| Artículos | 01 ABR 2001

Oki prosigue con su apuesta por los segmentos más profesionales

Tags: Histórico
La compañía pretende seguir potenciando a sus partners en el segmento del color
Miguel A. Gómez.
Un eslogan, The color of business (el color de los negocios), y una nueva gama de impresoras, las C9000, son los pilares sobre los que se asienta el nuevo esfuerzo de OKI para convencer a los entornos corporativos de los beneficios de apostar por los modelos de color a la hora de adquirir una impresora. Para dar a conocer este nuevo paso, la compañía reunió en Bruselas a la prensa europea, a quienes les presentó lo que es la sucesión de su línea C7000, marcada por la tecnología de impresión Digital LED. Informa desde la capital belga, Miguel Ángel Gómez.

Tras un año que los responsables de OKI se atreven a calificar de magnífico, la compañía ha decidido dar el relevo en el mercado de su anterior anuncio, la familia C7000, que llegó al mercado el pasado mes de noviembre, con la nueva serie C9000, que, entre otros aspectos de los que hablaremos a continuación, les abre las puertas al mercado láser color en formato A3.

Unas cifras que invitan al optimismo
Según los datos que maneja la compañía, el mercado total de impresoras láser monocromo ha superado las 225.000 unidades vendidas, lo que supone un incremento de escasamente un 1 por ciento sobre el año 1999. Además, según esos mismos datos, Oki ha crecido tanto en ventas como en participación de mercado. La participación de mercado ha pasado del 8,2 por ciento en el 99 a un 8,5 por ciento en el 2000, lo que les sitúa en el tercer puesto del ranking.
Pero ese crecimiento no ha sido uniforme, sino que ha sido mayor en los segmentos de alto volumen de impresión, por lo que con ese crecimiento en participación de mercado el crecimiento en facturación ha sido cercano al 40 por ciento.
De hecho, el mejor resultado del ranking se encuentra en el segmento de entre 16 y 22 páginas por minuto, donde se han colocado segundos con un 12,6 por ciento del total, frente al 7,1 por ciento del año anterior.
En el mercado láser color, las cifras totales han superado las 7.700 unidades vendidas, lo que supone un incremento del 40 por ciento sobre el año 1999. La participación de mercado de OKI, siempre según los datos que maneja la propia compañía, ha pasado del un 3,4 por ciento en el 99 a un 4,3 en el 2000, lo que les sitúa en el sexto puesto del ranking anual, aunque durante la segunda mitad del año 2000, y gracias a la evolución de sus ventas han alcanzado una participación del 6,6 por ciento, lo que les ha permitido situarse en la quinta posición del citado ranking. Pese a todo, el objetivo de la compañía sigue puesto en un 10 por ciento del total en el año 2001. Por lo que se refiere a la facturación, se ha incrementado en un 43 por ciento.
En estas últimas cifras hay que hacer una salvedad, y es que, como ya hemos señalado, hasta el lanzamiento de la serie C9000, la compañía no tenía presencia en el segmento A3, que representa alrededor del 15 por ciento del total del mercado.

La gama C9000
El punto central de la reunión era presentar la familia C9000. Se trata de una familia compuesta por cuatro modelos dotados con la tecnología LED Single Pass Digital Color, que favorece una velocidad de impresión de 21 páginas en color y 26 páginas en blanco y negro.
Esta tecnología realiza la impresión en una sola pasada, dado que es una tecnología que cuenta con cuatro cabezales en línea. Asimismo, la familia C9000 incorpora un calibrado automático de color, que mejora la precisión en este elemento.
La gama proporciona una resolución de 1.200 x 1.200 puntos por pulgada reales y ofrece, como aspecto añadido, la posibilidad de imprimir en formato A3 y tamaños superiores. Así, la velocidad en A3 se sitúa en 11 páginas por minuto en color y 14 en monocromo.
Asimismo, se trata de máquinas que pueden conectarse a una red mediante una tarjeta interna Ethernet 10/100 Base TX, si bien éste es un elemento opcional en el modelo C9200. Eso sí, todas las máquinas incorporan conexión IEEE 1284 y USB 1.1, permitiendo el trabajo en diferentes entornos.
La memoria estándar de la gama se encuentra entre 128 y 320 MB, si bien puede ampliarse a 1.024 MB, y poseen un procesador Power PC de 400 ó 480 MHz. Además del proceso RIP y compresión de datos, estos modelos disponen de la nueva tecnología MEGA de Oki, que ofrece proceso de color de alta velocidad.


Juan Pedro Pérez, director de marketing de Oki Systems Ibérica
“Los resultados de este año se deben, en gran parte, a nuestro canal”
--------------------------------------------------------------------------------------------------
Aprovechando la presentación de la familia C9000, Dealer World quiso conversar con Juan Pedro Pérez, director de marketing de Oki Systems Ibérica, quien, además de darnos algunas pinceladas sobre cómo ha terminado el ejercicio 2001 de la compañía, algo ocurrido el pasado 31 de marzo, nos adelantó qué tiene previsto la compañía a partir del 1 de abril.
En palabras de Pérez Losada, “esperamos acabar el ejercicio 2001 con una facturación de unos 10.500 millones de pesetas, es decir, un cinco por ciento más que el pasado año que es, más o menos, lo que esperamos crecer en el ejercicio que se inicia el 1 de abril. En este año seguiremos con la tenencia que seguimos desde hace dos años, es decir, centrarnos en segmentos cada vez más profesionales. De hecho, tenemos mayor participación en el mercado en la gama alta que en la gama baja. Eso sí, nuestra intención no pasa por perder posiciones en la gama baja, donde seguimos manteniendo las cifras”.
Así, las cifras de crecimiento de la compañía en facturación son más destacadas que en cuota de mercado, “porque los crecimientos los hemos experimentado en la gama alta de impresoras”.
En estas cifras, en opinión de Juan Pedro Pérez, han tenido mucho que ver “el canal de distribución y nuestro departamento de grandes cuentas, que nos han ayudado a posicionarnos en el segmento de alto volumen”.
El canal de distribución “para nosotros se divide en tres segmentos. Un grupo especializado en consumibles, que representa en torno al 10 o el 15 por ciento de la facturación. Segundo, el canal tradicional, que también vende consumibles, puede representar un 55 ó 60 por ciento. El resto, viene generada por la promoción de ventas de nuestro departamento de grandes cuentas, incluso aunque las ventas se hayan realizado a través de canal”.
Este último segmento es, quizá, un tanto especial. En palabras de Pérez Losada, “nuestra vocación es vender a través del canal, pero hay circunstancias que te obligan a no hacerlo como, por ejemplo, en el caso de la Administración Pública. De todas formas, intentamos llevar, incluso, estas ventas a través del canal, pero, en el peor de los casos, nuestro canal fiel siempre tiene una parte de ese negocio, porque ellos se encargarán del mantenimiento, del servicio o de las piezas, por ejemplo”.
Para este año, uno de los aspectos fundamentales de la firma es la potenciación de sus partners en el segmento del color. Según nos explica nuestro interlocutor, “lo que queremos es crear una figura que se adecue a una serie de empresas que, tras mostrarnos sus ganas de trabajar con nosotros, reciban todo el apoyo que podamos ofrecerles. Queremos que sean capaces de dar soporte para nuestras máquinas, así como

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información