| Noticias | 17 JUL 2000

Los analistas discrepan sobre el futuro económico de IBM

Tags: Histórico
Los analistas no se ponen de acuerdo en si IBM obtendrá beneficios en los dos próximos trimestres fiscales, a tenor de la situación financiera por la que atraviesan tanto las compañías de la competencia como el propio gigante azul.
Arantxa Herranz
Las últimas noticias relacionadas con los fabricantes del entorno mainframe no han sido especialmente positivas. Electronic Data Systems, Computer Sciences, Unysis, BMC Software y Computer Assocaites han avisado a sus inversores que los resultados económicos relativos a este trimestre no van a alcanzar las previsiones. Por eso, algunos se preguntan qué va a pasar con IBM, quien, pese a su liderazgo en la industria, ha visto reducido en un 5 por ciento sus ingresos en este trimestre.
Los analistas de Wall Street entienden que el gigante azul y su futuro van a ir por caminos muy diferentes, según se tenga en cuenta la opinión de unos y otros. Don Young, de la consultora PaineWebber, ha llamado a la precaución dentro de la propia IBM, especialmente en el área de los servicios. Según afirma este mismo analista, el crecimiento para la división Global Services será de un 5 por ciento en el segundo trimestre, aunque “no sería de extrañar que la compañía no tuviera unos resultados fuertes, llegando incluso al crecimiento cero”.
Los servicios han sido el motor que ha impulsado el crecimiento de IBM, situando las ganancias en un 15 por ciento en el segundo trimestre del pasado año, mientras que para el actual se estima este dato entre un 8 y un 14 por ciento. “El hardware está cargado de dificultades a la hora de hacer comparaciones con el año anterior, sobre todo cuando en el segundo trimestre de 1999 este segmento creció un 22 por ciento”, asegura Young. De hecho, los resultados por debajo de lo previsto en el primer trimestre del presente ejercicio se han achacado a la división del hardware.
Sin embargo, otros analistas ven la situación actual y futura de IBM desde una óptica diferente. Así, Toni Sacconaghi, de la firma Sanford Bernstein, admite que es difícil comparar los resultados de este año con los del anterior, debido a las distorsiones en la demanda, relacionadas con el efecto 2000. Pese a ello, se muestra optimista con el futuro de IBM, asegurando que obtendrá un crecimiento de dos dígitos.
Por último, Stephe Weber, de DG Cowen Securities, estima que se va a producir una recuperación del negocio OEM de IBM. Y mientras espera un menor beneficio en el segundo trimestre, los servicios relacionados con el comercio electrónico y las ventas de software facilitarán un crecimiento fuerte después de este segundo trimestre, según la visión de este experto.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios