| Artículos | 01 ENE 1998

MegaNotebooks

Tags: Histórico
Comparamos cinco ordenadores portátiles: Hewlett-Packard Omnibook 800CT, IBM ThinkPad 770, Olivetti Echos 150DM, Toshiba Tecra 750CDT y Zenith 6100
Gabriel Contreras.

Los nuevos MegaNotebooks incorporan una pantalla TFT de 14 pulgadas, discos de 4 GB, lector de CD-ROM, sonido y procesadores de 233 MHz. Son las configuraciones que más llamarán la atención durante la primera mitad de 1998.

En este artículo hemos querido comparar los modelos más potentes, con mayores prestaciones de cada unos de los fabricantes. Dos de ellos han cumplido con las exigencias que marcamos en un principio, mientras que otros todavía no comercializan los modelos de gama alta, o no estaban disponibles

Los equipos de IBM y Toshiba nos han dejado “boquiabiertos”, el equipo de Hewlett-Packard podría englobarse en el segmento de los ultraligeros (subnotebooks), aunque presenta muy buenas prestaciones.

Los equipos de Zenith y Olivetti han sido los menos afortunados, por no incorporar nada nuevo ni ofrecer unas prestaciones sobresalientes.

Los MegaNotebooks: El portátil como único PC

Siempre que escribimos un artículo sobre ordenadores portátiles afirmamos que tarde o temprano se acabarán vendiendo más que los ordenadores de sobremesa, pero nunca pasa. Sería lo lógico, ya que podríamos llevar el PC del trabajo a casa, en los viajes de negocio, a cursos y presentaciones, o durante las vacaciones. Los ordenadores portátiles tienen muchísimas ventajas y un único inconveniente: el precio.

No puede decirse que exista una diferencia significativa de prestaciones entre un ordenador de sobremesa y un portátil. Siempre existe un desfase entre los ordenadores de sobremesa y los portátiles, ya que primero se anuncian los procesadores convencionales y a continuación los de bajo consumo. No obstante, a igualdad de procesador y configuración, las prestaciones son muy similares.

El concepto de MegaNotebook se aplica a aquellos portátiles que sacrifican la ligereza a cambio de una pantalla de 13 ó 14 pulgadas, un disco de 4 ó 5 GB, una batería de mayor duración, un sistema de sonido envolvente, módem, lector de CD-ROM, entrada y salida de TV, y teclado estándar con espacio para apoyar las muñecas. Todos estos componentes implican un peso y unas dimensiones excesivas para cargar con ellas durante todo el día.

Los MegaNotebooks están pensados para utilizarse como único ordenador. Ofrecen nitidez, brillo y resolución superior a la de un monitor de 17 pulgadas, las prestaciones son comparables a las de un equipo de sobremesa de gama alta pero, además, también podemos utilizar replicadores de puertos, o estaciones de sobremesa, que permiten añadir tarjetas ISA y PCI, conectar teclado y ratón estándar, e incluso otro monitor.

Los equipos que hemos probado lo tienen todo, a cambio de un precio inaccesible para un usuario medio. El equipo de Toshiba cuesta 1.014.000 pesetas más IVA, es decir, el doble que un equipo de sobremesa de similares prestaciones. La funcionalidad también es el doble y si se dispone del presupuesto, es muy recomendable.

El portátil fantástico

Con los equipos que hemos comparado en este artículo se puede hacer cualquier cosa que nos propongamos. Pueden utilizar un sistema de reconocimiento de voz, podemos instalar una cámara y mantener una videoconferencia a través de Internet, podemos recibir faxes, hablar por teléfono o navegar por Internet. Pero, independientemente del modelo, podemos hacer una lista con las características especiales que debería tener nuestro “portátil fantástico”:

- Procesador Pentium MMX 233MHz de bajo consumo.

- Disco de 4 GB o superior.

- 32 MB de RAM, ampliables a 128 MB.

- Pantalla XGA TFT de 13,3 pulgadas, o superior, con una resolución de 1.024 x 768 pixels.

- Lector de CD-ROM de 24 velocidad.

- Dos huecos internos para tarjetas PCMCIA.

