología “ABM” para la gestión avanzada de las baterías y que, según el fabricante, consigue alargar su vida útil hasta en un 50 por ciento. No obstante, en caso de ser necesaria su sustitución, ésta puede ser llevada a cabo por el propio usuario de una forma sencilla, encontrándose dicho proceso perfectamente detallado en la documentación aportada por el fabricante con la inclusión de gráficos muy explícitos.
Asimismo, la instalación del dispositivo resulta muy sencilla con la única precaución de seguir las recomendaciones de seguridad y ubicación del equipo. Tras estas ineludibles comprobaciones, bastará con conectar las cargas en los conectores dispuestos en su parte poster

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información