| Noticias | 05 MAR 2007

Pantallas tridimensionales

Tags: Histórico
¿Recuerda el holograma de la Princesa Leia de la Guerra de las Galaxias? Pues ahora ya es posible tener su propia pantalla tridimensional. IO2 Technology ha presentado públicamente su Heliodisplay, una pantalla de dos dimensiones con una resolución de hasta 1.024 x 1.024. Aún así, ofrece una imagen muy similar a las tres dimensiones y puede ser interactiva, permitiendo que con un dedo o una mano mover imágenes en el aire como si pudiera asir un objeto virtual o icono.
Paula Bardera
Para ello, utiliza un sistema de tracking óptico que detecta los movimientos de los dedos o de las manos en la imagen y mueve el cursor de forma correspondiente. La pantalla de helio es más o menos del tamaño de una torre de ordenador de las grandes tumbada y puede ocultarse en el mobiliario. Por ejemplo, puede integrarse dentro de una mesita de café. Una fina ranura en la mesa sirve para mostrar la imagen y diferentes aperturas en la parte de atrás se utilizan para integrar los cables de energía, los del vídeo y la ventilación. La pantalla puede verse en entornos de oficinas, pero no en espacios abiertos con luz de sol. Cuanto más oscura sea la estancia, mejor calidad de imagen ofrece la pantalla. Por eso, no es adecuada para su uso en exteriores, donde también el viento podría dispersar las partículas de la misma.

La imagen es proyectada en una ?nube? de partículas microscópicas que muestra lo que se vería en una pantalla de ordenador. Las imágenes aparecen de forma distinta a como lo hacen en los monitores tradicionales, aunque los colores son renderizados totalmente y el texto es legible, la definición de la imagen y la fidelidad son inferiores a como se pueden ver a través de un tubo de rayos catódicos o en monitores LCD. En la página web de IO2 se pueden ver ejemplos de cómo son las imágenes de estas pantallas.

La compañía afirma que esta tecnología aún tiene camino por recorrer y mejorar y sugiere aplicaciones para ella en entornos de recepción de oficinas y fábricas, así como en museos, ferias y para teleconferencia. Piense en ella como en una pantalla táctil flotante. Eso sí, su precio es de 18.400 dólares y si le añade la capacidad de sensibilidad al tacto, ha de sumar 1.000 dólares más.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información