- Conectores USB, infrarrojos, serie, paralelo, micrófono, monitor, teclado, ratón y TV.

- Módem interno de 33.600 bps.

- Sistema de sonido envolvente.

- Peso inferior a 4 kilos.

- Autonomía de 10 horas.

Este sería el ordenador portátil perfecto, pero suele ser imposible reunir tantas prestaciones en un mismo modelo. De hecho, el peso, la autonomía y el tamaño de la pantalla suelen ser bastante incompatibles.

A la hora de comprar un portátil los usuarios anteponen las prestaciones al peso, y el tamaño de pantalla a la autonomía. La siguiente lista muestra el orden de preferencias:

- Prestaciones del equipo (velocidad de procesador y características de componentes).

- Tamaño de la pantalla.

- Precio.

- Peso.

- Imagen del fabricante.

- Calidad, aspecto.

- Duración de la batería.

- Funcionalidad multimedia.

Este orden de preferencias es el que hemos utilizado en nuestra comparativa para puntuar los cinco ordenadores que hemos probado. Por prestaciones, el ThinkPad ha sido el mejor valorado. El tamaño de pantalla hace una diferenciación muy clara entre el equipo de IBM y Toshiba, con el resto de los equipos de la comparativa.

Los factores de precio, peso, imagen de fabricante y aspecto, favorecen al Omnibook de Hewlett-Packard; sin embargo, el ThinkPad 770 es claramente superior al resto en la funcionalidad multimedia.

Evolución de los procesadores para portátiles

Los nuevos procesadores Tillamook, que se comercializan como Intel Pentium MMX a 200 MHz y 233 MHz para portátiles, ofrecen un consumo reducido de energía y menor disipación de calor. Dos factores clave para un ordenador portátil que está obligado a ofrecer mayor autonomía y dimensiones reducidas.

Intel presentó hace tiempo el IMM (Intel Mobile Module), también llamado MMO, que es una placa compuesta por el procesador y los componentes críticos. Es similar a la placa que se utiliza para el Pentium II, es decir, con el procesador y los 512 KB de memoria caché, pero además integra el chipset 430TX, un sensor que controla la temperatura de la CPU y un regulador de voltaje que la reduce.

La reducción de voltaje es un factor crítico si se necesita un equipo que pueda ofrecer mucha autonomía. En el caso de los procesadores Pentium MMX de 200 y 233 MHz, de bajo consumo, el voltaje externo se ha reducido a 2,5 voltios (de los 3,3 voltios que requerían en un principio). Ahora, los nuevos Pentium utilizan un voltaje de 1,8 voltios.

Los equipos de IBM y Toshiba utilizan la tecnología IMM, lo cual facilita la compatibilidad y asegura el mínimo consumo, con las máximas prestaciones.

Actualmente Intel sólo está comercializando los módulos IMM para ordenadores portátiles, pero a partir del segundo trimestre, Intel comenzará la comercialización de la versión Pentium II para portátiles, también llamada Deschutes. Este procesador también vendrá integrado en un módulo IMM, pero por el momento, las noticias que tenemos es que las dimensiones son muy grandes, al igual que el disipador. Esto significa que en un principio sólo se montará en MegaNotebooks de grandes dimensiones.

La evolución de los precios de los procesadores para portátiles seguirá la misma tónica que en el caso de los procesadores para equipos de sobremesa, es decir, se revisarán periódicamente. La primera revisión es en febrero, se espera una rebaja de un 35 por ciento, en los modelos a 200 y 233 MHz, y de un 25 por ciento, en el modelo a 266 MHz.

En febrero ya aparecerán los precios de los nuevos Pentium II para portátiles, lo cual no significa que Intel pueda entregarlos. Lo más increíble es que el precio de salida del Pentium II a 233 MHz será un 15 por ciento inferior al precio de noviembre del Pentium MMX a 233 MHz.

Durante 1998 se van a introducir nuevas tecnologías que supondrán un cambio importante en el mercado de la informática móvil. Se prevé que aparezcan los primeros procesadores de 300 MHz de bajo consumo.

Intel está trabajando en el nuevo procesador Katmai, cuya frecuen

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios