| Artículos | 15 MAY 2008

Rainbow reorienta su estrategia hacia un público joven

Tags: Histórico
Paula Bardera.
Después de diez años en los que ha cambiado su posicionamiento en el mercado en varias ocasiones, Rainbow (Tel.: 902 414 244) ha vuelto a reinventarse a si misma dirigiendo ahora su foco hacia un público adolescente amante del diseño y la innovación. Para ello, la compañía ha llevado a cabo una completa reestructuración de su marca y su línea de productos, que también ha tenido su reflejo en el canal de distribución. Todo con el fin último de “Construir una marca de la gente y para la gente”, como reza su lema.
El objetivo que la compañía se ha propuesto es llegar a ser una de las cinco marcas de periféricos más importantes de Europa. Para ello, Rainbow ha optado por no seguir las pautas marcadas por las grandes compañías y diferenciarse de alguna manera de su competencia, inventando no sólo una nueva estrategia de negocio sino un nuevo nicho de mercado al cual dirigirse. Este espacio, en el que la compañía centrará todos sus esfuerzos a partir de ahora, es el formado por jóvenes de entre 25 y 35 años, con un nivel económico medio, amantes de los dispositivos electrónicos que aúnan diseño y calidad a un precio asequible, y que les hagan sentirse cómodos. Como explica Xavier Llopis, director general de Rainbow, “vimos que en el mercado había un espacio vacío entre las primeras marcas, que aportan tecnología e innovación, y el resto de fabricantes, que aportan productos de calidad a precios razonables. No existía ninguna marca que tuviese en cuenta los gustos de este público y que conjugase diseño, ergonomía y buen precio, huyendo al mismo tiempo de la sofisticación y la dificultad, un hueco en el que creemos que Rainbow puede hacer grandes cosas”.

Estrategia multicanal
A nivel canal, las primeras respuestas ante el cambio de estrategia de Rainbow no se han hecho esperar. “El primer paso ha sido convencer a quienes van a poner nuestro producto en sus estanterías y lo hemos logrado, ya que hemos conseguido firmar con la FNAC y El Corte Inglés, dos grandes superficies que hasta ahora se nos habían resistido. Ahora sólo falta convencer al usuario final”, asegura Xavier Llopis.
Para llegar al mercado, Rainbow se ha propuesto llegar al mayor número de puntos de venta, para lo que concentrará su negocio en una serie de mayoristas principales, de los que dependerán otros tantos submayoristas, que tendrán acceso directo a los distribuidores a nivel regional. Por el momento, la compañía trabaja con Ingram Micro, Herederos de Nostromo y CompuSpain, y no se cierra a la posibilidad de incorporar algún mayorista más para ampliar su presencia geográfica y dar un mejor servicio. En cualquier caso, la compañía se ha propuesto mantener una comunicación directa con el canal, aunque luego sus necesidades concretas se deriven a los mayoristas y submayoristas, así como ofrecerles las mismas oportunidades promocionales que a las grandes superficies.
A nivel de gran superficie, además de la FNAC y El Corte Inglés, la marca Rainbow ya está presente en Media Markt, Urende e Hipercor, entre otras, mientras que a nivel OEM aún están estudiando las posibilidades de negocio a través de su gama Rainbow Basic.
Con todo, pese a que el año 2007 no fue especialmente bueno para la compañía debido a la reestructuración llevada a cabo, Xavier Llopis espera que en 2008, “a pesar de la crisis, obtengamos un crecimiento del 15 al 20 por ciento respecto al año anterior, ya que pensamos que nuestro mensaje va a calar”.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios