| Artículos | 01 ABR 1996

Redes y comunicaciones: un mercado en pleno "boom"

Tags: Histórico

Todos los que de una forma u otra estamos relacionados con el mercado de las tecnologías de la información hemos oído hablar del hecho de que el PC no se podía concebir como un elemento aislado, sino que tenía que formar parte de un todo que se concreta en el mundo de la información, y que la forma de acceder a ello era la tecnología de las comunicaciones. Esto se ha ido cumpliendo paso a paso y, hoy en día, éste mercado es el que está experimentando crecimientos más importantes, el que tiene asegurado un futuro más prometedor y, lo que para el distribuidor es más importante, aquel en el que todavía se mantienen unos márgenes que podemos catalogar de aceptables.

Tradicionalmente, se ha identificado el mundo de las comunicaciones como la venta de un módem con unos cuantos miles de baudios, como si éste fuera el único elemento característico de este mercado emergente. No podemos olvidar que hay otra serie de conceptos, entre los que destaca Internet, que han sido los máximos responsables del "boom" de dicho mercado. A partir de aquí, vocablos que conforman los mercados de LAN (redes de área local) y WAN (redes de área extensa) como hub, routers, conmutadores, acceso remoto, frame relay, RDSI, ATM, etc., se van a convertir en palabras de uso frecuente.

Otro aspecto que ha afectado al mercado de las comunicaciones ha sido el hecho de que el distribuidor se ha "asustado" muchas veces ante la idea de vender productos complejos con tecnologías que aún no se han popularizado. Desde estas páginas, hemos señalado la necesidad de especializarse en mercados emergentes, proporcionando valor añadido, e intentar pelear por operaciones de venta en las que entre algo más que un simple PC y la impresora que le acompaña. El mundo de las comunicaciones es una posibilidad más que apetecible, sobre todo por el hecho de que los grandes fabricantes han optado por una palabra clave, simplificación. Desde hace un par de meses, estamos asistiendo en el mercado a la presentación de familias de equipos de comunicaciones sencillos, con lo que estos mismos fabricantes se han lanzado a buscar un canal de distribución capaz de venderlos con la única obligación de ofrecer un cierto valor añadido, otra palabra que bien entendida le permite al distribuidor salir de las guerras de márgenes y diferenciarse en el mercado.

Algunas cifras interesantes

Un aspecto que podemos catalogar de trascendental a la hora de juzgar como muy positivo el futuro del mercado de las comunicaciones en nuestro país es el hecho de que en España, apenas un 40 ó 45 por ciento de los ordenadores personales que conforman el parque informático están conectados en red. Si tenemos en cuenta que la media europea apunta a que este porcentaje debe elevarse por encima del setenta por ciento, el resultado es que en los próximos años la inversión en comunicaciones se va a multiplicar de forma espectacular.

Como en otros órdenes del mercado informático, España es un país en el que las cifras no resultan muy claras. Las más fiables, ofrecidas por la Asociación de Redes, Conectividad y Sistemas Abiertos (ASLAN) señalan que el mercado español de comunicaciones alcanzó en 1994 un valor de más de 40.000 millones de pesetas, con un crecimiento respecto al año anterior que se situó en un 18,83 por ciento. Los datos de 1995 no son todavía oficiales, pero las previsiones apuntan a que se mejoren los resultados del año anterior, con lo que el mercado podría acercarse a los 50.000 millones de pesetas.

¿Cómo se reparte el mercado?

Estas cifras, que a todas luces resultan muy positivas, se desglosan en tres áreas principales: hardware, software y servicios (ver tabla 1). El hardware acapara, por sí sólo, el 50 por ciento del mercado, con un valor de 20.471 millones de pesetas. En este apartado no se incluye el valor de los ordenadores personales que actúan como servidores de red, sino que el dinero se reparte entre el resto de componentes que conforman el mercado: tarjetas de red, routers, hubs, conmutadores de red troncal, servidores de acceso remoto, etc. Este mercado, ya de por si atractivo, es además el que mayores crecimientos está obteniendo ya que, por ejemplo, en el período 1993 a 1994 creació un 28 por ciento.

El segundo mercado en importancia es el de los servicios. Este apartado, valorado en 14.344 millones de pesetas, obtuvo sin embargo un crecimiento de sólo el 5 por ciento, aspecto atribuible al cambio que se está produciendo en el mercado de las comunicaciones en cuanto al hecho de que los fabricantes han incluido este apartado dentro de los procesos de compra. No olvidemos, sin embargo, que las comunicaciones se están popularizando a marchas forzadas, lo que implica la entrada de pequeñas y medianas empresas que, hasta ahora, no precisaban este tipo de tecnologías. A partir de ahora se van a convertir en un tipo de cliente que no sólo va a necesitar contar con estas instalaciones, sino que va a demandar que alguien se encargue de mantenerlas funcionando. El mercado de servicios va a resultar, por lo tanto, más que goloso para aquellas empresas que sepan ver la oportunidad de negocio y empiecen a prepararse para ello. En cuanto al desglose de este mercado, los servicios se repartieron entre el mantenimiento del hardware (53 por ciento), mantenimiento del software (18 por ciento), consultoría (17 por ciento), instalación (8 por ciento), y formación (4 por ciento). (Ver tabla 2).

Por último, en cuanto al software de comunicaciones (ver tabla 3), este mercado facturó en 1994 un total de 6.067 millones de pesetas, con un crecimiento respecto al año anterior del 23 por ciento. Dentro de este mercado, la parte más importante corresponde a los sistemas operativos de red ya que se facturaron, durante 1994, 4.088 millones de pesetas. Se trata de un nicho de mercado en el que domina el fabricante Novell, con su sistema operativo NetWare, el cual tenía durante 1994 una cuota de mercado del 79 por ciento. Las cosas han cambiado un poco a lo largo de 1995, debido sobre todo al empuje de Microsoft que, con su versión 3.51 de Windows NT Server, quiere pelear por una parte importante del mercado y utiliza para ello una estrategia muy agresiva como es la competencia en precios. Un aspecto fundamental, también a lo largo de estos dos últimos años, ha sido la importante migración hacia el sistema operativo NetWare 4.1, que ha arrebatado definitivamente a su predecesor NetWare 3.x la primacía en el mercado. Otros puntos importantes dentro del software de comunicaciones es el mercado de los sistemas operativos LAN peer to peer, que ascendió a casi 1.000 millones de pesetas y en el que Microsoft controlaba el 64 por ciento del mercado con su Windows para Trabajo en Grupo.

El mercado LAN, el más importante

Las redes de área local (LAN) son, sin duda, el elemento más importante dentro del mercado de las redes y aquel que se lleva la parte del león en cuanto a unidades y a valor total. Un aspecto a destacar, y que conviene señalar para no llamarnos a engaño, es que la progresiva popularización del mercado de las comunicaciones hace que en él se estén empezando a vivir tendencias como las que afectaron a otras áreas del mercado: las guerras de precios. El crecimiento del mercado, las buenas expectativas para el futuro, y la imparable carrera de la tecnología hacen que las ofertas de los fabricantes sean cada vez más eficientes, técnicamente hablando, y más atractivas para el cliente por el precio, cada vez más económico. Esto es, sin embargo, un proceso mucho más contenido y menos "canibalístico" que el que hemos vivido, por ejemplo, en el mercado del PC, por no hablar del de las impresoras de inyección de tinta.

Dentro del mercado de las LAN, las tarjetas juegan un papel fundamental y, dentro de su evolución, cabe señalar que la tecnología Ethernet controla, otra vez según los datos de ASLAN, un 62 por ciento en

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios