| Artículos | 15 ENE 2003

Maxdata Pro 6000T y Pro 5000X

Tags: Histórico
Opciones más que competitivas para el segmento portátil
Ramón A. Fernández.
Con un cuidado y esbelto diseño, los portátiles manufacturados por Maxdata pretenden competir de igual a igual frente a los productos de otras reconocidas firmas dentro del cada vez más amplio y diversificado sector de los ordenadores portátiles.
Como buena muestra de la competitiva oferta de ordenadores portátiles con la que cuenta actualmente este fabricante, la redacción de Dealer World ha tenido la ocasión de evaluar dos de sus modelos pertenecientes a las series Pro 6000 y Pro 5000.
En este sentido, mientras la familia Pro 6000 presenta el clásico formato de los ordenadores portátiles de alta integración “todo en uno”, la gama Pro 5000 ha apostado claramente por un diseño más estilizado y ligero potenciando, al mismo tiempo, la faceta gráfica y su capacidad de ampliación. Además, ambas series ofrecen las variantes X y T, que se corresponden a los tamaños de la pantalla LCD 15 y 14,1 pulgadas, respectivamente.
Independientemente del formato y modelo concreto elegido, los equipos de Maxdata han sido equipados especialmente para resistir el duro trato que suele recibir todo ordenador portátil. Asimismo, todo el conjunto presenta un perfecto acabado que, unido a un estricto proceso de control de calidad, configuran un equipo lo suficientemente resistente como para una intensa utilización y frecuente transporte.
Entrando en el análisis de cada uno de los modelos, la serie Pro 6000T se caracteriza en su conjunto por presentar un austero pero funcional acabado externo y por contar con unas prestaciones más que suficientes para un usuario de tipo medio, aunque sus más de 3 Kg. de peso hacen que la faceta de la portabilidad no resulte demasiado satisfactoria. Asimismo, el procesador Pentium 4 Mobile a 1,8 GHz junto con los 256 MB de memoria RAM de tipo DDR SDRAM PC2100, ampliables hasta un máximo de 1.024 MB, le otorgan la potencia necesaria para trabajar con gran soltura bajo todo tipo de aplicaciones de explotación. Igualmente, la utilización del chipset P4N233 (VT8703+VT8233) de Quanta Computers como elemento integrador y regulador del resto de componentes principales del hardware, permite sacar un notable rendimiento al sistema.
Por otra parte, su pantalla LCD TFT de 14,1 pulgadas ofrece una gran nitidez en su resolución nativa XGA, así como un nivel de brillo y luminancia bien equilibrado en toda su superficie. El motor gráfico S3 ProSavage DDR, que se encuentra integrado en el chipset, soporta la especificación AGP 4x y utiliza de 8 a 32 MB de memoria de vídeo compartida con la memoria principal del sistema, la cual es asignada dinámicamente en función de las necesidades de las aplicaciones que se estén ejecutando en el equipo. Aún con todo, su rendimiento resulta más que suficiente para el normal desempeño de las aplicaciones ofimáticas y multimedia de tipo medio, soportando, además, el uso simultáneo de la pantalla LCD y un monitor CRT, así como la conexión a un televisor a través de una salida de tipo S-Vídeo. De manera similar, el procesador de sonido incluido ofrece la habitual compatibilidad con el estándar SoundBlaster Pro y soporta la especificación AC’97.
El apartado de almacenamiento se resuelve con la incorporación de un disco duro de 30 GB, una disquetera de 3,5 pulgadas y una unidad de DVD-ROM de 8x, dispositivos que cubren adecuadamente las necesidades habituales que a este respecto precisen los usuarios. No obstante, todos los elementos son fijos no permitiendo su intercambiabilidad por otros elementos opcionales, aspecto que restringe un tanto la capacidad de modernización del equipo.
En cuestión de conectividad, esta gama de portátiles dispone de todo lo necesario para cubrir de forma notable esta importante faceta, aunque sin hacer ningún tipo de guiño a las capacidades de conexión inalámbricas. Es decir, cuenta con dos ranuras PCMCIA (1 Tipo III o 2 tipo II), un puerto paralelo, dos conectores USB v1.1, un puerto de infrarrojos, una conexión Firewire, entrada y salida de audio y un conector para la replicación de puertos, así como un conector óptico de audio digital S/PDIF y salidas vídeo del tipo VGA y S-Vídeo. Además, en la parte inferior de la unidad se cuenta con un pequeño habitáculo para el alojamiento de tarjetas adaptadoras en formato MiniPCI con las que aumentar las funcionalidades de nuestro equipo, ya sea mediante la incorporación de tarjetas con capacidades de comunicación inalámbrica WLAN (802.11b - WiFi) o edición de secuencias de vídeo digital, por poner dos ejemplos representativos.
Por otro lado, la faceta de las comunicaciones queda sobradamente cubierta con la integración de un módem 56 Kbps y un adaptador de red Ethernet a 10/100 Mbps.
Con respecto al apartado multimedia, éste se encuentra bien representado gracias a la gran variedad de conectores disponibles para la comunicación con otros dispositivos externos y a la presencia de un par de altavoces de mediana calidad. Si bien no se incluyen funciones especiales para la reproducción de CD musicales sin tener que encender el equipo.
Para finalizar con el análisis del modelo Pro 6000, destaca la inclusión de una batería de iónes de litio que ofrece un grado de autonomía típico en esta clase de dispositivos. Asimismo, el cumplimiento de la especificación ACPI 2.0 permite una adecuada regulación del consumo del equipo y del exhaustivo control de los distintos estados de funcionamiento del ordenador.
Por otro lado, el Maxdata Pro 5000X, como no podía ser de otro modo y según marcan actualmente las pautas de mercado, consta de un motor principal compuesto por un procesador Pentium 4 Mobile a 1,8 GHz, perfectamente auxiliado por 256 MB de memoria del tipo DDR SDRAM PC2100, ampliables hasta un máximo de 1.024 MB y gestionado eficientemente por el chipset 1671 de Ali, componentes de primer orden que son toda una garantía en cuanto a rendimiento se refiere.
Además, y rizando el rizo, otro de los aspectos más notorio de este equipo es su acertado diseño en el que se combinan a dosis iguales peso y versatilidad, resultando más sorprendente aún al comprobar que prácticamente todos los componentes se encuentran integrados en tan reducido espacio. Así, y a pesar de contar con una pantalla LCD de 15 pulgadas, unidad DVD/CD-RW y amplias capacidades de ampliación, el equipo analizado no supera los 3 Kg. de peso.
Igualmente, la faceta gráfica está resuelta de manera notable gracias a la utilización de una pantalla LCD TFT de 15 pulgadas que presenta una resolución nativa de 1.024 x 768 puntos por pulgada a 16,7 millones de colores, la cual proporciona un gran nivel de contraste y brillo. Por su parte, el potente adaptador gráfico GeForce 2 Go de nVidia ofrece aceleración 3D, soporte AGP 4x y dispone de un máximo de 32 MB de memoria de vídeo.
Como sistema de almacenamiento, este portátil dispone de un disco duro de 30 GB, capacidad que suele ser habitual en los equipos de esta gama, y que se ajusta perfectamente a las exigencias de gran parte de los usuarios. Acompañando al disco duro, encontramos en el lateral derecho una ranura multibahía concebida para el alojamiento de una amplia diversidad de dispositivos como pueda ser un lector CD o DVD-ROM, un adaptador para un disco duro adicional o incluso, una segunda batería, entre otras opciones. No obstante, el equipamiento de serie del modelo analizado incluye una sencilla unidad DVD-ROM, echándose en falta la vetusta pero práctica disquetera de 3,5 bajo

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información