| Noticias | 18 ABR 2000

Los republicanos se ponen a favor de Microsoft

Tags: Histórico
Los republicanos han decidido ponerse del lado de Microsoft. O, cuando menos, han puesto en duda las intenciones de la justicia norteamericana en el caso que se sigue contra la compañía de Bill Gates.
Arantxa Herranz
Tiempos de precampaña política. No es la primera vez que las fuerzas políticas “emplean” algún tema de actualidad para intentar “arañar” votos. En una vorágine parecida parece haberse sumergido el partido republicano con el famoso juicio contra Microsoft.
El asistente del abogado general de los Estados Unidos, Joel Klein apareció junto con el presidente de la comisión de comercio justo, Robert Pitofsky, en una conferencia sobre las acciones antimonopolio. El presidente de la comisión, el republicano Henry Hyde, inició el discurso declarando que no había programado el evento “como respuesta a ningún reciente evento”. No obstante, los colegas republicadnos de Hyde emplearon la celebración de este foro para criticar al letrado Klein.
Desde que el juez Thomas Penfield Jackson encontrara culpable a Microsoft de violar las leyes antimonopolio a principios de este mes, el caso ha desencadenado un remolino de actividades políticas. Varios legisladores federales han cuestionado públicamente la sagacidad del caso. El representante republicano, J. C. Watts, que ocupa la cuarta posición en las listas de su partido, envió una carta al abogado general, Janet Rano, sugiriendo que el departamento de Justicia de los Estados Unidos se estaba centrando más en este juicio que en otros asuntos de mayor relevancia, como campañas de financiación o leyes sobre armas. “¿Ve el departamento de justicia a Microsoft como un blanco perfecto para atacar?”, preguntó el republicano George Gekas a Klein en la conferencia de la semana pasada. “Quiero asegurarle que, personalmente, cada caso es una cuestión de hechos y de leyes”, replicó Klein. “No personalizamos los casos en ninguna compañía”. Sin embargo, el asistente del abogado general admitió que una queja de Netscape fue un “factor de peso” en la investigación del departamento de justicia.
La campaña de televisión emprendida por Microsoft no parece haber sentado demasiado bien al demócrata John Conyers. Este mismo personaje acusó a los republicanos de “emplear el caso para intimidar” al departamento de Justicia.
Después de su aparición en la mencionada conferencia, Klein dejó a un lado cuestiones específicas sobre la proposición de posibles remedios que el gobierno haya podido remitir al juez. “Estamos trabajando en el proceso”, afirmó Klein. “Otros pueden especular, pueden dar vueltas, tratar de dirigirnos, pero lo único cierto es que nosotros vamos a hacer nuestro trabajo”.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios