| Artículos | 15 OCT 2000

Malos tiempos para Intel

Tags: Histórico
El fabricante renuncia a su proyecto Timna y padece retrasos con Pentium 4
Arantxa Herranz.
No hay dos sin tres y, sino, que se lo pregunten a Intel. En menos de dos semanas, las "malas" noticias sobre el gigante de los chips empezaron a agolparse y, cierto tiempo después, no parece fácil adivinar cuál es la que más daño ha podido causar, no solo a las arcas del fabricante, sino, sobre todo, a su prestigio e imagen pública. Primero fue el reconocimiento público de que los resultados económicos del trimestre en curso no iban a alcanzar las previsiones marcadas, ni por la propia compañía ni por los analistas financieros, lo que conllevó el desplome del valor de sus acciones. Posteriormente, y aunque la compañía ha querido quitar hierro al asunto, un fabricante de PC anunció que Intel se había visto obligada a retrasar la disponibilidad de Pentium 4. Por último, el fabricante proclamaba a los cuatro vientos que su prototipo para los PC de bajo coste, Timna, no pasaría de ser, precisamente, un prototipo.

Hay quien asegura que las malas noticias nunca vienen solas y, en el caso de Intel, este extremo parece confirmarse a lo largo de las últimas semanas. Aunque es cierto que no todo han sido malas nuevas para el gigante de los chips, no es menos acertado decir que estas últimas eclipsan las primeras. Así, y pese a que el mercado cuenta ya con nuevos y más rápidos procesadores para portátiles, que ya gozan del respaldo de los principales fabricantes, lo cierto es que estas últimas semanas han debido dejar un mal sabor de boca a los responsables de Intel. El "fracaso" de Timna, los presuntos problemas de Pentium 4 y unos resultados por debajo de lo esperado centran la atención del gigante de los chips. Vayamos, pues, por partes.

Intel renuncia a su proyecto Timna
Intel ha cancelado, de manera oficial, todos los planes que tenía para Timna, el procesador con gráficos integrados y controladores de memoria dirigido a los PC de bajo coste y cuya disponibilidad estaba prevista para el primer trimestre de 2001. Esta renuncia se produce horas después de que Intel se viera forzada a retrasar la disponibilidad de Pentium 4, como explicaremos más adelante.
Las razones que han motivado esta paralización definitiva de Timna son varias, pero, según el portavoz de la compañía, Seth Walker, la principal se debe a los cambios que se están produciendo en el mercado.
Así, cuando Intel inició el desarrollo de Timna, hace ya varios años, los fabricantes buscaban una CPU integrada y económica para los ordenadores cuyo precio rondara los 600 dólares. Sin embargo, a día de hoy, los distintos procesadores, chipset y placas madre cuestan bastante menos, lo que les hace ser más atractivos que un producto integrado, según este portavoz. A esto habría que añadir el hecho de que los fabricantes han venido mostrando su preferencia por la flexibilidad en el diseño de las partes individuales que componen un PC. Aquellas que tienen un precio reducido, como los procesadores Celeron o los chipset 810 (ambos productos de Intel) proporcionan, según Walker, más opciones a estos OEM.
Timna también ha padecido diversos retrasos desde que Intel anunciara a principios de 1999, y de manera oficial, que estaba trabajando en este proyecto. En un primer momento, se estableció la segunda mitad del presente año como fecha para la disponibilidad de este procesador, pero el pasado mes de junio, Intel lo pospuso hasta principios de 2001. Además, las continúas revisiones del Memory Translator Hub (MTH) que Timna necesita también han contribuido al retraso del chip, según este portavoz.

Intel retrasa el lanzamiento del Pentium 4
Pero, como decíamos, la renuncia a seguir adelante con el prototipo Timna se producía escasas horas después de que saltara a la palestra la información facilitada por un fabricantes de PC y que aseguraba que Intel no iba a poder anunciar Pentium 4 cuando le hubiera gustado.
Así, todo apuntaba a que, a finales del mes de octubre, el mercado dispondría ya del último procesador de Intel, pese a que ninguna fuente oficial había confirmado la fecha de la disponibilidad de este producto. Sin embargo, ahora todo parece indicar que el Pentium 4, así como los PC dotados con este chip, no estarán disponibles hasta noviembre, según ha desvelado una fuente de un fabricante de PC.
Los detalles sobre el problema son escasos, pero todo apunta a que están relacionados con el chipset 850 y no con el procesador en sí mismo, según esta misma fuente. Ésta ha asegurado que Intel se encargó de notificar al fabricante este problema días antes de que este OEM facilitara esta información a la prensa especializada.
Sin embargo, este fabricante asegura no haber observado ningún problema durante sus propias pruebas realizadas. Es más, ha declarado que se encuentra muy satisfecho con los resultados de rendimiento del nuevo procesador.
Por su parte, ningún portavoz oficial de Intel ha querido hacer ningún tipo de declaración, ni sobre el presunto fallo ni sobre la posible fecha de disponibilidad, recalcando el hecho de que Intel tan solo se ha comprometido a introducir Pentium 4 en el mercado en el cuarto trimestre del año.
Intel no está teniendo demasiada suerte con Pentium 4, debido a los continuos fallos y retrasos que se están produciendo a lo largo del último año. Estos problemas se iniciaron, irónicamente, con el chipset anterior al 850, el 820. Intel se vio obligada a retrasar el producto en septiembre del pasado año. Pero las repercusiones de este retraso en el lanzamiento del Pentium 4 van más allá. Si el procesador no está listo hasta finales de noviembre, serán pocos los fabricantes que puedan actualizar sus PC, para que incorporen este chip, de cara a las Navidades. Por último, cabe recordar que Pentium 4 está construido bajo NetBurst, la primera microarquitectura de Intel desde Pentium Pro en 1995. Esta arquitectura incluye una tecnología que permite que la unidad aritmeticológica funcione al doble de velocidad que el núcleo del procesador. También se ha incorporado un sistema de bus a 400 MHz que permite una velocidad de transferencia de 3,2 Gbps a la memoria RDRAM.

Intel resta importancia
Pese a esta declaración efectuada por un fabricante de PC cercano a Intel, la compañía se ha apresurado a restar importancia a esta información. Así, el gigante de los chips mantiene que el Pentium de cuarta generación se venderá en el cuarto trimestre del año, tal y como anunció en su día la compañía, negando, pues, las informaciones que apuntan a un retraso en la disponibilidad del último desarrollo de Intel. "Nunca lo hemos retrasado; de hecho, nunca hemos anunciado una fecha definitiva para su disponibilidad", ha asegurado Chuck Malloy, uno de los portavoces de la compañía. "Hemos hablado de fechas con clientes y OEM, pero no hay fecha oficial hasta que invitemos a la prensa y a los analistas a un evento específico", remarcó.

Intel arrastra a la baja al resto de empresas de TI
Pero, como decíamos, éste no va a ser recordado como un buen mes para los responsables del fabricante. La cascada de malas noticias comenzaba con el aviso de que los resultados que se van a cosechar en este trimestre van a ser inferiores a lo que los expertos de la industria habían previsto. La razón, según Intel, hay que buscarla en que Europa no ha demandado tantos productos suyos como se esperaba. Así, Sean Maloney, vicepresidente y dire

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información