| Artículos | 01 DIC 1996

Oportunidades de negocio que ofrece Internet

Tags: Histórico
Guía básica para la venta
Miguel A. Gómez, Fernando R. Cabello y Rafael Imedio.

Antes de iniciar una actividad de negocio, sea cual sea su punto de apoyo, es necesario conocer los puntos básicos sobre los que se desarrolla. Con el boom de Internet, muchas empresas se han lanzado a la caza de un mercado emergente pero sin detenerse a valorar los principios sobre los que deberían establecer su oferta.

Según diferentes estudios, lo verdaderamente rentable en el negocio de las redes está dentro de la propia empresa, en las redes corporativas, lo que comunmente se conoce como intranet. Pero, ¿sabemos realmente lo que es Intranet? ¿Tenemos claras las oportunidades que nos ofrece? ¿Conocemos las posibles implicaciones de Java en los entornos corporativos? ¿Hacia dónde hay que dirigir las miras de nuestro negocio?

Por si todavía hay gente que no tiene claro estos aspectos, procederemos a definir Intranet; mostrar su relación con Java, el estándar de Sun Microsystems que ha revolucionado el mundo de la informática para hacerle asomarse a la ventana de Internet; sopesar las diferentes opciones para elegir bien las posibles vías de negocio; y, por último, ofrecer algunos aspectos algo más prácticos sobre las soluciones de algunas empresas.

En este artículo trataremos, además, de que usted conozca qué es Internet, sus orígenes, los secretos que encierra, y qué necesita para conectarse a Internet.

Los orígenes

Internet comienza hace más de 20 años al crearse la red de investigación ARPAnet para el Departamento de Defensa Americano.

Esta red tenía como objetivo primario estudiar la forma de que cualquier mensaje pudiera ser enviado a una determinada zona del país. Se trataba de evitar o salvar los posibles problemas que pudieran ocurrir, como desconexiones momentáneas o perennes en un tramo de la red, para ello se ideó una técnica, más bien un protocolo, que dividía la información de los mensajes en trozos (paquetes). Estos "trozos" de mensaje viajaban del punto origen de la red al punto destino atravesando varios puntos intermedios (otros ordenadores de la red), en los cuales se iba verificando que la información que por allí pasaba estaba completa, y en caso de que alguno de los paquetes no llegase, el mismo protocolo hacia una llamada al origen pidiendo la información que faltase. Igualmente el protocolo tenía, y de hecho tiene, la capacidad de encaminarse o rutarse por cualquier parte de la red, evitando de esa manera que si una parte de la red (un ordenador o un tramo de ordenadores) se encontraba desconectada todo se parase. Si esto ocurriese, los paquetes buscarían una ruta alternativa con tal de llegar al punto destino.

De este modo se aseguraba que cualquier mensaje, por compleja que fuera la situación de la red, llegara a su destino, y podían transmitir datos de un lado a otro del país con total seguridad en caso de un hipotético ataque nuclear de los rusos (que era lo que en ese momento realmente les preocupaba a los militares americanos).

Pronto grupos gubernamentales, asociaciones científicas y universidades se quisieron beneficiar de este nuevo protocolo y de la infraestructura de la red que estaba construida por lo que empezaron a trabajar también dentro de esta red. También empresas privadas y menos privadas empezaron a hacer uso de la red para sus fines comerciales y como una forma de comunicación alternativa a todo lo que tenían, la red se empezó a "llenar" de información por lo cual se aumento la infraestructura, introduciendo nuevos tramos, canales más potentes, nuevos servidores, enlaces con otros países, etc. en un proceso que sigue en curso a un ritmo vertiginoso.

Una de las características más peculiares de la red Internet es que no posee una estructura definida, no existen puntos principales de la red porque todos son igual de importantes o igual de insignificantes. La existencia de uno u otro punto dentro de la red (servidores) no es más que una ruta alternativa para la información, otro lugar por donde rutarse. Internet no tiene dueño, no existe ningún organismo que regule todo internet, no existe un Mr. X, ni tampoco un presidente que tenga el dominio de quién debe y quién no debe entrar a formar parte de tan monstruosa estructura. En pocas palabras, cada tramo de Internet se gestiona por el responsable de esa parte de la red, cada uno cuida lo suyo y se preocupa de que funcione bien, no hay más misterio.

Por último, decir que Internet es la base de datos más grande a nivel mundial, desde que empezó todo se ha almacenado por lo cual se puede encontrar todo el contenido que existía el primer día, sólo tenemos que saber buscarlo y utilizar las herramientas adecuadas para ello.

¿Qué es una Intranet?

Se define como la red corporativa, lo que queda en la empresa, dejando, bajo el término Internet lo que trasciende de sus límites. ¿Realmente es así?

El término Intranet describe la aplicación de tecnologías Internet en redes corporativas. Por regla general, los negocios utilizan intranets en la actualidad para compartir información de una forma más eficaz, mediante la aplicación del paradigma del navegador, desarrollado por Internet, a la información interna de la empresa. En otras palabras, una Intranet es una reducción de Internet a un ámbito particular.

La estructura básica de una intranet es una red internet TCP/IP que conecta servidores y escritorios que pueden estar conectados o no a Internet.

Entre las ventajas que las empresas pueden encontrar en su uso está la mejor gestión de la información, y la mejora de la comunicación interna.

Desde un punto de vista comercial, las intranets, y de forma más amplia, Internet, ofrecen una salida empresarial para los distribuidores: el montaje de redes en empresas y su posterior conexión con redes de mayor ámbito. Pero, además, este sector ofrece mucho más para el distribuidor.

No se trata sólo de la venta de los dispositivos necesarios para la conexión a la red, vease modems, tarjetas de red, o cables; el negocio va mucho más allá. Junto con el montaje de redes que, aunque no deja de ser un negocio, ofrece un margen limitado propio de las máquinas, Internet ofrece muchas oportunidades. Una de ellas es el diseño de páginas Web y su posterior puesta en marcha.

Las empresas están obligadas, por prestigio o por necesidad real, a estar presentes en Internet. Para ello necesitan un desarrollo completo, además del trabajo de diseño y puesta en marcha de una página Web. Este negocio, que parece que tenderá a explotar en los próximos meses, es una salida para el difícil problema de la reducción de márgenes.

Otra vía de escape para el distribuidor es el desarrollo de aplicaciones para empresas. Aunque se trata de una opción muy habitual, la entrada de Internet en el juego informático abre nuevas posibilidades. Ya no se trata de las típicas aplicaciones de gestión monopuesto. Internet abre la puerta a la comunicación interna y externa de la empresa, y con ello, el acceso multiusuario a la información corporativa.

Para poder aprovechar esta vía de negocio, es necesario conocer más en profundidad uno de los puntales de la tecnología Internet que está tomando una posición firme como estándar en el desarrollo de aplicaciones en la Red. Esta plataforma, aceptada por numerosos fabricantes y desarrolladores, se conoce como Java. Pero antes, hay que tener en cuenta un pequeño aspecto a la hora de montar una intranet.

Requerimientos de una intranet

Antes de proceder a la puesta en marcha de una intranet, los responsables deben tener en cuenta qué contenidos van a incluirse, ya que dependiendo de si son gráficos, datos, vídeo, o ficheros de sonido, el ancho de banda necesario y las características de la red deben ser unos determinados, sobre todo, para la incorporación de nueva información.

Un error en la elección sería como abrir la caja de Pandora: toda la red podría colaps

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios