| Artículos | 15 ABR 2000

MP3 podrá pasar del ordenador personal a los dispositivos portátiles

Tags: Histórico
Begoña Fernández.
Aunque los MP3 son cada vez más habituales, la música electrónica todavía tiene mucho que recorrer. Toshiba e Intel se han aliado para desarrollar tecnologías de protección de contenidos y para permitir la descarga de música electrónica de los PC a los reproductores portátiles de música.
Ambas compañías pretenden hacer sus respectivas tecnologías de protección de contenidos interoperables, un movimiento que aumentará el alcance de la música electrónica. El Software Integrity System de Intel, interoperará con la implementación de la tecnología de protección de copias de Toshiba, denominada Content Protection for Recordable Media (CPRM). Esta tecnología, desarrollada y soportada, además, por Intel, IBM, y Matsushita, será incorporada en los nuevos dispositivos de Toshiba, que empiezan ahora a ser comercializados en Japón.
Según el director general de Intel Internet Security Services, Parvinder S. Kohli, “al hacer el software de Intel interoperable con CPRM daremos a los consumidores acceso a más música para escuchar en un reproductor Toshiba donde quiera que se vaya”.

MP3 en el coche
Además de escuchar MP3 en el ordenador o en los reproductores portátiles, pronto será posible disfrutar de esa música en los tradicionales casetes de los coches o walkmans. Para ello, la industria está desarrollando una tecnología y la compañía SmartDisk ha sacado un prototipo denominado FlashTrax. Éste último, a primera vista, es igual que los lectores de cinta de audio convencionales. La diferencia es una ranura en uno de sus lados por la que se puede introducir una tarjeta de memoria flash que soporta los estándares de los archivos MP3. Según un portavoz de SmartDisk, FlashTrax estará disponible el próximo otoño con dos configuraciones. Por un lado, como accesorio para los reproductores portátiles de MP3 y, por otro, como un completo paquete con software y hardware para funcionar sobre tarjetas de memoria flash, así como sobre casetes.
Aunque es pronto para hablar de precios, según un portavoz “estará muy por debajo del precio habitual” de los lectores portátiles MP3, que actualmente cuestan entre 30.000 y 45.000 pesetas.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios