| Noticias | 27 FEB 2009

Los premios Príncipe de Asturias, cada vez más tecnológicos

Tags: Histórico
Si alguien dudaba de que la tecnología está más que implantada en nuestra vida, seguramente dejará de dudar si atiende a las candidaturas de los premios Príncipe de Asturias de los últimos años, donde la Sociedad de la Información ha estado más que presente. La última ha sido la de Steve Jobs, presidente de Apple. Todavía es pronto para saber si finalmente irá a Oviedo en octubre a recoger el galardón, lo que sí sabemos es que Bill Gates, Google, o la nanotecnología ya se alzaron con el prestigioso premio.
Bárbara Madariaga

A pesar de que Steve Jobs se encuentra retirado temporalmente por enfermedad, esta semana se anunció que ha sido propuesto para alzarse con el Premio Príncipe de Asturias 2009 de Investigación Científica y Técnica. Así, la Asociación de Empresarios de Artes Gráficas de Asturias (AGA), apoyada por otras asociaciones, considera que la trayectoria de Steve Jobs, con la co-fundación de Apple y lo que ha supuesto éste para el mundo de la tecnología, con el diseño de la interfaz gráfica, los Mac, los iPod o el iPhone, se hace merecedor del galardón, “ya que representa el espíritu del emprendedor por antonomasia”.

Todavía es pronto para conocer si finalmente recogerá el Premio Príncipe de Asturias 2009. Lo que sí sabemos es que otras personas o empresas relacionadas con el mundo de la tecnología ya han pasado por el Teatro Campoamor de Oviedo para recoger el galardón. Uno de los más polémicos fue Google, quien el año pasado recibió el premio a la Comunicación y Humanidades. Y es que las opiniones acerca de si merecía o no el Príncipe de Asturias no dejaron de sucederse.

Su presidente, Eric Schmidt, se saltó “la norma” de Google de no recoger premios. En este caso, el máximo dirigente del buscador entendía que “el galardón supone un gran apoyo a Google, cuyo esfuerzo se dirige a ayudar a todo el mundo a acceder a la información, al margen del idioma que hable. Pero sabemos que aún queda mucha gente que no tiene la suerte de acceder a ella. Este galardón será un acicate para hacerlo posible y darles la oportunidad que ya disfrutamos nosotros”.

El  investigador Sumio Iijima  se alzó con Príncipe de Asturias de 2008, por el descubrimiento de los nanotubos de carbono, que, en opinión del científico,  “serán cruciales en la lucha contra el cambio climático puesto que supondrán un increíble ahorro energético al permitir diseñar equipos que consumirán hasta 20 veces menos". El jurado de los premios Príncipe de Asturias reconoció que, “aunque aún es pronto para saber cómo se desarrollarán estas técnicas, la nanotecnología jugará un papel fundamental en el desarrollo de baterías más duraderas tanto para ordenadores portátiles como para teléfonos móviles, con menores emisiones de CO2”.

Y, aunque el premio en sí no tenga que ver con la tecnología, otra personalidad importante del sector consiguió en 2006 un Premio Príncipe de Asturias. Fue Bill Gates. Concretamente la fundación que lleva su nombre, y el de su mujer Melinda, que, en opinión del jurado, “representan un gran ejemplo de generosidad y filantropía ante los males que siguen asolando el mundo”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información