| Artículos | 01 ENE 2001

Reestructuración en el modelo europeo de las telecomunicaciones

Tags: Histórico
Innovar o morir, únicas tendencias posibles debido a la inevitable extinción de las inversiones en tecnología de conmutación de circuitos tradicional
Fernando Muñoz.
El mercado europeo de las telecomunicaciones está siendo objeto de un cambio radical, y serán los proveedores de servicios que aborden de frente ese cambio los que prosperarán en la Nueva economía.
Next Generation Networks: Navigation the IP Torrent, el estudio encargado por Cisco y desarrollado por Yankee Group, pone de manifiesto la necesaria e inminente reestructuración del Sector Europeo de las Telecomunicaciones ante el espectacular aumento en el tráfico Internet, cerca de un 400 por ciento anual, que están registrando algunos proveedores de servicios (SP).
La investigación se basa en un programa de entrevistas cara a cara con 30 operadoras de telecomunicaciones de Europa Occidental, Europa del Este y Europa del Sur, divididas en las categorías de compañías establecidas, compañías competitivas, operadoras de redes móviles, y compañías de televisión por cable con el objetivo de contar con una sección horizontal adecuada de proveedores de servicios en cada categoría. En la categoría de las compañías establecidas, se conectó con un total de 9 empresas grandes y pequeñas de Europa del Norte, del Este y Meridional como BT, Deutsche Telekom o Telefónica con un alto volumen de voz en redes antiguas y gran aumento del tráfico Internet y cuyos objetivos declarados se resumían en sacar el tráfico IP de la red SPTN, reemplazar los ingresos de voz perdidos, actualizar la red de acceso y lograr expandirse internacionalmente. En la categoría alternativa se incluyeron tanto compañías panaeuropeas, orientadas a voz y datos, como nacionales de servicio total, y cuyos cometidos se basan en alcanzar conectividad end-to-end para los clientes y aportar servicios de hosting, e-commerce y colocalización. Respecto a las operadoras de televisión por cable, se realizaron entrevistas a compañías pan-europeas y locales, en las que nos encontramos con un surgimiento del tráfico Internet de alta velocidad y con retos impuestos que consisten en la actualización del acceso a la red para funcionamiento multi-servicio, aumentar el ingreso medio por usuario (ARPU), paquetes de servicios flexibles, e-commerce y hosting, y conseguir llegar a los clientes que no se encuentren en la red de cable. Por último, y en la categoría de redes móviles se entrevistó tanto a compañías establecidas como a compañías competitivas caracterizadas por un crecimiento muy alto en tráfico SMS (Simple Messaging Service) y por un tráfico de voz de alto volumen y crecimiento.
Contamos, por tanto, con una muestra adecuada para extraer conclusiones sobre el futuro de las redes de proveedores de servicios europeas en donde "Innovar o morir" se perfilan como las dos únicas tendencias posibles debido a la inevitable extinción, a lo largo de los dos próximos años, de las inversiones en tecnología de conmutación de circuitos tradicional. El aspecto y tamaño de las compañías de telecomunicaciones europeas deberá ser objeto de un cambio radical para que puedan sobrevivir, según las investigaciones realizadas. Sólo dos categorías de operadoras podrán mantenerse en el largo plazo: las de ámbito mundial o regional que ofrecen una extensa variedad de servicios innovadores a una amplia base de clientes, y los proveedores especializados que utilizan las nuevas tecnologías para suministrar servicios nicho que permiten aplicar un elevado margen de beneficio. El equilibrio entre estas dos categorías dependerá en gran medida de la rapidez con que las operadoras que ofrecen múltiples servicios sean capaces de adaptarse al cambio.
El informe resalta que sólo aquellas compañías de servicios que adopten, como parte de su filosofía, un modelo comercial de conseguir ser el "primero en llegar al mercado", ofreciendo servicios basados en el protocolo IP a clientes comerciales y del mercado residencial, serán los claros ganadores. Aquellos que no innoven comprobarán como los servicios de valor añadido de hoy se convierten en servicios de tipo corriente o commodities mañana. Según Sameer Padhye, Vicepresidente de Tecnologías y Soluciones de Proveedores de Servicios de Cisco para el área EMEA, "el mercado europeo de las telecomunicaciones está siendo objeto de un cambio radical, y serán los proveedores de servicios que aborden de frente ese cambio los que prosperarán en la Nueva economía. La tecnología de conmutación de circuitos tradicional se está convirtiendo en un producto de tipo corriente en el mercado, y el único medio que ofrecerá servicios innovadores basados en Internet es el protocolo IP". En esta misma línea, Chris Lewis, director general de Investigación y Consultoría de Yankee Group Europe, comenta que "la adopción del protocolo IP como protocolo estándar tanto para las empresas de telecomunicaciones como para los usuarios finales está dando lugar a un cambio fundamental en el modelo de oferta y demanda para los servicios de telecomunicaciones. Y, por primera vez, está surgiendo un verdadero modelo de oferta y demanda. Los grandes márgenes de beneficios del Viejo Mundo están desapareciendo, y la orden del día está en ofrecer un valor por el dinero y unos servicios que cumplan con la demanda de los usuarios".
En general, existe una cierta unanimidad entre los proveedores de servicios en afirmar que las redes IP son las que ofrecen mayores oportunidades de tal forma que con el tiempo las redes estarán basadas en dicho protocolo, y por tanto las inversiones en tecnología de conmutación de circuitos tradicional dejarán de existir en el año 2002. Este punto de vista es válido incluso para las operadoras de telefonía móvil y televisión por cable, que no poseen, hoy por hoy, un elevado nivel de tráfico IP. No obstante, en cuanto al procedimiento para no convertir en redundantes las muy costosas y antiguas redes existentes y realizar la transición a las redes IP, existe cierta incertidumbre general entre los mismos.
De lo que se está completamente seguro es de que las redes IP son el único futuro a largo plazo, pero para que las empresas de telecomunicaciones se lancen a ese futuro cierto es necesario que la calidad del servicio para voz y datos en las redes basadas en Internet esté garantizada. Es por tanto necesario convencer a las operadoras de que la Calidad de Servicio (QoS) es un beneficio clave.
En definitiva, la innovación permanente es la única forma de mantenerse por delante de la curva de "comodización". Si la voz y el ancho de banda y, más recientemente, el suministro de servicios Internet (ISP) y de hosting Web se están convirtiendo rápidamente en productos de tipo corriente en el mercado, los proveedores de servicios deberán intentar introducir con rapidez servicios nuevos e innovadores, que les permitan situarse por delante de la curva y generar unos márgenes de beneficios superiores. El estudio constató que todas las compañías de telecomunicaciones que ofrecen servicios a clientes comerciales están ofreciendo o tienen la intención de ofrecer Redes Privadas Virtuales IP (IP VPNs) para resolver esta situación.
El estudio, al resaltar la rapidez con que las compañías de telecomunicaciones se están moviendo hacia redes basadas en Protocolo Internet y la forma en que pueden mejorar su posición en el mercado, identifica los retos con los que, a corto plazo, deberán enfrentarse las mismas para continuar siend
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios