| Noticias | 14 JUL 2009

Los costes de gestión del correo electrónico se disparan

Tags: Histórico
Ante el cada creciente incremento del uso del correo electrónico, la firma Kroll Ontrack apunta que en los próximos tres años se dispararán los costes de recuperación de los mismos. La compañía apunta una serie de recomendaciones para evitarlo.
Encarna González

Proteger y gestionar los archivos de correo electrónico es cada vez un aspecto a tener más en cuenta por las empresas. Esto puede llevar a que los costes que ello conlleva sean cada vez mayores. De hecho, la firma Kroll Ontrack apunta que el número medio de mensajes de correo electrónico por persona se incrementará de los actuales 156 mensajes al día por usuario a 233 en el año 2012, con lo que el coste de recuperación se elevará notablemente a lo largo de los próximos tres años.

A esto se le suma el hecho de que, cada vez más, atendiendo a la actual coyuntura económica, los departamentos de TI cuentan con unos presupuestos más reducidos, con lo que, especialmente las medianas empresas, tendrán que hacer frente a los costes ocultos ligados a la recuperación de mensajes de correo electrónico. A esto se le suman los costes que implica el no poder recuperar cierta información, la bajada de la productividad de los empleados, o las multas a las que debe hacer frente una corporación si no cumple con lo establecido con las leyes a las que está sujeta la protección de la información en cada país.

De acuerdo con la firma Kroll Ontrack, el administrador de sistemas dedica alrededor de un 25 por ciento de su tiempo a recuperar y gestionar los sistemas de correo electrónico, algo que, en opinión de los responsables de esta firma podría agilizarse con el uso de soluciones de gestión de archivos.

Para ayudar a las empresas a minimizar estos costes, la compañía cuenta con un plan específico basado en tres pilares fundamentales: la reducción del tamaño y coste de los archivos, mantener los archivos en buenas condiciones, y disponer de un programa fiable de autoborrado definitivo de los archivos que se eliminen.

Tal y como apunta Nicholas Green, director de Kroll Ontrack España, “la cuestión no es si se produce una pérdida de información del correo electrónico, sino más bien cuándo. El no reconocer que la pérdida de información es un hecho inevitable, puede acabar costándole mucho dinero a la empresa”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios