| Artículos | 01 ENE 2001

Ordenadores New Age

Tags: Histórico
Lo cortés no quita lo valiente
Ramón A. Fernández.
Para el presente artículo el laboratorio de Dealer World ha tenido la ocasión de probar varias de las últimas soluciones en este nuevo campo, y que son una palpable muestra de la realidad y rápida progresión de este nuevo concepto. No son las únicas, ya que actualmente otros conocidos fabricantes y distribuidores, especialmente fuera de nuestras fronteras, cuentan con soluciones de similares características en su extenso catálogo de productos o están a la espera de una inmediata aparición en nuestro mercado. No obstante, creemos que los equipos de los que les hablamos a continuación cubren, por sí mismos, todas las variantes que ofrece el mercado.

Para gustos están los colores y, si fuera factible, cada usuario ofrecería su particular versión y concepto de cómo debiera ser su ordenador personal. No obstante, la invasión de la informática a todos lo niveles, se ha traducido en millones de usuarios de ordenadores, los cuales no tienen que tener unos profundos conocimientos técnicos sobre la herramienta de la cual hacen un uso cotidiano. Así pues, con la idea de ofrecer un producto más acorde con los limitados conocimientos de la mayoría de los usuarios e integrado en los modernos entornos empresariales, nacen los ordenadores EasyPC y otros que, sin estar acogidos completamente a este estándar, ofrecen un innovador y compacto diseño.

Acer Veriton FP2
Acer fue una de las primeras compañías en sumarse al carro de los ordenadores de diseño, tras comprobar que la semilla plantada por otros iba extendiéndose con inusitada rapidez. Inicialmente, este fabricante apostó por esta línea de desarrollo con su primigenio modelo Veriton FP, en el cual, tomando como base la parte posterior de un monitor LCD, se integraban el resto de componentes para formar un conjunto muy compacto y original.
Casi un año después, Acer vuelve a la carga con una nueva versión de su Verition, la FP2, en la cual se ha modificado y reestructurado casi por completo el diseño tanto interno como externo. Este profundo cambio obedece a una nueva y más agresiva política de mercado Todo en Uno, intentando que esta clase de ordenadores no sean meros objetos decorativos en los estantes de ferias o tiendas de distribución. En este sentido, el Veriton FP2, al incorporar todos los componentes principales de un típico PC, se adapta perfectamente en aquellos entornos donde deba imperar la ergonomía o se dispongan de espacios reducidos, o allí donde tenga lugar una interacción directa con el cliente y la imagen que deba proyectar su empresa sea un aspecto fundamental.
Para la ocasión se ha podido disponer de una unidad Veriton FP2 que, al igual que su antecesora, destaca por ser uno de los modelos más voluminosos de todos los presentados a este análisis. Básicamente, el cuerpo principal del equipo es una minitorre de color azul, pero algo más estrecha que las que estamos acostumbrados a ver, sobre la que, en uno de sus laterales, descansa la pantalla LCD TFT de 15 pulgadas que acompaña el equipo. Además de que sus diseñadores no se han molestado demasiado en lograr un mayor grado de compactación, su línea y estética exterior no es ni mucho menos tan cuidada ni elaborada como la ofrecida por el resto de los fabricantes, ofreciendo un producto convenientemente integrado pero sin detalles constructivos de cierta calidad. No obstante, todo el conjunto resulta plenamente funcional y goza de una elevada sensación de robustez, gracias a la dura carcasa de plástico y al armazón metálico interior que protege todos los componentes internos, así como por otros detalles más sutiles como el asa con la que poder mover el equipo de un sitio a otro con suma facilidad.
En cuanto a la pantalla, cabe comentar que, básicamente, se trata de un modelo con tecnología LCD de matriz activa TFT de 15 pulgadas de diagonal (equivalente a un monitor estándar CTR de 17 pulgadas), que ofrece una notable área y calidad de visualización. Igualmente, cuenta con un adecuado grado de giro horizontal para acomodarlo a las necesidades más particulares de cada entorno o escritorio.
Asimismo, dispone de una serie de botones en la parte inferior para el adecuado control de la función OSD y, además, también dispone un botón de encendido y apagado de la pantalla. No obstante, su volumen y grosor son dos aspectos que no ayudan en nada a rebajar el peso total del equipo y a mejorar la estética de la unidad.
Por lo que respecta a sus posibilidades de comunicación, el Veriton FP2, dispone de un buen número de puertos de todo tipo, gracias a la incorporación del chipset 815E de Intel. Así, tenemos los tradicionales puertos paralelo, serie y salida VGA para poder utilizar un monitor externo, tal y como puede hacerse en la mayoría de los ordenadores portátiles. Además, incorpora 4 puertos USB con dos conectores en su parte posterior y otros dos en el frontal del equipo para facilitar el acceso a los mismos. Asimismo, también integra dos conectores RJ-11 propios del módem que implementa, así como un conector RJ-45 para dar la necesaria cobertura al adaptador de red Ethernet 10/100 que también tiene integrado. Además, es posible realizar ampliaciones con tarjetas PCI, o mejor dicho, con una tarjeta PCI, pues sólo dispone de una única ranura de este tipo. No obstante, cabe destacar que no cuenta con ningún puerto PS/2, lo cual obliga a la utilización de dos puertos USB para la conexión del teclado y el ratón, restando esta posibilidad de conexión a otros periféricos.
Como ya hemos comentado, la conectividad y comunicación con el mundo exterior, está asegurada mediante la utilización de un adaptador integrado Intel Ethernet 8255 de 10/100 Mbits y un módem de 56 Kbps. Sin embargo, y al contrario que su antecesor, el Veriton FP2 carece de un sistema de comunicación por infrarrojos, lo que le permitiría establecer una vía comunicación, rápida y cómoda, con cualquiera de los muchos dispositivos que soportan el estándar IrDA, tales como portátiles, impresoras o la inmensa diversidad de dispositivos de mano.
En el apartado de almacenamiento, este equipo mantiene una línea totalmente conservadora semejante a la de los tradicionales ordenadores de sobremesa. De tal modo, que cuenta con un disco duro de 30 GB de capacidad, una unidad de DVD-ROM y una disquetera de 3,5 pulgadas totalmente integradas en el cuerpo del equipo, pero que, según las necesidades del entorno, pueden extraerse fácilmente para incorporar otras unidades de almacenamiento con mayores posibilidades.
Para terminar, y como punto fuerte de este equipo, Acer ha dotado de una moderna plataforma y un potente motor a su nueva creación, elementos con los cuales consigue un elevado rendimiento de todo el conjunto. Así pues, motivado principalmente por la incorporación del procesador más potente de entre todos los equipos evaluados, un Pentium III a 933 MHz, y por contar, además, con 128 MB de memoria RAM, cantidad que puede ampliarse hasta los 512 MB, el Veriton FP2 muestra un sobresaliente comportamiento en la explotación de la mayoría de las aplicaciones típicamente ofimáticas. No obstante, su punto débil se encuentra en la faceta gráfica, cuestión que opcionalmente puede resolverse con la incorporación de un adaptador gráfico de mayores capacidades como el Leaktek Geforce 256.
En síntesis, un equipo con unas elevadas prestaciones y lo suficientemente compacto como para
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios