| Artículos | 01 SEP 2001

Modems V.92

Tags: Histórico
La importancia de la comunicación
Angel Fernández.
Todas las épocas de la historia de la humanidad han estado marcadas por algún signo de progreso, científico o tecnológico, que en cada etapa de nuestra evolución nos ha asombrado profundamente. Sin ninguna duda, en este recién estrenado siglo XXI nos esperan aún un gran número de sorpresas que se nos irán mostrando pausadamente y guiarán nuestros pasos en el futuro. En la presente etapa, las tecnologías de la comunicación suscitan un alto grado de interés entre el público en general. Y es que todo lo puede la fascinación de sentir el mundo a nuestro alcance. Una de estas nuevas tecnologías de comunicación es el estándar V.92.

En realidad, V.92 no supone un cambio significativo en el modo de operar de los dispositivos de comunicación actuales. Sencillamente, la mejor adaptación a las actuales necesidades de las técnicas aplicadas en la transmisión de los datos permitirá un mayor aprovechamiento de las líneas telefónicas convencionales. Bien es cierto, que existen hoy en día otros estándares de comunicación, como pueden ser ADSL o RDSI, que superan ampliamente la velocidad de transmisión que V.92 puede alcanzar en el mejor de los casos. Sin embargo, la implantación de estos sistemas de comunicación requiere un importante esfuerzo económico, tanto en su contratación inicial como en su posterior mantenimiento por lo que estos medios de comunicación ven limitada su utilización a entornos empresariales que necesitan una gran velocidad en la transmisión de datos y en los que el coste económico no supone un escollo insalvable. En cambio, las líneas de telefonía pública llegan en la actualidad a todos los rincones del planeta y resultan muy económicas. Por este motivo, este sistema de conexión a Internet goza de una gran aceptación entre los usuarios domésticos que día a día incrementan su presencia en la red. Así, para este mayoritario número de usuarios que se conectan a la red de redes a través de una línea telefónica analógica, no cabe duda que este nuevo estándar supondrá un gran ahorro de tiempo y dinero. Dos razones más que suficientes para sumarse, sin reparo alguno, a esta nueva tecnología.
Para poder valorar de una forma adecuada las ventajas que la tecnología V.92 va a suponer para un gran número de usuarios de Internet, es necesario para el dealer conocer en qué consisten exactamente las innovaciones introducidas. Y si, además, dispone de una rigurosa información sobre algunos de los primeros productos en incorporar esta tecnología, recientemente comercializados en nuestro país, podrá estar seguro de ofrecer a sus clientes, no sólo un producto con garantía, sino también un servicio inigualable.

Nuevos y ampliados horizontes
La tecnología V.92 ha sido desarrollada por el grupo de microelectrónica Lucent Technologies, fabricante estadounidense de semiconductores, que ha conseguido integrar el conjunto de mejoras que este nuevo estándar proporciona en un grupo de chips que deberán integrarse en los dispositivos que pretendan incorporar esta tecnología. Hasta la aparición de las primeras tecnologías de 56 Kbps, la velocidad de transmisión máxima a través de la línea telefónica se situaba en 33.600 bps. Este límite viene impuesto por el ruido aleatorio que se filtra en la comunicación durante los sucesivos cambios de digital/analógico y analógico/digital que experimenta la señal desde el módem del servidor hasta el ordenador del usuario. Pero la llegada de la tecnología V.90, significó la unificación de los dos estándares que existían anteriormente y la comunicación a 56 Kbps se convirtió en una realidad palpable. Estas tecnologías, pioneras en la transmisión de datos a 56.000 bps y que eran incompatibles entre sí, eran las denominadas K56Flex, desarrollada por Rockwell y Lucent y X2, desarrollada por 3Com/US Robotics. Sin embargo, esta velocidad se conseguía únicamente en sentido descendente, es decir, en las comunicaciones desde el servidor al usuario, y se hacía posible gracias al sistema de modulación PCM (Pulse Code Modulation), mediante el cual el módem servidor envía los datos hacia la central de conmutación próxima al usuario en forma de señal digital de 8 bits, evitando conversiones innecesarias y permitiendo superar la barrera de los 33.600 bps, aunque conservando esta limitación para el envío de datos por parte del usuario.
La superación de esta última limitación, es una de las mejoras que el estándar V.92 viene a solucionar, al permitir el envío de datos desde el ordenador del usuario mediante el citado sistema PCM, consiguiendo aumentar la velocidad de transferencia hasta los 48.000 bps, superando en un 40 por ciento la tasa de envío que se conseguía mediante el estándar V.90.
Aunque lo más usual en la mayoría de las conexiones a Internet es la recepción de datos y ésta seguirá limitada a los citados 56.000 bps, esta técnica será muy conveniente para aquellos usuarios que mantengan páginas Web particulares en Internet o que envíen asiduamente una gran cantidad de correo electrónico.
Otra de las importantes mejoras introducidas por este nuevo estándar, es la llamada “negociación automática”, protocolo que permite reducir aproximadamente en un cincuenta por ciento el tiempo invertido en el establecimiento de la conexión con el servidor.
Como se ha explicado anteriormente, en toda comunicación entre modems, estos deben determinar, en primer lugar, las distintas técnicas de comunicación, compresión y control de errores a emplear durante la misma, para posteriormente decidir, según el estado de la línea, la velocidad de transmisión máxima que es posible utilizar garantizando una seguridad mínima en la integridad de los datos. En la actualidad, este proceso de verificación del estado de la línea suele tener una duración de entre 20 y 30 segundos. Con V.92, y mediante la utilización de la citada técnica, el tiempo invertido en este proceso puede ser reducido en la mayoría de las conexiones en una cuantía superior al cincuenta por ciento. Esto es posible debido a que la mayoría de los usuarios de Internet suelen conectarse a la red desde la misma ubicación y marcando el mismo número de teléfono del módem servidor. Cualquier dispositivo V.92 conservará la información sobre los datos de la conexión y las características de la línea en la última comunicación establecida. En el caso de que los parámetros de esta última comunicación coincidan exactamente con los de la comunicación que se pretende establecer, el módem adoptará automáticamente la velocidad de transmisión memorizada y, de este modo, logrará abreviar en gran medida la secuencia de inicio en la mayor parte de las conexiones.
Por último, la tecnología V.92 consigue una mayor tasa de transferencia de datos mediante un nuevo estándar de compresión, denominado V.44, el cuál ha sido desarrollado por Hughes Network Systems. Este nuevo estándar viene a sustituir al antiguo V.42bis, utilizado por V.90, y que había sido desarrollado hace diez años, por lo que resultaba poco apropiado de cara a las actuales necesidades. En cambio, el estándar V.44 ha sido diseñado específicamente para la
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios